Omar Epps: Señor detective

0
290

Lleva más de tres décadas haciendo cine y televisión, desde su recordado personaje en House hasta el más reciente en la aclamada “This is us”. Ahora se pone en la piel de un detective en “Power Book III”, la precuela que acaba de estrenar Starzplay. Sobre su estreno hasta algunos aspectos de su carrera hablamos en exclusiva con el músico, escritor y rapero. Un artista todo terreno.

No es la primera vez que hace de detective –se había lucido en “In too deep”, por ejemplo- es que es tan prolífica la carrera de Epps que algunas profesiones le tocan por segundas o hasta terceras vueltas, sólo en IMDB hay más de cuarenta personificaciones. Desde policías por doquier hasta doctores emblemáticos, es que desde que debutó fue protagonista esencial del resurgir del cine afroamericano de los años noventa y nunca jamás paró.

A pesar de haber vivido una infancia difícil, ya a los diez años imaginaba este presente y escribía sus propios guiones. Con pocos meses se dieron dos momentos bisagras que le haría saben que el arte sería su modo de vida: En 1991 fundó el grupo de rap Wolfpack y al poco tiempo después debutó en su primera película, Juice. Luego vinieron una tras otra, desde “The Program” junto a Halle Berry, “Alfie” con Jude Law, “Contra las cuerdas” con Meg Ryan, “Escuadrón oculto” con Claire Danes, “El desayuno de los campeones” con Bruce Willis y Nick Nolte, “Amor y baloncesto”, “Shooter” junto a Ryan Phillippe y, por supuesto, la serie House donde interpretaba al inolvidable doctor Eric Foreman, entre sus tantas producciones.

Epps, que es además escritor, productor, director y hasta bailarín; ahora está a medio camino de terminar su segundo libro (su primer libro fue la autobiografía From Fatherless to Fatherhood publicada en el 2018) y concluyó una nueva película “The Devil You Know”. Por estos días se luce como el detective Malcolm Howard en la mencionada “Power Book III: Raising Kanan”, la tercera entrega de la franquicia en expansión del universo de “Power”. La precuela lleva a los espectadores a los años 90 y los primeros años del personaje icónico de “Power” Kanan Stark (interpretado por Curtis “50 Cent” Jackson en la primera versión). Ambientada en el sur de Jamaica, Queens, en 1991, la serie abarca un extenso drama familiar donde el personaje de Omar tratará de entender el rompecabezas. En un mundo cada vez más conflictivo, la familia a menudo se siente como el único refugio de toda la división y la discordia y, sin embargo, al mismo tiempo, a menudo descubrimos que los más cercanos son los que traicionan tanto nuestros valores como a nosotros mismos. “Me llamaron y el productor ejecutivo de la serie me contó todo sobre el proyecto y me interesó al instante, ya que yo era un fanático de Power, el original y cuando me dijeron lo que pensaban hacer, creí que era una idea genial desde la primera. Y más aún cuando leí el guion”, nos cuenta sobre la serie que acaba de estrenarse en la plataforma Starzplay.

¿Es doble el desafío arribar a una franquicia que ya es exitosa?

Podría ser, yo lo veo así: Power es el árbol y el árbol tienen ramas y cada rama tiene hojas. El personaje que la gente conoce de Power es muy explosivo, pero para hacerlo más humano a ese adolescente inocente, con su carita con pecas, hasta que se transforma en un monstruo y se convierte en ese papel central, hubo un gran trabajo. Y de eso se trata el show. También es un drama con su madre soltera y su hijo, donde ella aparece como en un submundo.

Sé que para vos todo comienza con el guión, ¿Qué dijiste cuando lo terminaste de leer?

Sí, la primera vez que leí el guion pensé que estaba muy bien escrito. Y teniendo a Courtney, un escritor como él moderando todo el proceso, pensé que era grandioso. A veces uno conecta con el artista y otras no. Para mí conectar con el personaje, Howard, que siendo del barrio, es un policía cuyo objetivo principal es manipular los dos sistemas para trabajar en su propio beneficio. Él vive en el lado oscuro y eso da pie a entender parte de su historia que no le importa nada más que sí mismo. En definitiva, todos los guiones son grandiosos.

