Una vuelta más de los Abuelos

0
208

Los Abuelos de la Nada, la banda ícono del rock de los ‘80, vuelve al ruedo con una nueva formación que, al igual que la banda capitaneada por Miguel Abuelo en esa década, busca transmitir alegría y recrear la liturgia de los recitales de entonces. RANDOM conversó con dos grandes protagonistas: Juan del Barrio y Gato Azul Peralta, que nos contaron sus expectativas y la ansiedad de ver la respuesta del público.

Antes de comenzar con la gira que los llevará por Latinoamérica (seguramente habrá modificaciones a raíz de la Pandemia), los integrantes de la nueva formación de Los Abuelos de la Nada abrió sus puertas y nos contaron sobre esta nueva reunión de la banda. Es la cuarta vez que se juntan y esperan sea la definitiva.

El tecladista Juan del Barrio, líder musical del proyecto; Gato Azul Peralta, hijo de Miguel Abuelo, el gran impulsor del regreso de la popular banda; con ellos dos, además del legendario guitarrista Kubero Díaz; el saxofonista Jorge Polanuer, ambos integrantes de la última formación del grupo con Miguel Abuelo; el guitarrista Gustavo Bazterrica, en el bajo Alberto Perrone, también Franky Langdon acompañando en la voz y el baterista Sebastián Peyceré; la banda planea una gira nacional, estarán por Córdoba el 16 de abril en el Espacio Quality, y tendrá su punto culminante el 2 de mayo, en el porteño Teatro Ópera, escenario de un memorable recital de 1985 que dio origen a un famoso disco en vivo.

Se los ve tranquilos al momento de responder, pero seguramente la adrenalina corre por dentro. Toman esta cuarta reunión con mucho respeto, responsabilidad y alegría, porque saben lo que significan Los Abuelos de la Nada. “No venimos a inventar nada, venimos a rendir homenaje a las formaciones de todas las épocas” cuenta Juan del Barrio con seriedad.
Tienen claro que Los Abuelos es un grupo ya consolidado y no tienen que luchar para hacerse conocidos. Juan considera que la música de la banda, es un patrimonio nacional. Continua diciendo “los muchachos de las diferentes formaciones están todos invitados, hay algunos que pueden, otros no; pero todos están invitados a la fiesta” y cierra “igual vean los que están, también”. Esto responde a algunos reclamos de cierto público que espera ver a músicos de las antiguas formaciones. Ellos piden que vayan a verlos y que después hagan las críticas.

Quieren que la gente esté ansiosa porque salgan al escenario, así lo sueña Gato Azul. “Tenemos dos opciones: que la gente se vuelva loca o como dice un amigo, van a ir con lechuga repollada y tomates podridos para cuando termine el show” dice risueño el hijo de Miguel Abuelo.

En la última versión de Himno de mi corazón, en la cual lo acompañan majestuosamente las voces de Hilda Lizarazu y Natalie Pérez, se lo ve a Gato Azul poner el alma y voz a esa emblemática canción que nos trae miles de recuerdos. Aunque el no está de acuerdo con que comparen el tono de su voz con la de su padre, “no es parecida a la de mi viejo, lo que tengo yo, es que afino” agrega con gestos fastidiosos y concluye “ahora la voz de la banda soy yo”.

Entienden que el regreso no tiene como objetivo que lo escuchen las nuevas generaciones, hacen música para todos. “Sin ánimos de ofender a nadie, nosotros tocamos para la gente que compra una entrada para el show”, explica Juan y agrega Gato Azul: “nosotros tocamos para 5, gratis, lo que sea; si hay amor tocamos”. También están contentos con los comentarios de su gente por este regreso, tienen ganas de ir a ver a la banda y se los manifiestan en cada ocasión.

Aunque hay avances tecnológicos y los instrumentos han mejorado con el correr de los años, sienten que hacen la misma música que creaban hace 20 años atrás. “A pesar de lo nuevo, arriba hay seres humanos en un ritual muy energético y la gente contagiándose de eso” dice del Barrio. Hablando sobre la actualidad del Rock en Argentina, Gato Azul esta convencido que la Argentina tiene una calidad de artistas impresionante: “el tema que acá, un muchacho que se larga a la música, le cuesta mucho más que uno que arranca en Estados Unidos”. De todos modos, aún cuando cuesta mucho que una productora respalde un proyecto, ellos están contentos de estar acompañados por Eureka Pop – productora de los shows – quien hizo posible todo este sueño. El grupo, además, lanzará próximamente sus dos primeros sencillos, Mi estrella y yo y Buscándonos al fin, “canciones inéditas” de Los Abuelos de la Nada. Para el 2021 esperan salir con un nuevo álbum.

Saludo mediante, los muchachos se quedan un ratito descansando de las notas, no mucho, porque atrás hay más colegas. Gato Azul se va a fumar un cigarrillo a la vereda. Salgo y lo veo fumar rápido, está expectante, agazapado esperando el momento de salir al ruedo. Lo vuelvo a saludar y agradecerle, me dice “espero estar a la altura de esta banda”. El público le dará el veredicto final.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here