Paris Paris Musique, Obreros de las utopía

0
708

¿Cuál es la fórmula para concretar un sueño? Si bien probablemente más de un lector tenga una alternativa a la respuesta, no es una pregunta que solemos hacernos a diario. En realidad, siquiera la palabra “sueño”, a menudo, fuera de la connotación de descanso. Y mucho menos una expresión que en este país varios intentaron silenciar: “utopía”, tan asociada a la juventud como “asombro” lo es a la infancia.

Son términos que a medida que avanzamos en edad en el mundo capitalista, vamos dejando de usar. A excepción de los mundiales de fútbol cuando nos acostumbramos a pensar en plural, de a poco fuimos olvidando esas palabras también en lo colectivo. Más tarde, indefectiblemente en lo individual. En una edición pasada de revista Random, el director de cine Damián Szifrón se refería a esta pérdida de sueños. Curiosamente, es en el arte, al igual que en otras disciplinas o acciones solidarias, donde estas palabras siguen en plena vigencia. A los músicos de París Paris Musique tuve la oportunidad de entrevistarlos en otras ocasiones y debo admitir que siempre me fueron sorprendiendo. Son de esas personas que fueron cumpliendo metas a medida que iban contando sus sueños. Desde sacar un disco propio, hasta sumar a sus grabaciones a uno de los productores más célebres del mundo como Gordon Rafhael o girar por diversos países del mundo. “Se fue dando todo de manera inconsciente, si bien siempre existe ese sueño a largo plazo del cual no estamos muy seguros de que se trata, lo más importante fue que fuimos cumpliendo nuestros planes a corto plazo. Y obviamente de a poco vamos avanzando, desde la composición de nuestra primera canción, la grabación de nuestro primer disco, contactar a Gordon, girar con la banda, etc. El apoyo entre nosotros mismos y el de nuestras familias es muy importante, sin los afectos esto se hace muy difícil. Además también están los argumentos del por qué hacemos lo que hacemos y nuestros ideales. Creo que todo eso logra proteger nuestro trabajo”, cuenta Matias Astudillo Choi (voz y guitarra rítmica).

Fotos: gentileza Lu Giobellina
Fotos: gentileza Lu Giobellina

¿Cuáles creen que han sido los factores que han contribuido a la expansión del grupo? ¿Son conscientes que han contribuido muchísimo con su ejemplo al avance de la Cultura musical de Córdoba?

Tener una banda de música independiente requiere no sólo del trabajo musical sino que también de un esfuerzo que combine la difusión de su música con la creación de la misma. Tratamos de que cada uno se ocupe de distintas áreas, por suerte también formamos parte de un nuevo sello discográfico (Blue Reno), y nos ayuda en la comunicación, en el armado de los shows y las giras, entre otras cosas. La verdad es que no sabemos cuánto hemos contribuido a la Cultura musical de Córdoba pero queremos seguir avanzando. Al final de todo este viaje musical ―si es que esto tiene un final― quizás en ese momento estemos aptos para hacer un balance. Muchas bandas de Córdoba me han inspirado a empezar y a seguir adelante con la música, así que esperemos que lo poco que hemos hecho hasta ahora pueda servir de inspiración a otras personas iguales a nosotros para, por lo menos, agarrar una guitarra y empezar a transitar el camino. Como dice un tema de una de nuestras bandas favoritas: “Take the long road and walk it”.

Además del mencionado Matías, al grupo lo completan Hernán Sanmartino (guitarra líder-coros), Santiago Astini (bajo-coros) y Martín Garello (batería y bases electrónicas). Es la tercer banda de toda Latinoamérica en contar con el citado Gordon Raphael (The Strokes, Regina Spektor) en la producción de un larga duración. Su último disco está masterizado por Brian Lucey (The Black Keys, The Shins, Sigur Ros, David Lynch). Surgieron a principios del año 2007, bajo el concepto de “Dance Rock”. Con su primer LP, sorprendieron gratamente la escena musical independiente, posicionándose en poco tiempo como la gran promesa local del pop/rock. Teniendo de referente inconsciente estilos musicales tan variados, el grupo consigue la combinación perfecta entre la agresividad del rock y las cálidas melodías del pop.

