Portada | Carolina Ardohain: “estaba segura de que este era mi destino”

0
5086
Ph: Charly V Real

De todo lo puesto, la actitud es lo más importante. Sin embargo, Carolina se la ve por todos lados, no hace falta chequearlo en más de dos millones de búsquedas en el principal buscador de internet -tiene una cifra similar de seguidores en twitter-, es una de las argentinas más deseadas y tras un presente en televisión en el principal show -ahora además con programa propio- llega a la pantalla grande. Se la ve pero no se la mira. Que es la mujer más sensual, que rumores y chismes, que sus ex parejas y la vida sentimental y etcétera.

La picadora de carne televisiva hizo uso y abuso de su nombre desde que irrumpió en los medios como una modelo que transgredía el estereotipo. Así y todo la seguíamos viendo como Pampita y pocas veces mirándola como Carolina. Según el diccionario de nuestra lengua, ver alude más a una determinada capacidad física, y mirar, a cierto acto consciente y deliberado. “Vemos todo lo que miramos, pero no miramos todo lo que vemos; basta tener los ojos abiertos para ver, pero para mirar necesitamos ejercer, en alguna medida, la voluntad”, explicó el célebre lingüista José Moreno de Alba.
Al mirarla detenidamente podemos apreciar que detrás de ese rostro que magnetiza, hay una mujer que se preparó y luchó saliendo no siempre bien parada, asimismo diferenciándose por su actitud ante las dificultades y los logros, ante las victorias y las derrotas. Su infancia en la libertad pampeana, la formación artística, el desembarco en la gran ciudad con una valija repleta de convicciones y objetivos, la fama, la familia, la tragedia y la consagración de su carrera matizan una vida de película. En una marquesina o en la televisión quizás sea indisoluble el apodo de su nombre, pero al tomar distancia de lo mediático aparece la mujer, Carolina. Y se vuelve a levantar, siempre.

Ph: Charly V. Real Vestido de seda rojo: Santiago Artemis  Tacos de gamuza acordonados: Paruolo
Ph: Charly V. Real
Vestido de seda rojo: Santiago Artemis / Tacos de gamuza acordonados: Paruolo

-¿En cuánto tiene que ver tu capacidad de resiliencia y de voluntad para ser madre full time, formar una familia y una respetada figura?

-Supongo que la resiliencia la tenemos todos en mayor o menor medida. A mí me tocó empezar de cero varías veces y eso me hizo más positiva. Por más que esté en un mal momento siempre tengo la certeza de que vendrán tiempos mejores, mejores oportunidades, mejores situaciones, y esa sensación de esperanza me llena de fuerzas.

-Me da la sensación que a pocas figuras han tratado tan injustamente como a vos, ¿Por qué creés que ocurre eso?

-Nunca sentí que fuera personal, me parece que hoy el respeto y comprensión por el prójimo no es rentable en la televisión y sí: el escándalo y la denigración del otro. Lamento que por estar en el medio te digan que son las reglas del juego, el escrutinio de la vida privada y el juzgamiento de tus actos es cosa de todos los días. No lo tránsito con malestar, al contrario, entendí que es mejor ser cortés y educada con todos y hacerme cargo de mis actos y errores.

-¿Cuáles son los aspectos de tu personalidad que son una constante para convertirte en quien sos?

-Mis cables a tierra son siempre mis hijos. Me ubican en un segundo en lo real. Cada día hay que criarlos con amor y dedicación y eso requiere casi toda mi energía. Con cualquier proyecto me apasiono al máximo, soy muy prolija y dedicada. Y no puedo dejar de imaginar sueños y fantasías, soy de las que llegan con mil propuestas todo el tiempo y sabe bien lo que quiere.

-Si bien tu infancia en la Pampa no del todo color de rosa, ¿Qué echas de menos de aquella época?

-Lo mejor de mi infancia fue la libertad, no tuve juguetes sofisticados ni muchas atenciones pero sí un grupo grande de niños en un pueblo muy tranquilo que nos movíamos en manada en bicicleta o nos pasábamos semanas construyendo una casita, vivíamos subidos a los árboles y jugábamos hasta que se escondía el sol. Sin peligros y con mucha imaginación para divertirnos éramos felices.

Ph: Charly V. Real Top con mangas de piel  y pantalón oxford:  Santiago Artemis
Ph: Charly V. Real
Top con mangas de piel y pantalón oxford: Santiago Artemis

Al poco tiempo Carolina inició sus estudios por una década en la danza, esa disciplina formó en parte su manera de trabajar. Se destaca su prolijidad para manejar las condiciones de su carrera ―su manager es un amigo de toda la vida: Gastón Stati de Muse Management― y la manera de actuar ordenada y perseverantemente para conseguir lo se propone. Entre tantos ribetes en que se torna el guión de su vida, aparece que sus padres (Tanhia Dos Santos y Guillermo Ardohain) se separaron antes de su nacimiento y en un accidente falleció su papá a temprana edad. En el verano de 1995, participó en el concurso que la revista Gente organizó con jóvenes desconocidas de todo el país. Como en otras ocasiones, Pampita no ganó pero eso no las desmotivó. Si bien apareció en el tercer lugar ―la uno fue María José Lovrich― los laureles y la repercusión fueron todos de Carolina. Otra parte de su biografía nos la resume Pampita a continuación.

