Portada #81 Belén Chavanne: “hay sueños pero los transformo en metas”

0
494

En vano definirla en pocas líneas, la joven actriz es una suerte de “it girl” (mujeres que marcan tendencia con un estilo personal) como también multifacética, una palabra que redundo por el honor de entrevistar, últimamente, a personas que se destacan en distintas disciplinas.

Belén pasa los días en el exterior, en México o en Estados Unidos, donde combina sus proyectos cinematográficos con producciones de moda, como la que ilustra estas páginas (realizada en Nueva York) y sus sets como DJ en diversos eventos. Se muestra “muy feliz” por el próximo rodaje de “Valle de Lobos” y “Ciudadano Ilustre”, dos grandes apuestas en la pantalla grande, como así también por una muestra de arte que la tendrá como “curadora”, una más de las facetas de Chavanne por la que vale la pena el cliché de resumirla en una palabra.
Si bien no es la primera vez que la entrevisto, la actriz se explaya con honestidad, y casi al final reparo que no le pregunté por la historia de las presentes fotos. “Las hice en un viaje para un personaje pequeño en una película extranjera filmada en Nueva York y me quedé unos días en la ciudad y salimos a recorrerla con Marcos, gran fotógrafo y amigo. Fuimos al barrio ortodoxo, con un top y short de látex que despertó curiosidad en algunos transeúntes”, explica. Le digo que me enteré de otras producciones en el exterior y cuenta que en California realizó las fotos para Fauxtale, el proyecto de una artista que la enamoró. “A raíz de conocerla y alucinar con sus obras decidí traerla a Argentina, de la mano de los genios de Catena y su vino Ánimal. En marzo haremos una fiesta de la vendimia y mostraremos su arte. Este es mi proyecto más actual en el que me convertí un poco en curadora o manager de artistas, ¿Qué loco no? La conocí por internet. La llamé y le dije ´mirá, me enloquecen tus obras, no sé nada del mundo del arte, no soy curadora, pero creo que podemos hacerlo´. Confió en mí y acá estamos. Las vueltas locas de la vida. En las que reafirmo más, que rotularse es un error”, agrega con razón.

En twitter posteaste algo sobre la luna de fin de ciclo, hablás de dejar ir para “renovarte con cosas nuevas”. Como tu año fue muy exitoso, ¿qué aspectos prescindiste?
En ese sentido conservo mucho mi niña interna y aún creo en la magia. Lo del ritual viene por ese lado, por creer en el poder de las cosas que no vemos. Y siempre tuve mucha relación con los ciclos lunares y curiosidad por la astrología. El dejar ir es un acto de reflexión muy interesante. Dejé ir dudas, inseguridades, miedos, y todo eso que te viene de la mano del ego y no te deja crecer.

¿Con qué deseás complementarte este año?
Este año ya lo siento intensísimo y lleno de cosas nuevas. Viviendo en una ciudad nueva pero con lazos laborales que no pienso cortar con Buenos Aires. Y geográficamente más cerca de otras ciudades que me impulsa a avanzar hacia nuevos horizontes. El cine, la música, descubrir artes nuevas. Y el amor, por supuesto, me llena el alma.

Después no voy a dejar por alto lo sentimental, pero se vienen protagónicos en cine muy importantes, ¿qué te significó la convocatoria para Valle de Lobos, una co-producción con Brasil?
Es un proyecto muy emocionante, aunque es típico mío que no caigo hasta no estar ahí. Tengo muchas expectativas en cuanto a mi trabajo en el set, para poder aplicar todas las cosas nuevas que aprendí en los últimos años.

Además se confirmó tu presencia en “Ciudadano ilustre” junto a Oscar Martínez…
Ay, ay, ay. Estas cosas que caen del cielo. Hice el casting hace dos años. Cuando hacés una audición a los dos días te olvidás, sino sufrís un poco si no te llaman, etc. Me escribieron hace poco y yo no lo podía creer. El casting fue inolvidable, la preparación, estaba muy nerviosa porque era una escena fuerte y todavía no había hecho muchos castings de cine. Otro guión que me interesó muchísimo desde el principio y un papel muy divertido para crear.

Todo te agarró en medio de viajes, desde Los Ángeles a México y el caribe, ¿qué balance hacés de todas esas experiencias?
No existe viaje con balance negativo. No en mi vida. Viajé mucho siempre, con pocas comodidades, sin tarjeta, sin plata, etc, tuve esos “viajes pesadilla” que pensás que se termina el mundo y después los mirás de lejos y son alucinantes. Cada viaje es como una película, las hay románticas, dramáticas o de suspenso. Una de las razones de mi mudanza a México era para sacarme un poco el “karma de vivir al sur”, viajar un poco más, conocer este país lleno de cultura y cosas nuevas.

Recuerdo haber leído que después de un “call back” cerraste en Los Ángeles con un DJ set, ¿cómo sucedió eso de terminar en una ciudad tan importante para la industria haciéndote cargo de las bandejas?
Los Ángeles fue mi casa varios meses y es una ciudad que me fascina. La fiesta fue en una galería de arte en Silverlake, reuniendo a mucha gente de todos lados (fue justo al terminar el AFI), fue un descontrol, todos bailaron desenfrenadamente, temprano, por supuesto, al horario gringo. Y recibí varias propuestas para poner música, hasta en Sudáfrica.