¿Qué les dejó la experiencia de traer a Córdoba a ―nada menos― que Gordon Raphael para que los acompañe en la presentación del disco?

A nosotros nos sirvió, en lo principal, para reencontrarnos con Gordon. Después de la grabación de nuestro segundo disco y la gira con él por México y Perú, la verdad es que afianzamos nuestra relación y se podría decir que hoy somos amigos. Como todos los amigos nos extrañamos así que fue bueno tenerlo aquí en Córdoba nuevamente: escuchar sus historias, anécdotas y recordar momentos de la gira. Siempre nuestros balances son positivos, cerramos un círculo, poder presentar nuestro LP dentro del marco de “Disco es Cultura” y, a la vez, dar una pequeña demostración de lo que fue la gira por Latinoamérica, tocando algunos temas de la autoría de Gordon fue genial. Además de que demuestra que si las cosas se tienen que dar se van a dar. El hecho de que Gordon volviera a Córdoba encajó perfecto en el itinerario de todos.

No quiero pecar de intimista, pero al menos les reclamo alguna anécdota…

Gordon es vegano así que el mismo día que llegó a Córdoba por segunda vez para ensayar los temas de él con nosotros, cumplía años. Nos enteremos cuando ya estaba en Córdoba (risas), así que mi mamá, cocinera por devoción y coreana de nacimiento, le improvisó una torta coreana pero vegana. Es decir sin ningún derivado de animal ni harinas. Está todo filmado, incluye a Gordon pidiendo tres deseos y el cumpleaños cantado en Coreano. Creo que no debe haber algo tan raro dando vueltas por ahí.

Te digo que si lo suben a youtube, servirá de estrategia de marketing, pero no me quiero apartar del disco “París París Musique” que ya había tenido sólido recibimiento en nuestro país, ¿Cómo lo calificarían?

La verdad es que la gente y la prensa lo están recibiendo muy bien, nos permitió entrar a Buenos Aires de la mejor forma, muchos periodistas de allá nos han tirado muy buena onda. El disco en sí es el reflejo del momento que estábamos pasando y estamos más que conformes, nos encanta. Fueron meses de trabajar de lunes a lunes buscando el sonido y bajando las canciones. Mucho, mucho trabajo y bueno también siempre estuvo esa presión extra que nos daba grabar con el productor de ¡The Strokes!

¿Cuál fue el punto de inflexión del álbum? Adivino que el primer mensaje por facebook a Gordon Raphael iniciando el contacto. ¿O me equivoco?

Y quizás ese fue el comienzo, de ahí el disco empezó a imaginarse. Conectar en nuestras cabezas el sonido crudo, en vivo y a la vez popero que estábamos buscando con las técnicas de grabación de Gordon Raphael. Todo se dio después del mensaje por facebook de él que decía: “¿Cuando quieren empezar a trabajar?”. Fue lo que nos hizo caer en la cuenta: “Hey, vamos a grabar un disco con el productor de The Strokes”.

¿Cómo fueron esos primeros momentos en la relación con el prestigioso productor?

Sabíamos que Gordon producía bandas independientes de todo el mundo siempre y cuando les gustara su sonido, y así fue como lo busqué en Facebook. Le escribí adjuntándole un link para que escuchara nuestro primer disco y diciéndole por qué pensaba que él debía ser el productor de nuestro segundo disco. A las dos horas tenía un mensaje en el inbox preguntándome cuando quería que empecemos a trabajar. Suena simple ahora que lo digo y la verdad es que sí, así de simple fue, pero a la vez fue una locura. Sumado esto a que veníamos de ganar 60 horas de grabación en un concurso organizado por el diario La Voz del Interior tras haber sido nombrada como banda del 2011.

Después de trabajar juntos en el disco, tuvieron la posibilidad de compartir una gira con Gordon, ¿Qué les ha quedado de esa fantástica experiencia?

El feedback con la gente tanto en México como en Perú. Muchos se acercaban para decirnos que no podían creer el sonido que habíamos logrado, lo internacional y lo distinto que sonábamos. Nosotros simplemente hacemos la música que nos sale y nos gusta, está bueno cuando encontrás gente que te entiende tanto afuera como acá en nuestro país.

¿Cuáles fueron los conciertos que les han quedado impregnados?

