Sofía Gala Castiglione | Una mujer verdadera

0
97
Fotos: Luis Sens (gentileza Alanis/Platino)

Mujeres fuertes si las hay, tal vez, vivir una vida de explosiones desde pequeña, cosa que le disgustaba la hizo un ser real, sin caretas, sin filtros, dice lo que piensa y se hace cargo cada vez que sus comentarios tienen repercusión mediática. Como actriz se guía por la premisa de “sentir” y no solo actuar y eso va para todos los órdenes de su vida. Compartir un viaje con ella en avión y luego en combi desde el aeropuerto al hotel en la Riviera Maya, previo a la entrega de los Premios Platino, me hizo comprobar que no hay dos Sofía, ella es genuina con o sin cámaras prendidas.Sentada en el avión, en primera clase, con los pies en cuclillas arriba de su asiento, en una pose cómoda sin pensar en lo que debe ser y lo que no, conecta de inmediato con una actriz que tiene una larga lista de interpretaciones de personajes incómodos para la sociedad, pero que son necesarios para invitar a la reflexión de que todos somos parte de este mundo y que a veces el ser uno y ser otro tiene una explicación y merece una consideración.

Tal como sucedió con Alanis, película en la que Sofía interpreta a una joven madre que elige trabajar de prostituta para mantener a su familia. Un suceso cinematográfico que los eventos internacionales de cine no dejaron pasar de largo como el festival de Toronto y San Sebastián, donde Sofía ganó la Concha de Oro como mejor actriz. Su mirada, sus declaraciones y sus actuaciones la llevaron mucho más allá de ser la hija de Moría Casan para ser una mujer auténtica verdadera, con identidad propia. A los diecisiete años actúo por primera vez con Fernando Peña, decidió dejar el secundario por su fascinación por la actuación.

Fotos: Luis Sens (gentileza Alanis/Platino)

Se reconoce melómana, colecciona discos vinilos y entre sus gustos del séptimo arte esta Jean Luc Godard y el cine art aunque también le gustan algunas comedias de los hermanos Farrelly. Confiesa que incursionar como guionista o directora aún no está en sus planes “A veces me encantaría escribir películas pero después no me da ganas, me olvido de hacerlo, se me van las ideas “.

Sofía Gala Castiglione pasó por muchos problemas y rebeldías que ella misma reconoce y le trajeron su temprana exposición, pero hoy en día encuentra su cable a tierra en el teatro. “Actuar en teatro es catarsis. Tengo una cantidad de emociones que si no las expreso en la actuación me volvería loca”. Por estos días fue causa de polémica su decisión de vestir con ropa masculina, pero la razón de eso es clara: solo siente que la ropa de la mujer exige a la mujer destacar ciertas partes del cuerpo que ella prefiere no recalcar. Así es ella, verdadera, impulsiva pero también reflexiva y entre sus verdades reconoce que curarse cuando tenés adicciones no es algo definitivo, prefiere entender que elegir estar sana y no incorporar cosas nocivas en su organismo es la forma de mantenerse alejada de las drogas. Su presente es de plenitud y exitoso en lo familiar, madre de Helena, Dante y esposa de Julián Della Paolera, de la banda Ok Pirámides. En la alfombra roja de la quinta edición de Premios Platino, Random aprovecha para charlar un rato con ella y meterse en su interesante y diverso mundo.

– Las series ahora son un boom, ¿Pensás que pueden quitarle espacio al cine?

-No, yo creo que las películas siempre van a existir. Son dos formatos diferentes de contar historias y no debería pasar, esperemos que no, no sé (risas). Igual me cuesta mucho pensar en cosas que no tienen nada que ver conmigo como producir una serie o una película, lo único que te puedo decir es que yo espero que no.

– “La Casa de papel” es la que atrapó a muchos actores y gente del medio, ¿Qué te sucede a vos con las series?

-A mí me gustan mucho las series, específicamente “La casa de Papel” no la vi, en general las series que le llaman la atención a todo el mundo a mí no me dan mucha fe, ni ganas de verlas. Nunca me enganche con Lost, ni The Walking Dead, lo que se comenta mucho no me divierte, deja de atraerme. Yo ahora estoy viendo “Here and Now”, la última de Alan Ball que es el creador de la película “Belleza Americana”, es con Tim Robins. Y también me gusta otra de el que se llama Six feet Under, que está muy buena.

Fotos: Luis Sens (gentileza Alanis/Platino)

-¿Te hubiera gustado estar en alguna o directamente el cine es tu lugar en el mundo?

-No lo pienso de esa manera, si hay algún proyecto para mí que esté bueno lo haré y sino no. No tengo muchas expectativas sobre radio teatro televisión o cine, mientras haya trabajo y pueda hacer lo que me gusta, no importa en qué ámbito.

