Yamila Saud: De Córdoba For Export.

0
639

“Yo no paro, no paro”, es la frase que Yamila dice desde que empezamos la entrevista hasta que concluimos (casi una hora). Su temple es de luchadora, tenaz e imparable para lograr sus sueños. Polka le abrió las puertas de la televisión, participó en “Condicionados” y “Solamente vos”. Hoy planea su carrera en Europa pero primero será Hollywood, la esperan en Los Ángeles para filmar mientras termina otros proyectos en Buenos Aires. Está en su mejor momento, a punto de estrenar dos películas: “ El encanto” y “Sólo el amor” y se luce en la obra de teatro “Up”. Para Yamila es tiempo de recoger frutos pero el camino no fue fácil, estuvo lleno de momentos determinantes, personales, familiares y laborales. Con 27 años se siente más segura que nunca de lo que no se debe perder: “los valores, la humildad y la libertad”. Tras la alfombra roja de Cannes por su destacado rol protagónico en la película “Hipersomnia”, tiene todo para hacer despegar una carrera internacional exitosa. Confiesa que siempre están en sus pensamientos su familia, sus amigos, su barrio Alto Alberdi y su segundo hogar Unquillo. En esta entrevista devela que querer es poder frente a toda barrera, lo primero es la actitud.

– ¿Cómo descubriste la actuación? ¿Fue en tu niñez?

Sí, desde chica sabía que quería ser actriz, desde los cinco años lo sé, era muy histriónica. Tengo fotos en la que salgo expresándome, entregándome a la actuación. Como siempre estaba en Unquillo cuando se daban los famosos corsos, empecé a participar en ellos y en los concursos. Ahí me nombraron Miss Simpatía. Tengo en Instagram el videíto y ya se notaba que me gustaba el escenario, saludaba (risas). Y después empecé a estudiar modelaje en la academia de Chicha Osorio y quedé en un grupo donde anualmente se hacían los desfiles con Giordano y Teté Coustarot y hacíamos distintas campañas. En tanto, estudiaba danzas árabes, salsa y siempre todo lo vinculado a lo artístico.

– ¿Cómo llegaste al teatro?

A los 7 años participaba del coro del colegio y nos dejaban ir de algunas clases al coro a ensayar. La verdad es que quería estar lejos de las matemáticas. Sentía que mi energía estaba ahí con la música, me sentía contenta, quería participar, escuchar y hacer. En cambio en clase me costaba estar sentada, era una obligación, no era abanderada pero me iba bien. Después en la secundaria iba al colegio en Villa Allende y me iba o a mi casa o a lo de mi abuela que era donde más me gustaba estar, ella me consentía mucho.

Fotos Santiago Turienzo

– ¿Comentabas con tus compañeras de escuela que querías ser actriz?

Sí, y muchos ahora me escriben y me dicen que es genial que esté logrando todo lo que decía cuando era chica. Y la verdad no lo puedo creer, imagínate que cuando empecé la secundaria mi mamá me dijo “ahora vas a tener que estudiar”, porque en la primaria es todo divino pero en la secundaria vas a tener más materias. Entraba a la mañana y salía las 7 de la tarde, entonces en esa época es como que me olvidé de todos aquellos sueños y se me fueron yendo. De hecho, cuando salgo del secundario con mi mamá evaluamos una carrera y elegí traductorado de inglés. Así que trabajaba y estudiaba y vivía sola, hasta que encontré una hermana por parte de mi papá, bueno ella en realidad me encontró por facebook y me agregó. Gracias a eso yo puede venir acá (por Buenos Aires). Mi hermana se casó, fue mamá. Me escribió y me dijo: “hola soy tu hermana”. Y yo me quedé sorprendida.

Fotos Santiago Turienzo

– ¿No sabías de ella? ¿Fue un momento bisagra?