En Monterrey tocamos en un lugar que se llama “La Escena”, con una infraestructura y acústica impresionante, tocamos justo antes de una banda muy reconocida de allá así que el lugar estaba lleno. La respuesta del público fue inmediata y además porque nos sentimos muy cómodos en escenarios grandes con buen sonido… ¿Quién no? (risas). Otro fue en Perú cerrando un festival “Indie” en Lima, la gente bailaba todos los temas. Y tocar en el escenario principal del Cosquín Rock fue otro momento inolvidable.

Fotos: gentileza Lu Giobellina
Fotos: gentileza Lu Giobellina

Además de esas giras también hicieron escala en Buenos Aires donde han tenido repercusión por el video elegido por Rolling Stone, ¿Qué pueden decir de ese paso tan significativo?

Fue el estreno de nuestro primer video oficial y que en tan poco tiempo tenga esa respuesta de la prensa y de la gente es más que genial. La revista Billboard también nos nombró como una de las 14 bandas a ver en este 2014. Son pequeñas cosas que suman y nos hacen pensar que de a poco hay más gente que nos presta atención, nos escucha y entiende nuestro mensaje.

Además estrenaron sello propio, ¿Cuáles fueron las condiciones impuestas y la posibilidad que les permite en una industria que ha cambiado por la tecnología?

Nico (Astudillo Choi) está ayudándonos desde antes de crearlo y del lanzamiento de nuestro primer disco. Por esta razón por ahí decimos que es un sello propio porque así lo sentimos, nos sentimos parte. Esa fue una de las principales razones por las que aceptamos formar parte del sello. Además porque Nico es de esas personas que tienen un conocimiento innato de como se está moviendo la industria independiente dentro de internet. Un poco por su edad, 20 años, y además porque creció y se crío con internet, escuchando y consumiendo arte de todo el mundo. Muchas bandas de las cuales tuvimos influencias llegaban a nuestros oídos antes que muchos gracias a que él sabía cómo buscarlas y bajar sus canciones. Hoy viendo que muchas de las bandas que explotan a nivel nacional e internacional lo hacen a través de internet y de manera independiente, debido a esa forma pueden hacer lo que quieran con su arte desde la concepción del proyecto hasta la difusión del mismo. Cuesta un poco más pero la independencia es la única opción que queremos manejar por el momento. Es como decir: “Esto es lo que hacemos. En este momento y de esta forma te lo mostramos. ¿Te gusta?”. Blue Reno tiene esa misma premisa además de muy buenas ideas tanto de difusión como de estrategias que a veces a nosotros se nos escapan, ya sea por falta de conocimiento, ansiedad o porque nuestro foco está más que nada en lo musical. Otra cosa que me parece que vale la pena destacar es que Blue Reno tiene dos bandas cordobesas en sus filas: “Paris Paris Musique” y “Los Smokesellers” pero también incluye en su catálogo a Gordon Raphael que es de Seattle USA. Un poco la idea de Blue Reno es romper con las distancias y eso nos gusta.

Si bien cada Paso de Paris ha sido repleto de asombros ¿Qué fue lo que más los ha sorprendido de este último tiempo?

Creo que recapitulando todo lo que logramos con este disco, lo que más nos sorprendió fue la elaboración del mismo. Poder grabar con Gordon, el productor de una de nuestras bandas favoritas, haberlo masterizado en el estudio de Brian Lucey, ingeniero de The Black Keys y Artic Monkeys entre otros, y además de haber tenido la suerte de contar en el arte a Fab Ciraolo, artista chileno que con su trabajo nos enamoró, fue demasiado asombro. Poder conjugar tu propia música con gente que admirás es algo increíble.

Seré redundante pero al principio hablé de de sueños que han cumplido, ¿Cuáles son las próximas quimeras que descartamos que cumplirán?

Y la verdad es que por ahora estamos yendo cada vez más seguido a Buenos Aires, tocando y con giras de prensa, aunque nuestra cabeza apunta mucho a México. Es un lugar increíble, un mercado gigante en donde la gente le fascina la música alternativa, escucha discos y va a ver bandas nuevas. Se deja sorprender. México suena bien para nosotros.

Paris Paris Musique - Paris Paris Musique Cover Art (Alta)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here