¿En qué lugares pasaste momentos inolvidables como DJ?
Hay un amplio espectro en ese área (risas). Justamente porque es algo que me apasiona y jamás le voy a poner el peso de lo laboral. Hace poco, en mi casa, hicimos la fiesta más divertida del año y no éramos más de diez. Poner música en Pachá como despedida de Buenos Aires es algo que nunca voy a olvidar. Los quiero mucho porque me dieron un lugar muy importante sin prejuzgar de dónde vengo. Siempre me trataron súper.

¿Se hubiera dado igual esta relación tuya con la música si en esa fiesta con amigos no te ponías a pasar música de youtube? ¿Recordás que pusiste en tu primera incursión como maestra de ceremonias?
No sé de dónde recopilaste estos datos, pero bien. Es una gran historia. Fue en el 2008, más o menos, creo que hubiera pasado igual porque ya tenía el programa de mezcla en casa y practicaba de más chica con las bandejas Pioneer de mi primo. Me acuerdo que pasé desde Red Hot Chilli Peppers hasta Deadmau5, en una terraza en Palermo. La gente bailaba cualquier cosa ese día, fue genial.

El año pasado regresaste a la TV con Señores Papis, ¿esa vuelta hizo que te picara el bichito de una serie?
Hay algo del ritmo de la tele que me encanta, pero con lo divertida que estoy últimamente viajando, aprendiendo y conociendo gente; tendría que ser un proyecto (resopla) muy mega increíble. O tendría que extrañar demasiado Buenos Aires.

Al parecer no extrañás, pero desde tu paso por Casi Ángeles que tenés seguidores de todo el mundo, ¿cómo has convivido con todo eso?
No me acostumbro. Todavía no entiendo mucho que lo que hago en mi trabajo, en un estudio, sea algo que se vea así, tan lejos, y llegue a tanta gente. Es muy surreal. Al estar en contacto con los “admiradores” se siente un cariño muy lindo, cálido y genuino. Aunque no soy amiga del “fanatismo” en ningún área.

Después de ese programa dejaste rápidamente ese personaje para convertirte en una mujer. ¿Qué definición se acerca más a la que deseás expresar como artista?
Nunca pude definirme. Y trabajo mucho por mantenerme sin rótulos. Me cuesta mucho decir que soy actriz, Dj, artista, o lo que sea. Hay una frase de Óscar Wilde que dice que “si sabés lo que querés ser, inevitablemente te convertís en eso, y es un castigo, una limitación”. En cambio si te despertás todos los días sin saber qué sos, o qué sabés, ahí tenés una recompensa. Y una vida dinámica, artística.

Así y todo más de uno te rotula como rebelde o provocadora, aunque el gesto siempre sea pequeño, muchas de tus intervenciones generan repercusión, desde un beso lésbico a un desnudo…Se me hace que a veces te gusta jugar con el qué dirán, ¿me equivoco?
El qué dirán es otra de las cosas que dejé atrás en el ritual de la luna llena, es difícil ser consciente que siempre los aburridos dicen muchas cosas de los demás. A mi mamá, por ejemplo, le molestó bastante el desnudo, me dijo “no seas como las demás”. Justamente ahí quise demostrar algo y es que el cuerpo es lo más normal del mundo. Si puedo enseñarle a alguien que no está mal, o que no es una provocación, lo considero un logro.

De entrecasa sabemos que sos inquieta y tus amigas destacan tu lealtad, ¿cuáles son las principales características de tu personalidad?
Creo que a veces hablo de más y le doy confianza a gente de más. Este año decidí acotar mucho mi círculo de confianza, eso me lo permite vivir afuera, y cuidar mucho a los que quiero en serio. La curiosidad y la inquietud, la colgadez extrema, vivir desorientada. Ser un poco torpe, enamoradiza, infantil… No sé…

Paremos porque sino te empezás a dar con un caño. Mejor hablemos de lo sentimental, tengo la corazonada de qué estás enamorada, creo que me merezco alguna primicia…
Estoy soltera. Enamorada constantemente. De muchas cosas (risas) Sorry. Esta vez no hay primicia.

Para hacerla más fácil, ¿qué fue lo que te conquistó?
En este último año forjé mucho esos ideales. Tuve muchos cambios. Terminé una relación muy larga, divina, de mucho amor, con mi mejor amigo, a quien todavía adoro. Pero fue un crecimiento enorme. Cumplir 25 años me volvió un “poquitiiiiiito” más madura emocionalmente. El que me enamora es alguien con quien poder compartir proyectos, soñar futuros, y bueno, todas queremos un príncipe azul. Hoy estoy enamorada de mi trabajo y mi entusiasmo por las cosas que se vienen. Es muy difícil poder establecer una relación cuando no sé bien ni en qué ciudad vivo.

No vamos a terminar la nota hablando de otro, propongo que me cuentes de tus sueños máximos, algo poco original y habitual a esta altura de mis entrevistas…
Hay sueños. Pero los transformo en metas. Estando en México sueño con muchos directores y actores e historias por contar. Alfonso Cuarón, (Alejandro González) Iñárritu, por vivir en México. Sigo: Wes Anderson, Lars Von Trier. Ah, hay tantos directores que me enloquecen. Tengo ganas de hacer comedia, terror, acción, uf, ser la mala, la violada, la asesina. Hay muchas historias por contar. Lo que más más más me vuela la cabeza es la psicología y como de repente una persona puede padecer cierta psicosis, locura, quiebres de personalidad.

Nunca el camino más cómodo…
Jamás.

Créditos:
Actriz: BELÉN CHAVANNE de CATARAIN Actores – catarain.com.ar
Photo: Marcos Fecchino
Agradecimientos: Mauricio Catarain

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here