Laucha Luchetti : Locos por el asado

0
1352

EL SEÑOR DE LOS FUEGOS

Son muchos los obreros del fuego que manejan con gran precisión el arte y, por qué no, el oficio del asador. Cada uno de ellos, tiene su método para encender las llamas que luego convertirán el carbón o la leña. Para los más experimentados, en las brasas está la clave que determinará el asado. Un día soleado, con buena temperatura para realizar una actividad al aire libre; son esos en los que algún amigo de las brasas hace un asado. Este ritual argentino que no tiene comparación en el mundo, hace que se nos identifique con la carne. En este nuevo milenio, este rito también fue alcanzado por las redes sociales y se ha propagado exponencialmente.

El nuevo exponente de esta tradición, se llama Luciano “Laucha” Luchetti y se pude encontrar tanto en su sitio web Locos x el asado como en televisión (los viernes a las 20:30 hs por Food Network). Además ya está preparando su segunda temporada del ciclo televisivo; con esa excusa nos juntamos con él, para que nos cuente como fueron sus comienzos, el presente y futuro del oficio que profesa.

La cita fue en unos estudios que están emplazados en lo que fue una fábrica de cuero; el interior está dividido en pequeños compartimentos donde se realizan los programas del canal. Desde la entrada, hasta el patio, solo se podía percibir el olor clásico del asado; cruzando la puerta que dividen los estudios del fondo, el aroma se tornaba más intenso. Allí estaban el Laucha y la parrilla, preparando un buen matambre de cerdo y explicando a otros medios el arte de cocinar. Se mueve con soltura, con la experiencia de los viejos asadores, pero con muchos menos años que ellos. Es la nueva camada de jóvenes gastronómicos que están influenciados por las redes sociales, pero que tienen un respeto por el producto que ofrecen.
Le ofrecimos un alto en la faena y nos sentamos a conversar sobre este ciclo televisivo. Con la verborragia muy característica en él nos cuenta. “lo que tenemos es una mezcla entre el mundo digital y el televisivo”, además agrega “tenemos recetas locas como en YouTube y con invitados especiales de todo el mundo”.

Publicidad

lxa_7

 

La finalidad, es la de integrar a la gente que lo siguen en las redes y a los que conviven en el universo de la televisión. Luciano y compañía ostentan grandes números en las plataformas digitales: Dos millones de seguidores en Facebook, casi 740 mil suscriptos en el canal de YouTube, 38 mil followers en Twitter y arriba de los 400 mil instagramers que los siguen.
Muy sonriente nos explica, “Mi primer asado fue a los 14 años y fue por ver a mi hermano que es gastronómico preparar el fuego y cocinar para sus amigos”. Pasaron los años cultivando el arte de las brasas, y al calor del surgimiento de las redes sociales, con sus amigos deciden llevar esta experiencia privada al ámbito de lo masivo.

Con su actual socio, Kevin Chochlac se hicieron la pregunta mágica: ¿A quién no le gusta el asado? Entonces crearon una página en Facebook, que al principio se llamaba Asado; luego, le dieron una vuelta de tuerca y paso a llamarse “Locos X el asado”. Con esta nueva marca, comenzaron a masificarse y a hacerse conocidos en las plataformas y crearon un nuevo paradigma que algunos llaman: parrilla web.

Luciano recuerda: “nosotros comenzamos a compartir foto de lo que estábamos haciendo, y la gente se fue sumando enviándonos lo que ellos hacían”. Empezaron a crecer y formaron una gran comunidad. La evolución trajo muchas cosas recuerda: “cuando la gente nos empezó a pedir recetas abrimos un canal en YouTube; y cuando el público nos pidió una forma de distinguirse, hicimos merchandising y stickers”.
El dicho cuenta que al final todo llega; por ello el próximo salto fue la televisión, y para él es una forma de seguir estando. Si bien, todo cambio implica un riesgo, el Laucha estaba consciente de ello, pero junto a su gente quiso participar y meterse de lleno en este mundo. La prueba era saber si podían hacer algo más que contenido digital o si sólo se quedaban con las redes sociales.

locos-x-el-asado_1

 

El resultado fue muy bueno y él lo piensa así, “tuvimos una muy buena producción, aunque con algunos pequeños errores, pero con esta segunda temporada tenemos la posibilidad de corregir allí en donde creemos haber fallado”. Fueron trece capítulos con la misma cantidad de recetas e invitados, la idea fue la de mantener el mismo concepto que la gente vio en las plataformas digitales.

