Manu Ramos: el poder de la pasión

0
538

El actor estrena la serie “Mi amigo Hormiga” por Flow mientras continúa rodando una gran historia que será uno de los grandes lanzamientos. Y tras un año con varias postergaciones, dice ser “afortunado de poder volver al trabajo, ya que no hay nada más lindo que poder retomar la pasión de uno”.

La fuerza de voluntad siempre posibilita que exista esa chance de más que puede torcer cualquier historia. Por supuesto que la vida es un compendio de situaciones pero sin esa cualidad hay objetivos que jamás podrían cumplirse. Manuel Ramos posee de sobra y apela a ella en situaciones complejas. Si bien encontró su pasión de muy chico, tuvo que hacerse independiente a los ponchazos y a las apuradas, atravesó conflictos familiares dolorosos, se hizo lugar en el medio y desanda la profesión esquivando las etiquetas de la apariencia.

El público teen lo ama desde su personaje de Tobías Acera en la serie Go! Pero ya había sumado fans tras pasar por Amar, Después de Amar, Solamente Vos o Esperanza Mía. Hizo radio, teatro y también cine (ahora sigue rodando). Este jueves 21 estrena “Mi Amigo Hormiga” por Flow, la primera serie en rodarse en Pandemia con los protocolos establecidos para la industria audiovisual en Argentina. Un recorrido sobre problemáticas adolescentes que no sólo afectan a los jóvenes sino a la sociedad y entorno en el que les toca vivir. Una serie que invita a reflexionar y a encontrar un punto en común, el amor propio y la manera de afrontar situaciones adversas.

Manu posee ese código de barrio, de infancia en las esquinas que no se olvida ni por las giras ni los likes. Se asentó rápidamente en la gran urbe y con constancia ya pasó la etapa de revelación. Ahora está listo para las grandes ligas y no pasará desapercibido.

¿Cómo viviste los primeros meses de la Pandemia? ¿Volver a trabajar fue como un salvavidas?

Los primeros meses fueron muy duros. Más allá de cómo continúe esta situación que nos toca vivir, está claro que nada será como marzo de 2020, donde el miedo ante algo desconocido era enorme. Soy un afortunado de poder volver al trabajo, ya que no hay nada más lindo que poder retomar la pasión de uno. Ahí está el encuentro entre el hincha, la persona y el artista, la pasión con la que hago todo.


“…lo mejor que me regaló este oficio son las personas con las que me tocó estar. Sin dudarlo, lo que más rescato de cada proyecto es haber conocido gente excepcional hoy convertidos en amigos o amigas”. 

Se viene el estreno de “Mi amigo…” ¿Cómo se las ingeniaron para poder rodar en Pandemia?

Rodar en una pandemia fue un proceso increíble. Más allá del resultado y que morimos por ver la serie, sabiendo que estará muy bueno el producto final, no dejará de ser una experiencia única que quedará en nuestra vida como un proyecto grabado en circunstancias complicadas. Al mismo tiempo, saber que fuimos de los primeros en realizar un producto audiovisual, respetando los protocolos establecidos y demás, en semejante contexto, lo hace aún más impactante. Lo importante es que siempre fuimos conscientes de lo que estábamos afrontando y respetamos lo que había que hacer para continuar filmando.

Sabemos que el proyecto nació como un musical, ¿Cómo llegaste a sumarte?

La instancia de casting surgió en noviembre de 2019. Una gran experiencia, donde pude conocer a Male Ratner y a Agus Cabo, que hasta ese entonces no las había cruzado en proyectos anteriores. De José (El Purre) soy muy amigo, ya nos conocíamos de GO! (serie Netflix) y lo quiero mucho, además de ser un gran compañero. “Mi Amigo Hormiga” surgió como una obra de teatro que gracias a la pandemia tuvo que virar y cambiar su forma. La historia en la serie sufrió una adaptación y se convirtió en la precuela de lo que narra la obra de teatro. De alguna manera, la gente que vio la obra o la verá en algún futuro podrá conocer de dónde viene cada personaje previo al momento de subirse al escenario.

¿Cómo es tu personaje y en qué hay concordancias con vos?

