NAMIDA: Técnicas Nikkei, sabores argentinos

0
138

El rubro de la gastronomía en 2020, tuvo un pasar bastante complejo. La pandemia mundial hizo que, también en Argentina, los restaurantes permanecieran cerrados. La mayoría adaptó su negocio y migró a la entrega a domicilio para poder subsistir.

Este es el caso de Namida, que supo funcionar en el hotel Palo Santo y que hoy renace en casa propia: un agradable local ubicado en la mejor zona de Palermo Hollywood (El Salvador 5783). RANDOM tuvo oportunidad de probar su nueva propuesta y te contamos la experiencia.

Namida en japonés significa lágrima, y es la forman en que se llama al wasabi en diferentes regiones del Japón, aludiendo a la sensación física que genera al comerlo. También es un término protagonista de distintos mitos y leyendas japonesas que hablan de superación y crecimiento a partir de situaciones difíciles. De esta historia toma su nombre este restaurante, de la certeza de que esa lágrima existe en nuestro gen argentino.

El restaurante reabrió sus puertas en 2021 y sigue con la tradicional cocina japonesa, a la que suma sabores y texturas latinoamericanas con un gran guiño a los productos nacionales. Los responsables de llevar estos sabores al público; por un lado, Facundo Kreiman, un sushiman con más de 14 años de experiencia elaborando este producto, haciendo hincapié en la variedad de pescados de diferentes regiones de nuestro país. Por el otro, Matías Kreiman, un chef con conocimientos en cocina internacional y experiencia en distintos países que trae la estructura y técnica necesaria para la elaboración exitosa. Juntos generan una propuesta de cocina japonesa con tinte global, que remarca los sabores de la región desde todos sus platos.

Ahora nos metemos de lleno en el producto, en el que se puede notar el ensamble de los sabores de la cultura japonesa y de nuestra cultura autóctona, logrando una muy buena armonía de sabores. Entre ello podemos encontrar: langostinos furai con alioli de choclos, arrolladitos argentinos de osobuco con salsa agridulce, niguiris de salmón fresco quemado con aceite de trufa y huevo frito de codorniz o niguiris de pesca nacional del día flameada con alioli de chimi crocante son algunos de los ejemplos que podemos encontrar en su renovado menú.

Probamos unas kabocha que son unas croquetas de cabutia especiado con un alioli natural, son una muy buena elección para un snack. Las gyozas de bondiola braseada son la gloria como entrada, así como una aubergine, que es una berenjena asada con una vinagreta de sésamo y salsa de miso, más una garrapiñada de maní. Además, nos tentamos con unos niguiris de salmón (Uzura) con top de huevo de codorniz y niguiris de la pesca del día, ambos productos se notaba que eran frescos, recién preparados con sabores que pueden llegar a transportar a las misma ciudad de Tokio.

La carta es aún más extensa; una recomendación, guarden espacio para el postre. Entonces, si están por la ciudad de Buenos Aires, Namida es un buen lugar para probar un producto de calidad que respeta la tradición japonesa y la reversiona con sabores típicos de argentina.

Están abiertos los martes, miércoles, jueves y domingo de 12 a 00 hs.; viernes y sábado de 12 a 01 hs.

Artículo anterior
Artículo siguienteTwitch, poniendo en jaque a Youtube
Desde hace años se especializa en el mundo gourmet –realizando viajes, entrevistas y reseñas- y en el entretenimiento, encontrando en el séptimo arte una de sus grandes pasiones. A punto de recibirse en la Licenciatura en Comunicación en la UADE, produce una serie de documentales sociales y colabora en Revista Random con entrevistas a diversas personalidades.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here