Sí, no me enteré en su momento porque mis padres estaban separados y yo era muy chica. En el mismo momento que encontré a Victoria, mi hermana, pierdo a mi abuela que era muy importante para mí, ese mismo día, tal como en las películas. Mi hermana fue fundamental para mí, me dijo que sabía lo que me gustaba el arte y me abrió las puertas de su casa para que pudiera comenzar lo que quería realmente. La fui a visitar y volví a Córdoba para despedirme, me fui definitivamente a Buenos Aires. Viví casi un año con ella.

– ¿Fue complicado al principio?

Esta carrera es complicada, tenés que amarla realmente y ser perseverante. Además, llegar a una gran ciudad, siendo que yo vivía en un barrio donde tenía mis amigos, me saludada con el del kiosco, el almacén y acá es un poco frio al principio. No conocía a nadie, vivía sola en un mono ambiente y caminaba por las paredes, no quedaba en ningún casting, me sentía mal y pensaba “que hago y digo me vuelvo”. Entonces me pregunte internamente como seguir, fue todo muy místico porque en ese mismo día e instante en que lo pregunté, me crucé a un chico de Córdoba y me dijo: “Yami, soy Corcho el amigo de Carly Jiménez , te veo, seguí”. Y esas fueron las palabras justas en el momento justo, entonces me quedé y seguí. Creo que fue como un mensaje de Dios y también puede ser mi abuela, siento que me acompaña siempre. Estoy muy agradecida con todo lo que fue sucediendo en mi vida. Quiero aprovechar para agradecerle a mi amigo Carly que quiero muchísimo y también tuvo que ver en este cambio tan lindo de seguir mis sueños.

Fotos Santiago Turienzo

– ¿La barrera principal la encontraste en ser del interior o no ser conocida?

Y las dos cosas, la tonada tenés que trabajarla, pero fue un condicionante no ser conocido. Concertaba reuniones, enviaba materiales pero después no me contestaban o me decían que ya verían, eran un no sutil. Es un círculo muy cerrado al que cuesta entrar, cuesta conseguir un manager que apueste y confié en vos. Ahora tengo manager después de haber hecho dos películas, recibí cuatro propuestas de manager analicé y pensé y me quedé con Javier Furgang. Pero como te digo, yo soy de generar y no me quedo quieta, ahora estamos por hacer una película con Miriam Lanzoni y también una obra con Miriam y Magui Bravi. Me gusta participar en el proceso creativo. Mi sueño es trabajar tanto en mi país como en Estados Unidos, en Europa, estoy tramitando mi ciudadanía italiana para que sea más fácil. Y hace unos meses me aprobaron mi visa de actriz para un proyecto en Estados Unidos, así que no paro. ¡Estoy feliz!

– ¿Pensás enfocar tu carrera en el cine o en algún momento se viene tele?

Me gusta mucho el cine, empecé con el cine y estoy preparando una cuarta y una quinta película, así que entré en una rueda donde estoy haciendo camino. Televisión me encantaría, es diferente en lo actoral. Lo bueno es que te da más popularidad, te conoce más la gente, este año hubo una posibilidad pero no se dio. Y ahora estoy en otra alternativa actoral que es el teatro, felices con el estreno de la comedia musical. Se llama Up, la dirige Alejandra Rubio, es para toda la familia, cuando la leí quería estar, porque estoy cuando me interesan las cosas y siento que tiene un mensaje y que tengo una responsabilidad con la sociedad en transmitirlo. La obra trata de que hay una pastilla para la felicidad y habla de los adolescentes.

Fotos Santiago Turienzo

– ¿Qué pelis se vienen?

