Estrena The Capture: Holliday Grainger

0
703

Es para muchos una de las grandes promesas de Hollywood, acostumbrada al papel de ser la mala de la película o de la serie que participa, la actriz británica estrena por STARZPLAY “The Capture” donde –en esta ocasión- personifica a una detective en un thriller de seis partes.

La serie analiza un mundo problemático de noticias falsas y las extraordinarias capacidades de los servicios de inteligencia. En esta “era post-verdad”, ¿podemos creer realmente lo que vemos? Nos inquiere la trama. Todo arranca con una condena a un soldado por asesinato que es revocada y la Detective Inspectora Rachel Carey (Holliday Grainger) es reclutada para investigar el caso, pero rápidamente aprende que la verdad puede ser una cuestión de perspectiva: ¿Debería ella confiar en Shaun Emery? Compartimos en RANDOM la entrevista con Holliday, reconocida por su papel de Anastasia en la película de Cinderella de Disney y como Lucrezia Borgia en la serie The Borgias, donde explica los pormenores de la serie que ve la luz en la plataforma de streaming STARZPLAY el 2 de Enero de 2020.

Completar la frase: “DI Rachel Carey es…”

…Una joven Detective Inspectora que acaba de ser ascendida. Rachel está en el plan rápido para los graduados de la policía. Ella ha vivido mucho muy rápido, y nos unimos a la serie cuando Carey acaba de ser ascendida a DI en Homicidios, después de un tiempo en Contraterrorismo. Ese es el departamento que tiene todo el dinero y los recursos que se le han asignado, lo que aparentemente también es cierto en la vida real. Homicidios no recibe tanto, por lo que es un pez fuera del agua al principio, tratando de demostrar su mérito a las personas realmente experimentadas que la rodean. Rachel es ambiciosa y concentrada. Definitivamente es muy ambiciosa. A medida que la conoces, no llegas a conocerla fuera del trabajo porque no hay mucho que conocer fuera del trabajo -su vida gira en torno al trabajo- y por lo tanto sus relaciones están dentro del trabajo. Así que cuando la conozcamos, está terminando un romance extramarital con su jefe, el comandante Danny Hart, interpretado por Ben Miles. Es un síntoma de lo mucho que la vida de Rachel ha girado en torno a su trabajo en la policía, y de la emoción y el poder que hay dentro de ella, ¡que ha terminado en una relación con su jefe! Rachel está dejando su unidad, por lo que ya no van a trabajar día a día y por lo tanto está rompiendo con ella para empezar un nuevo capítulo en un nuevo departamento. Gran parte del impulso que vemos en Rachel a lo largo de la serie, el tipo de impulso moral por la verdad que ella tiene, viene de su familia. Su madre murió cuando ella era más joven, y más tarde se enteró de que su padre tenía dos familias y que su madre había sido engañada y mentida durante años. Creo que hay mucha rabia y amargura hacia su padre, y quizás también un poco contra su madre en el hecho de que podría estar en una posición de no saber la verdad. Así que Rachel tiene un impulso absoluto y el deseo de llegar al fondo de las cosas, todo el tiempo. Y eso es lo que la motiva a lo largo de toda la serie.

¿Cómo se desarrolla Rachel durante la serie?

