Gastón Duprat: “Me gusta el cine potente”

0
200
Fotos: Gentileza Mi Obra Maestra

Junto a Mariano Cohn conforman una dupla exitosa del cine argentino. Su carrera comenzó con los formatos de ciclos televisivos tan recordados como “Televisión Abierta” y “Cupido”, entre otros. En cine filmó películas tan frescas desde el punto de vista narrativo como “Querida Voy a Comprar Cigarrillos y Vuelvo”, “El Hombre de Al Lado” hasta “El Ciudadano lustre”, premiada en festivales prestigiosos como Goya y Venecia. Admirador del cine de Alejandro Doria, también filmó un documental inédito por su temática tan argentina que relata los por menores del asado, con el protagónico del Negro Álvarez.

Gastón Duprat es un director de cine que se arriesga al género de la comedia pero con realismo y naturalidad que invita a la reflexión. En sus películas aporta frescura y combate el preconcepto de liviandad y chabacanería con las que infinidad de veces se definió a la comedia en el cine argento.

-¿Cómo empezaron a trabajar juntos con Mariano?

-Empezó con el videoarte y el cine experimental, si bien no estudiamos cine, tanto Mariano como yo tenemos mucha obra anterior a dedicarnos al cine y la televisión. Era algo más parecido al trabajo de un artista plástico. Cada uno trabajaba por su lado ese género que ahora está prácticamente en desuso, pero en los 90 sí que existía el videoarte para el circuito de salas y museos. Así nos conocimos, como colegas, hasta que empezamos a trabajar juntos y a ver que teníamos afinidad. Hemos trabajado un montón, lo de las películas es sólo una pequeña parte de toda nuestra producción.

Fotos: Gentileza Mi Obra Maestra

“Me gusta el cine con trama, potente, con historia, obvio que me gusta ver una película contemplativo o de climas, pero si me das a elegir elijo un puñetazo.”

-Resulta muy original, muy argentino hacer una película sobre el asado, ¿Cómo surgió la idea?

-La idea surge en paralelo a la de “ El ciudadano ilustre”, fue una producción muy larga, hicimos 10 mil kilómetros y vimos que no había nada dedicado al asado, fuimos atraídos por el tema, porque tiene muchas implicancias sociológicas en Argentina y quisimos abrir el debate sobre cosas relacionadas y otras que no. Es una película collage, que tiene varios géneros, es un híbrido de géneros y no se hizo para llegar a una conclusión concreta sino abrir el panorama de debate. También para molestar dentro del género película culinaria que generalmente son un embole, aburridísimas, dedicada a la alta cocina, y acá hicimos todo de manera descontracturada, con cierta ironía y con la idea de hacer una película filosa que contradiga la idea de asado. Fue un trabajo intenso sobre todo de edición.

-La incorporación del Negro Álvarez le dio un plus adicional….

Publicidad

-Siempre nos gustó su humor bien cordobés, sus chistes que son como cuentos, pequeñas piezas literarias de poesía y nos pareció bárbaro invitarlos para que bastonee durante todo el documental, también aprovechándose del documental, la experimentación fílmica.

-¿Cómo has logrado consolidar con Mariano Cohn un trabajo con tanta continuidad de co-dirección?

-Simplemente nos hemos acostumbrado a trabajar juntos. Antes hacíamos programas de televisión. Hicimos programas muy divertidos como “Cupido” y videos experimentales. Realizamos “Yo presidente”, un documental, y después de eso surgió la idea de hacer “El artista”. Dimos con un productor al que le gustó la idea y entonces nos largamos a hacerla. En nuestro caso, co-dirigir es un beneficio porque las ideas aparecen más discutidas, uno está obligado a masticar más las cuestiones porque implica defenderlas más ante el otro y así las ideas son más firmes.

Fotos: Gentileza Mi Obra Maestra

-Se hace más difícil dirigir de a dos, ¿Dificulta el trabajo?

-Al contrario. Un director tiene muchas cosas de las que ocuparse, de modo que ser dos nos permite repartir responsabilidades. Además, no nos gusta esa jerarquía militar que suele haber en la producción de películas. Nosotros somos más laxos y tenemos un espíritu más colaborativo con nuestro guionista y nuestro montador y el resto del equipo. Somos como una banda de rock. “El ciudadano ilustre” es su película de vocación más comercial.

-“Mi obra maestra” es como una parodia y critica al mundo del arte y también habla mucho de la amistad. Intenta ser una comedia pero tiene algo de drama. ¿Cómo nace el guion?

-Sí, es verdad, hay dos grandes temas, la amistad y el negocio del arte. Queríamos contar la historia de una amistad, sus claroscuros, con humor, pero también con sorpresa y emotividad. La película tiene tres grandes partes, fue deliberado mostrar un primer acto más chispeante, más alegre, luego un segundo acto un poco más emotiva hacia el final, más melancólica y densa. En el tercer acto, muy arriba, donde pasan muchas cosas y un montón de giros en el guion. Nos ayudó mucho con el guion mi hermano que sabe bastante de arte y fuimos trabajando varias ideas, sumado a Luis (Brandoni) y Guillermo (Francella) a la película, la trama misma no podía fallar.

“Un director tiene muchas cosas de las que ocuparse, de modo que ser dos nos permite repartir.”

Fotos: Gentileza Mi Obra Maestra

-¿Qué tipo de cine buscás hacer o te gusta filmar?

-Me gusta el cine con trama, potente, con historia, obvio que me gusta ver una película contemplativo o de climas, pero si me das a elegir elijo un “puñetazo”, un cine híper narrativo como el de Alejandro Doria, un cine que tenga una posición fuerte a la realidad. Ese cine que va de frente es muy desvalorizado por los directores más jóvenes porque les parece un cine muy evidente.

-“El Ciudadano Ilustre”, la película que se consagró como la mejor película Iberoamericana en los Goya 2017. ¿Qué represento para ustedes?

-La mayor satisfacción es que el público la haya acompañado en las salas de cine de Argentina. Es realmente lo que más contentos nos puso. Y luego del Goya y el premio y la repercusión en Venecia fue lo máximo. Nos ayudó en cierta manera para encarar proyectos futuros.

-El 2019 se viene bastante intenso para ustedes, tienen dos películas en pre producción: “Manual de supervivencia” y “4×4”. Por primera vez van a separarse como directores para dirigir una cada uno…

-Hemos pensado hacer las dos casi al mismo tiempo, entre finales de este año y comienzos del 2019, que la que dirija uno y la produzca el otro y viceversa. Son películas muy diferentes: “Manual de supervivencia” tiene guion de Andrés Duprat y la voy a dirigir yo. Y “4×4” tiene un guion nuestro, de los dos y la va a dirigir Mariano. Pero son cuestiones formales, para que uno pueda estar más pendiente del rodaje y el otro pueda encargarse más de la producción y de la aspiración internacional de la película, aspectos que consideramos igual de importantes.-

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here