Fotos Santiago Turienzo

“El encanto”, la película se va a estrenar este año, es una peli con Ezequiel Tronconi y Monica Antonópulos, codirigida y co escrita por Juan Sasiain y Ezequiel Tronconi. Tengo un papel secundario que se interrelaciona entre la pareja que interpretan ellos, que pasan por una crisis porque el personaje de Mónica quiere ser madre pero él no, entre otras cuestiones. Y luego “Sólo el amor” de Andrés Caballero. En esa protagonizo con Franco (Massini), es una película donde se mezcla la música y el amor. Ellos son de dos mundos opuestos, Franco que es músico y yo una estudiante de abogacía súper rígida que no le va lo improvisado. Presenté esa idea ―que originalmente fue de Andrés Caballero y Lucho Cervi― a la productora Benteveo de la que formo parte y les gustó, y también participó en el guion Diego Corsini de la productora Cineworld, así que nos unimos y empezamos a trabajar. Hicimos la preproducción y me encantó involucrarme en el guión poder desarrollar este personaje de Ema que es un ejemplo a seguir porque se hace cargo de su familia. El padre es Gerardo Romano y es un tipo muy estructurado que tras la muerte de su esposa se hace alcohólico. Ella se hace cargo de eso, estudia abogacía por un mandato familiar y ahí es cuando se choca con el personaje de Franco. Habla también de la importancia de los valores al cumplir tus sueños, el amor, la amistad. También canto con Franco y se mezcla la película con la música, va tener una cosa como videoclip dentro de la película, como una herramienta para narrar la historia. Me gusta estar en cosas que nunca se hayan hecho, son ideas ocurrentes. Algunas canciones de la peli van a rotar por canales de música, por ejemplo, la canción principal “Sólo el amor”, la hizo Noel Shajaris con la colaboración de Claudia Abraham.

– Y ahora sos la actriz cordobesa for export…

Sí, por la película en los Ángeles me contactan por Facebook y me agregan en una página de casting que generalmente buscan actores para narcos o de ese estilo y me empiezan a preguntar si quiero hacer un casting para una serie que se llama “Teresa”. Es mexicana pero van a hacer la versión yanqui en Los Ángeles. Me piden un selftape y yo armé una superproducción con Matías Gandolfo, de la escuela de Carlos Gandolfo, porque estaba tomando clases particulares de actuación y quedó buenísimo. Con iluminación, escenario, las luces del teatro y me dijeron: “está divino pero un selftape es vos a cámara actuando y nada más” (risas). Luego me dicen “cuando podés venir”, así que fui pero me pedían que mi personaje tenía que hablar inglés fluido, porque si bien es latina, hace 6 años que vive allá. Así que me contacté con argentinos que viven allá y empecé a buscar contactos. Y ahí surgió la oportunidad para hacer una película, es similar a la onda o tono de la película “The Game” de Sean Pean y se va a llamar “A break from you”. Ahora me están esperando porque estoy con la obra de teatro, y estoy viendo fechas para instalarme y filmar. Conocí gente muy linda y tengo una corazonada de que todo va a estar bien. Me pasó en un aeropuerto algo muy loco, como yo viajo con mi perrita Bella, antes de embarcar se puso un chico a jugar con ella, y tanto él como yo perdimos el vuelo. Lo vi muy estresado por perder el vuelo y los dos nos pusimos a hablar, le dije que no se preocupara y me comentó que iba por trabajo, yo le dije que también porque justo iba a hacer unas fotos en Nueva York y le di mi tarjeta. Le dije que era actriz y que lo invitaba a ver mi película Hipersomnia. Me cuenta que trabaja en la Paramount y estaba yendo a la avant premier de “Mother”, me invita a ir. A veces pienso que me acompaña un ángel porque se dio ese encuentro. Por supuesto fui al estreno de la película y ahí conocí James Franco y todo Hollywood en el Radiocity, no lo podía creer. Terminé llorando de la emoción. Yo no paro. Allá sentí una puerta abierta, surgieron entrevistas y sentí las puertas más abiertas que en Buenos Aires.


Fotos Santiago Turienzo / Maquillaje y pelo: @kennyspalacios / Estilismo: @tam.blanco / Agradecimientos: Silvia Bruno (@lamagiadesb), Cristian Manuel Fernández, @losvadosdelisen, @lacibeles_argentina @juiceupbaires @lasskin.ok @citynailsba @juiceupbaires

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here