Mi personaje se llama Renzo, que es un chico roquero: es muy amante del género y le gusta tocar la batería ¿Concordancia? No sé si hay mucho parecido. De todas formas, todo personaje que toca interpretar, independientemente de su personalidad e historia, es producto de cosas propias de uno. En la construcción de un personaje, siempre hay mucho de uno pero “reversionado”. Lo bueno de esta serie es que trata problemas reales. Nos encantaría que los y las adolescentes se identifiquen con lo que vean, porque son historias que realmente suceden y necesitan ser contadas. Es un privilegio poder relatar historias tangibles que suceden a diario en el mundo en que vivimos y darle voz a eso.

La serie habla de la importancia de las decisiones, ¿Cuáles fueron las tuyas que modificaron sustancialmente tu vida?

Qué pregunta. Creo que la mejor decisión, a la que pude haberme aferrado, es la de elegir ser actor. No hay nada mejor que trabajar de lo que te gusta. Es vivir motivado a diario. Es un privilegio poder elegir qué ser y qué hacer.


“Es un privilegio poder relatar historias tangibles que suceden a diario en el mundo en que vivimos y darle voz a eso”.

¿Qué te motivó a estudiar Periodismo y en qué rama te ves? Imaginando por tu forma de ser jamás serías de esos panelistas que viven de criticar a los demás, ¿verdad?

Estudié periodismo, hice el CBC para otra carrera también, pero lo mío siempre fue el fútbol. Quizás de haber seguido en periodismo, lo deportivo hubiese sido mi especialidad. Pero sin dudas, y pese a que no me supieron ver y reconocer el talento (risas), me hubiera encantado ser jugador y vivir la adrenalina de un partido profesional.

Sos hincha de la academia y a los racinguistas de los define por pasionales, pero ¿Cuáles son las características de tu personalidad?

Los hinchas de la academia somos, sin dudas, pasionales, fieles, leales y estamos ahí más allá de cualquier resultado. El foco no pasa por ganar o perder, sino por estar, alentar y disfrutar. Una de las cosas que más extraño de este contexto es poder ir a la cancha.

Como a tantos te indagaron la etiqueta de galancito, esa costumbre de reducir a un estereotipo, ¿Por qué eso poco debe tener con tu esencia de barrio rafaelino no?

La verdad es que estereotipar o decir: “un actor sólo puede hacer tal cosa” es una tontería, porque los mejores lo han demostrado. Artistas que tenían esa etiqueta y hoy son actores consagrados libres de rótulos, son prueba de eso. Como bien decís, soy de Rafaela (Santa Fe), fanático de Racing e hincha de La Crema, así que la verdad no reparo en lo que se diga o piense en cuanto a lo actoral. Por suerte tengo la posibilidad de haber arrancado a estudiar desde muy chico y siempre tengo ganas de seguir creciendo, aprendiendo y esto es lo que me llena el alma. De mi infancia recuerdo un montón de cosas: ir a la escuela, salir, ir a fútbol. A los 9 años me vine a vivir a Capital Federal y mi vida dio un vuelco rotundo. El ritmo, la rutina, todo. Fui dejando el pueblo por la ciudad, sin quererlo o no siendo consciente de eso.

¿Cuáles son los mejores momentos que viviste en el medio?

Momentos recuerdo muchísimos. He tenido la suerte y posibilidad de viajar por trabajo, hacer giras, compartir elencos magníficos. Afortunado en muchos aspectos y contento de haber podido coleccionar grandes recuerdos. De todas formas, lo mejor que me regaló este oficio son las personas con las que me tocó estar. Sin dudarlo, lo que más rescato de cada proyecto en el que me tocó participar, es haber conocido gente excepcional hoy convertidos en amigos o amigas. Amigos de la vida, no hay nada mejor.

¿Cuáles son los proyectos que tenés en mente? ¿Volver a hacer cine y teatro, verdad?

Actualmente, estoy rodando algo muy lindo y muy importante. Muy pronto podrán enterarse y será algo muy groso. Estoy muy feliz. No puedo decir mucho pero falta poco tiempo para poder anunciarlo. Al mismo tiempo, esperanzado de que la versión teatral de “Mi Amigo Hormiga” pueda salir al escenario y concretar lo que el 2020 postergó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here