Vemos varios niveles de Carey durante The Capture. Para comenzar, ella viene del mundo algo brillante de Contraterrorismo. Esa es el área de alto vuelo de la policía de la que ella quiere formar parte, y se siente atraída por el poder y los recursos que tienen. En Homicidios es un pez fuera del agua, volviendo a lo básico del día a día real, la policía de a pie de la que no ha sido necesariamente parte. Parte de su viaje es demostrar que ella no es eso…. hay un estigma asociado al esquema de la vía rápida en el que Carey ha estado, y dentro del mundo policial existe la idea de una persona joven de la vía rápida que llega y no tiene tanta experiencia como las personas que están debajo de ella. La sensación es que pueden progresar demasiado rápido y dejar las cosas atrás, sin aprender habilidades reales. Carey definitivamente quiere probar que ella no es eso. Y esperamos que a medida que avanza la serie, creamos en su valor, y la gente que la rodea en Homicidios pueda ver que ella es buena en lo que hace debido al empuje que tiene – ella tiene una fuerte moral y está desesperada por descubrir la verdad. Por mucho que sea ambiciosa y quiera hacerlo bien, en lo que respecta a su carrera profesional, también hay un deseo real en ella de hacer un buen trabajo policial. Este es el punto crucial de su dilema, porque al principio de la serie ella realmente cree en la Justicia y en el sistema legal: es a lo que quiere dedicar su vida y desarrollar una carrera. Cuando empieza a cuestionar el sistema y la institución, su propia moral y sus ambiciones profesionales se enfrentan por primera vez. En este dilema entre la moral y la carrera, creo que aprende mucho sobre sí misma.

Rachel conoce a Shaun Emery en el primer episodio, ¿Cómo es su relación?

Se conocen en el primer episodio, pero Rachel ya sabía de Shaun desde antes. Es un soldado condenado por un homicidio durante el servicio activo, y ya ha pasado por un caso de alto perfil. Al comienzo del primer episodio, lo vemos que ha sido declarado inocente en la apelación. Las cosas luego giran en otra dirección una vez que Shaun es un hombre libre, y ha sido grabado cometiendo un crimen horrendo en CCTV. Ahí es donde Rachel entra en escena, porque él es su objetivo – ¡ella está tras él, básicamente! Inicialmente, Shaun es su boleto para un ascenso. Ella piensa que este es el caso de alto perfil que la llevará de regreso al mundo de la lucha contra el terrorismo. Pero cuanto más descubre sobre el caso, más descubre sobre Shaun, y se da cuenta de que es más complicado.
¿Cuáles son tus impresiones cuando leíste los guiones por primera vez?
Me encantó su ritmo, se convierte en un thriller muy rápido, a medida que la red de conspiraciones se despliega y se desenvuelve y te das cuenta de lo profundo que es. Y me encontré haciendo preguntas al mismo ritmo que el guion, lo que es bastante raro. Muy a menudo te sientes condescendiente o es demasiado complicado, pero me encantó el mundo y el ritmo que Ben Chanan creó. Realmente me enganchó. Soy un gran fan de los dramas de los policías de Scandi como The Killing y The Bridge, y el comienzo de la serie y el mundo en el que vive Carey me lo recordó, pero luego se convierte en algo que quizás tenga más en común con la serie de Bourne, que también me encanta. Me quedé enganchada hasta el final. Definitivamente está más en la línea de la conspiración del thriller de acción que en un programa de detectives de la policía. Las cosas han cambiado mucho. Cuando lo leí por primera vez, tenía algo de Black Mirror, una cualidad futurista de lo que ocurriría si la vigilancia se extendiera a la manipulación, pero la vida real se mueve tan rápido que ahora se siente menos como un futuro distópico y más como un comentario social, y mucho menos hipotético de lo que lo hizo al principio. Se hacen uno muchas preguntas morales sobre la policía, la sociedad y la vigilancia.

¿Qué hace que The Capture sea diferente?

Mezcla géneros: el show de detectives, el thriller de vigilancia, la visión distópica convertida en comentario social. Es contemporáneo y es ahora. Está muy ambientado en el mundo real de Gran Bretaña hoy en día, y Ben Chanan ha investigado mucho, así que se siente auténtico. Esto también fue aparente en la investigación. Seguí a un departamento de Homicidios en Londres durante una semana más o menos, y hablé con un tipo que había estado en Contraterrorismo durante años. Mucho de lo que dijo sobre ese mundo está en los guiones. La historia se siente bien y se siente real, y ustedes la creen, a pesar que los eventos que están ocurriendo parecen hipotéticos al principio. Eso es lo que realmente asusta – lo ves y crees que podría suceder.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here