-Supongo que tu última película Alanis cumple con esos parámetros que me acabas de contar con los que elegís tus trabajos…

-Sí, fue porque principalmente habla de un tema y lo cuenta de una manera que me parece interesante, es un tema sensible, muy bien contado. Desde que leí el guion siempre me dieron ganas de formar parte y después quería trabajar con Anahí Berneri, y también el hecho de trabajar con mi bebé, fueron esos los factores.

-En su momento el estreno de esta película causó revuelo por tu postura acerca del trabajo de la prostituta, que en este caso de la película es una decisión y lo sexual pasa por otro lado…

-Sí, pasa que pienso que simplemente es un trabajo, pero no todo el mundo lo ve así. No se puede juzgar a alguien por lo que decide hacer con su cuerpo. Alanis utiliza su cuerpo pero llega a su casa y le da la teta a su hijo. Se conecta con eso de una manera más espiritual y sexual que si estuviera con un tipo. No hay morbo, ni otras cuestiones eróticas, o al menos no como se tiene el preconcepto de una prostituta. Cuando la sexualidad no está llevada para el lado obvio del sexo y la mujer no es un objeto molesta. Para una mujer darle vida a sus hijos de sus tetas es la parte más sana de la sexualidad. Es un momento súper erótico desde un lugar sano, emocional y familiar. Estás alimentando a tu hijo y dándole vida.

-¿Cómo pensás que esta película conecta con el empoderamiento de la mujer que se está viviendo en este momento?

-La idea de poder decidir sobre tu propio cuerpo, incluso cuando a otras mujeres les parezca mal porque me parece que la decisión sobre nuestro cuerpo se convierte en algo generalizado, ¿no? Entonces las mujeres no podemos ser putas, no podemos dejar que nos toquen y eso es individual, y eso también lo tenemos que decidir nosotras a respetar que los deseos de unas no son los deseos de otras. Y eso también es libertad y feminismo, entender a la otra mujer así que creo que ese es principalmente lo más fuerte de lo que puede hablar la película. Es una mujer eligiendo más allá de las ideas y pensamientos sociales de las personas que la rodean.

Fotos: Luis Sens (gentileza Alanis/Platino)

-¿Qué devolución recibiste de la gente?

-La gente lo recibió muy bien, en todos lados donde va la película y en todos los viajes que hice cuando hago las preguntas y respuestas después de ver la película la gente sale muy emocionada. Lo bueno de Alanis es que más allá de su profesión que es lo que más puede alejar a cualquier mujer de ella, te acerca desde el lugar que es una mujer trabajadora y es una cabeza de familia tratando de criar a su hijo. Y eso somos todas.

-¿Te parece que hay una forma todavía conservadora de las mujeres con la que nos auto reprimimos?

-Me parece que todo lo conservador y represivo es el enemigo, y esto sucede mucho más en los hombres que en las mujeres. Y si de algún modo las mujeres vivimos bajo eso, es porque nos han educado para que vivamos en este sistema patriarcal. Si nosotros hubiéramos tomado las decisiones desde el principio, no sé si todo sería igual que ahora. Seguramente no.

-Ahora entre tus trabajos actuales, ¿Tenés un nuevo desafío en radio?

-Sí, es un programa de radio con mi marido y se llama “En calzas, música pegada al cuerpo”, un experimento radial en el que vamos a compartir nuestros años de exploración musical con la gente, eso va a estar todos los martes a las 23.59 por FM Blue 100.7.

-Era algo necesario por tu perfil melómano…

-Tengo como un mundo que se compone de vinilos, libros y películas. Escucho muchos vinilos, en mi casa siempre hay música, mis hijos y mi marido escuchan aunque todos tenemos diferentes gustos pero es algo que compartimos. Siempre que vienen amigos y nos reunimos pongo música y me gusta prestar atención de lo que a ellos le gusta. Por eso la idea del programa es que funcione como en el living de casa, pero desde nuestro estudio, con la visita de algunos amigos y en plan relajado.

-Sé que sos de buscar determinados vinilos hasta que los encontrás y que con algunos actores conectás desde ese lado…

-Sí, soy de buscar determinados vinilos, por ejemplo, me pasó que busqué muchos años un disco de Sticky Fingers, quería que tuviera el packaging original y gasté un dinero por eso. Con Capussotto me conecté desde lo melómano, filmamos una película juntos que también estaba relacionada a la música, se llama “27: El club de los malditos”, que habla del mito de que muchos cantantes han muerto a esa edad. Y ahí entre las grabaciones supe que escucha mucha música de los 60 y yo también, a mí me gusta el punk de esa época. Me gusta la gente que tiene sensibilidad para escuchar música.-

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here