Detrás de este personaje que está armando hay un chico sencillo y con la frescura que requiere la televisión para llevar adelante un programa de estas características. Nos cuenta como fue su primer asado: “un desastre” y se ríe. “Nos costó mucho prender el fuego, a pensar de haber visto a mi hermano hacer un asado, nunca había hecho nada”, aunque el matambre de res que compraron no les salió muy bien porque les faltó tiernizarlo según comenta, de allí en adelante fue todo crecimiento.

Rescata la importancia de comprarle al mismo carnicero desde que era muy pibe, además lo iba ayudando con algunos consejos sobre los cortes de carne y como debía cocinarlos. “A parte de los consejos iba mirando en la televisión como cocinaban algunos chefs, también hubo mucho de creatividad, porque no había programas en donde se hiciese asado”, sintetiza.

A pesar de ser un buen asador, también les gusta ir a comer a las parrillas. “Soy muy fanático de las parrillas tradicionales, creo que son las mejores y trato de ver como sirven las achuras porque ahí se ve si buenas o no”. No sólo esta gastronomía le interesa, también le gusta probar comida de todas partes del mundo; como para no quedarse con una sola perspectiva y buscar nuevos sabores.

Ante la dualidad sobre si se debe usar leña o carbón, Luciano hace un distinción importante: “Ante esto, le digo a la gente, que tiene que ver el lugar donde esté y que es lo que quiere hacer” y agrega “cuando se hace algo rápido como un matambrito o un choricito; es mejor hacerlo con carbón, porque no se va necesitar mucho el ahumado de la madera”. Siguiendo con la explicación anterior nos dice “Si vamos a realizar un asado más largo y con diferentes cortes, ahí si incentivo el uso de la leña; porque vamos a generar brasas mucho más lento y vamos a tener fuego todo el día”. Él prefiere la leña, porque entiende que es mejor la materia prima que el derivado de la misma, como es el carbón.

Luego de encender las llamas es importante saber que vamos poner sobre la parilla y cómo lo haremos. Algunos consideran que el marinado del producto es importante, para Luciano es importante saber lo que uno busca; aunque entiende que si la materia prima es de muy buena calidad no se hace necesario marinarla. De hecho, en sus asados de los fines de semana, va a lo clásico: limón para las achuras y un buen chimichurri para el resto de los cortes.

lxa_3

 

Para este asador, es ideal que se coma variado; se pone en la parrilla varios cortes de carne y se “pican de todo un poco”. No obstante, para algunos, es importante llenarse con sólo un bife de chorizo, él cree en la diversidad de productos para hacerlo más atractivo. “Corto todo en pedacitos para que la gente pueda comer con la mano” gesticula.

Si bien, no han tenido tiempo de asimilar el impacto que han tenido, se sienten reconocidos en todos lugares que van; sea en Argentina u otros países de Latinoamérica. “En Ecuador nos pusieron custodia para que la gente no se nos venga encima” expresa con asombro. De todos modos se mantiene humilde y no se la cree, hasta le da un poco de vergüenza porque no se considera un ídolo.

Seguramente seguirá creciendo, siempre apoyado por la gran comunidad, pero trata de mantenerse terrenal. Sigue haciendo los asados del fin de semana para los amigos. “Es el asadito que más valoro, puedo hacer muchas cosas en la semana, pero llega el viernes a la noche y quiero cocinar para mis amigos”. Eso es lo importante, recordar de donde se viene aunque no se tenga real dimensión de donde se quiera llegar.

Por Manuel Saracho Villacorta/Fotos:Gentileza Foodnetwork

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here