¿Cómo fue el rodaje en unos sets que nos recuerdan tanto a los 90?

Sí, fue genial, filmar en New York de esos tiempos cuando era una ciudad muy diferente. Pero a favor de los productores, el diseño de la producción cubrió todo, desde los personajes a la música, el diseño del set, fue hecho para captar la esencia de esos tiempos, esa magia intensa y especial, todos hacían su trabajo y fue muy especial para mí, ya que hacíamos lo que sabemos hacer.

“Power III” nos habla sobre la infancia, ¿Cómo hiciste vos para esquivar esas tentaciones que te alejan del camino?

En mi caso mi madre es mi súper héroe, es una mujer extraordinaria y también tenía mucho apoyo alrededor. Entonces en el barrio real, los OG’s los DC’s, cuando ven a alguien joven que tiene algún potencial tratan de mantenerlo fuera de las calles. Mi mamá también trabajó mucho en los valores, entonces yo no tenía la mejor remera o zapatillas o las mismas historias que todos los demás, pero tenía un sentido de trabajo personal en mí mismo. Tuve que trabajar duro para conseguir dónde quería llegar y ser parte de mi comunidad en ese momento.

¿Qué significó para ti escribir tu primer libro de memorias?

Escribir un libro fue una experiencia increíble, en el sentido de que lo pude lograr. El libro es una memoria sobre cómo crecer sin un padre, cómo ser padre de mis tres hermosos hijos y que no hay nada más importante que ellos. También adentrarme un poco en algunas de las tribulaciones en esa parte de mi vida. Además, abrir la conversación en el sentido de cuan dinámica es la vida. Me encontré con tantas personas que vinieron a mí, más jóvenes, más viejos, ya sean blancos, latinos, personas que hicieron un camino en la vida similar, quienes agradecían por el libro. Se identificaban con el libro y de eso se trata para mí. Es decir, usar parte de mi camino que pudiera inspirar a otros. Es una forma de agradecer a este mundo, un regalo mío.

Escribes, produces y diriges, ¿Cuáles son tus planes para esos otros roles del arte?

En las artes es tratar de hacer lo más que pueda. Trato de seguir a mi corazón, pero creo que ser un artista es un arma y ser artista es parte de mi propósito como ser humano. Creo que me puedo conectar con la gente a través de mi arte y estar en frente de las cámaras es una cosa, pero reconstruir una historia es otra cosa. Producir la aparición es otra, dirigir… hay tantos componentes que no se terminan. Estoy agradecido de ser parte de esto, después de 30 años de hacer esto, porque lo estoy haciendo desde que tengo 17. Volviéndome más fuerte y sentir esa energía de la gente a través de cada parte, es impresionante.

Con Meg Ryan-Contra las cuerdas

Tu carrera está repleta de grandes trabajos, ¿En qué has basado tus elecciones?

No tengo un favorito, es como pedazos de un mosaico, al final del día, como ahora, podría ver que el cuadro está completo y otras veces puede estar incompleto. Tan solo quiero completar el cuadro y ahí me siente muy rico, me siento orgulloso de cada cosa que hice, que puedo hacer lo que me gusta. Cada día es una bendición.

Tu twitter dice “en estado de gratitud”, ¿La clave de todo es ser agradecido?

Exacto, es como decir que estoy caminando sobre la gratitud, hacia el universo, en mi vida, por la gente que me influenció. Creo que deberíamos dejar ese mensaje al mundo de agradecimiento, que todos de alguna manera pasaremos por momentos difíciles, pero siempre alguien lo puede estar pasando peor en algún otro lugar. Por eso debemos estar agradecidos por la fuerza para seguir empujando, movernos hacia adelante para algo mejor.

Con Halle Berry – Juegos peligrosos.

¿Uno de tus sueños sigue siendo trabajar con Spike Lee?

Sí, definitivamente. Tuvimos la intención hace unos años, el negocio puede ser bastante duro a veces, pero quiero trabajar con Spike Lee y también con Denzel Washington, Leonardo di Caprio, (Martin) Scorcesse, tanta gente con la que sueño trabajar, veremos qué pasa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here