“no puedo dejar de imaginar sueños y fantasías, soy de las que llegan con mil propuestas todo el tiempo y sabe bien lo que quiere. “

-Curioso el destino de los que llegan tan alto cuando quizás si no tomaban ese primer tren otra sería hoy la realidad, ¿no?

-La disciplina del ballet me marcó a fuego, la constancia del trabajo, el amor por lo que se hace, el profesionalismo, todo viene de ahí. Recuerdo las miles de horas haciendo barra y los viajes en grupo, también recuerdo el olor a “spray” en el pelo, los rodetes, estar vestida de rosado tantos años y verme cosiendo zapatillas. Nací en General Acha pero nunca viví ahí, Soy de Doblas. Me vine a Buenos Aires con unos ahorros para tres meses pero sabía que ya no iba a volver. Fui a varios castings mientras trabajaba de noche en un bowling, después vendí ropa en un shopping y esperé mucho esa primera oportunidad. ¡Cuando la conseguí no pare más! estaba segura que este era mi destino. La actitud fue mi fuerte. A los 16 años mis compañeros hombres me propusieron como reina de los estudiantes representando al colegio, así que competí a nivel provincial primero y después a nivel nacional en Jujuy. Salí Reina Nacional y fue una experiencia hermosa, pude conocer una fiesta muy linda, lugares espectaculares y recibí mucho cariño. Volví distinta de ese viaje, el modelaje o la actuación empezaban a ser una opción.

-A esta altura arriesgo que no creés en las casualidades…

-Siempre tuve en claro que esto era un trabajo, que había que hacerlo con responsabilidad y formarse. Estudié teatro, conducción, baile, acrobacia. Siempre buscando herramientas para aportar. Sé que hay muchas chicas que sueñan con esto, pero no todo es color de rosa, hay muchas en la misma situación, les van a decir que no en la cara miles de veces. Hay que tener mucha perseverancia y constancia para llegar.

-En ese guión de tu vida que tuvo numerosas alegrías pero tantos otros obstáculos, ¿Cuánto tuvo que ver la Fe para superarlos?

-Dios es parte de mi vida y de la de mi familia. Es una protección incalculable. Confió mucho y les inculco a mis hijos la fe.

Ph: Charly V. Real Campera puffer de charol: Not to be understood
Ph: Charly V. Real
Campera puffer de charol: Not to be understood

-De entrecasa, ¿Qué rutina no debe faltar para sacarte una sonrisa?

-Soy sencilla, totalmente normal, jamás ando producida si no estoy trabajando, hago lo mismo que cualquier mamá. Busco chicos al cole, voy al súper, al pediatra, etc…La música siempre me acompaña, en la ducha, en el auto, mientras ordeno, siempre ―siempre― hay música.

-Después de un año donde “te hiciste respetar”, se te percibe en plenitud y se vienen lindos proyectos, ¿Qué expectativas tenés del nuevo programa (@Pampita)?

-Se viene un programa muy relajado y con amigos, vamos a poner el foco en todo lo que pasa con las redes sociales y las tendencias del día. Es un proyecto donde puedo ser yo y reírme de todo. Va a ser divertido estar con mi gente que me conocen bien y no se comen el cuento de la famosa, va a ser distinto a todo lo que he hecho hasta ahora.

PH: Charly V. Real  Tapado de piel azul y negro: Breeders Botas bucaneras aterciopeladas: Valdez
PH: Charly V. Real
Tapado de piel azul y negro: Breeders / Botas bucaneras aterciopeladas: Valdez

-Dentro de poco estrenás “Desearás al hombre de tu hermana”, ¿Qué balance hacés de tu paso por el cine, llegaste al género para quedarte?

-“Desearás” llegó en el momento justo de mi vida. Antes no habría tenido la madurez para entregarme así sin remordimiento. El guión tiene mucha fuerza y el elenco es buenísimo, ensayamos desde el año pasado y estuve en las manos del director Diego Kaplan. Fue un ejercicio de concentración y confianza. No sé qué vendrá en el futuro, hoy disfruto de este presente. Solo sueño con la felicidad de mis hijos, su bienestar es mi prioridad absoluta. Yo ya viví muchas alegrías y sé que vendrán más pero hice casi todo lo que soñé y más. Agradezco a Dios y a la vida todo lo que me dio. Ahora es el turno de devolver.

Ph: Charly V. Real Top y pantalón de crepe negro: Album de Editor Market  Buzo de charol agrietado: Complot  Tacos de cuero con plataforma: Valdez
Ph: Charly V. Real
Top y pantalón de crepe negro: Album de Editor Market / Buzo de charol agrietado: Complot
Tacos de cuero con plataforma: Valdez

Photographer: Charly V Real @charlyvreal
Model: Pampita para Muse Management
Style: Sergio Guía Do Carmo @chicodesombrero
Make Up: Caro Ranni para Estudio Novillo
Hair: Zacarías Guedes para EstudioH
1Er Photo Asisstant: Bob Emmanuel Joannás
2Da Photo Asisstant: Nadia Abal
Digital Retouch: Booklynstudio @brooklynstudio

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here