Ruta del Vino, Valle de Colchagua / Chile

0
458

Quiero compartir con ustedes mi viaje a una de las zonas más hermosas de Chile, el Valle de Colchagua.  En este lugar se encuentran ensambladas bodegas de gran renombre internacional, como Viña Lapostolle, Viña Montes , Viña Viu Manent, y Viña Laura Hartwig.

Escribe: Karla Johan Lorenzo

El clima privilegiado, su gente, la calidad de sus vinos, hacen de esta zona un paraíso para descansar y disfrutar. Para llegar al Valle de Colchagua debemos alquilar un auto o tomarnos un bus desde la ciudad de Santiago hasta Santa Cruz, corazón de este Valle. El trayecto dura de dos a tres horas, pero vale la pena ir disfrutando de la vista de la cordillera y los viñedos.

Una vez en la ciudad de Santa Cruz podemos hospedarnos en el hotel boutique “Vendimia”, donde su dueña Carla Ramírez junto a su esposo, estar atentos a todos los detalles durante su estadía.
O bien podemos optar por el Hotel Santa Cruz, el más exclusivo e importante de la zona. Este hotel tiene casino, pileta y un jardín soñado. Ideal para beber una copa de Sauvignon Blanc en esas largas tardes de calor, donde el sol no quiere esconderse y la brisa comienza a correr muy suave. Una vez instalados en el Hotel, deberíamos tener en cuenta armar nuestra agenda para visitar las Viñas, en su mayoría se manejan con reserva previa.

Publicidad

Fotos: Karla Johan Lorenzo
Fotos: Karla Johan Lorenzo

PRIMER DÍA
Por la mañana recomiendo visitar la Viña Viu Manent. La experiencia comienza con una vuelta en un carro antiguo por las viñas, seguido de una cata de vinos en la cava, para finalizar el recorrido con un almuerzo en el jardín, junto a los viñedos. Esta bodega se caracteriza por la elaboración de la cepa Malbec, donde encontramos vinos que compiten muy bien en el exterior.
El día puede seguir con una visita a la Viña Lapostolle, donde podrán ver una de las mejores vistas del Valle de Apalta. Este valle, con un microclima especial, encierra un circuito de bodegas con mucho prestigio en Chile y a nivel internacional. Los propietarios de esta bodega son los dueños de la prestigiosa marca Grand Marnier, licor creado en 1880 por Alexandre Marnier-Lapostolle. Se hace a partir de una mezcla de coñacs y esencia destilada de naranja amarga. Esta dedicación y prestigio se puede percibir en sus vinos, donde se destaca el Carmenere y Chardonnay.

La experiencia comienza con una vuelta en un carro antiguo por las viñas, seguido de una cata de vinos en la cava, para finalizar el recorrido con un almuerzo en el jardín, junto a los viñedos. Esta bodega se caracteriza por la elaboración de la cepa Malbec, donde encontramos vinos que compiten muy bien en el exterior.

SEGUNDO DÍA
Pueden volver a visitar el Valle de Apalta, y conocer la bodega Viña Montes. Este proyecto, que tiene como base el Feng Shui en su diseño, desde la orientación de la entrada de la bodega, hasta la zona de elaboración de sus vinos. Pueden subir a la colina, y ver desde allí los viñedos. Excelentes vinos a base de Syrah y Carmenere. Por la tarde recomiendo vsitar el Museo de Colchagua, en el corazón de la ciudad de Santa Cruz. Uno de los más completos y reconocidos Museos en Chile. Este fue inaugurado el 20 de octubre de 1995 por la Fundación Cardoen, cuenta con más de 4.000m2 de exhibición.
Busca preservar y difundir los valores de Chile y América. Ayuda a niños de bajos recursos, a través de la Fundación y con el aporte de la venta de entradas. Esta dividido en el Museo de Artesanía Chilena, Museo del Automóvil, este ubicado dentro de la Viña Santa Cruz, cerca de la ciudad. Se destaca desde el año 2011, dentro del Museo, la muestra del “Derrumbe de la Mina San José”. Este se produjo el jueves 5 de agosto de 2010, dejando atrapados a 33 mineros a unos 720 metros de profundidad durante 70 días. El yacimiento, ubicado a 30 km al noroeste de la ciudad chilena de Copiapó, era explotado por la compañía San Esteban Primera S.A. La Fundación Cardoen, junto al Gobierno Chileno, lograron reunir todo el material para que podamos, a través de este recorrido, sentir y vivir la experiencia de estos 33 mineros. Imperdible la experiencia!

TERCER DÍA
Pueden comenzar con una visita a una bodega pequeña en producción pero con mucho vuelo internacional. Viña Laura Hartwig, les cuento que este apellido es muy familiar para mi, ya que coincide con el de mi familia materna. Las experiencia de visitarlos y charlar con Alejandro Hartwing fue muy enriquecedora para mi. Tienen unos vinos increibles, de la mano de su enólogo Renato Czischke, pude degustar un Cabernet Franc y Malbec, dos variedades que elaboran muy bien. También recomiendo relación precio calidad el Cabernet Sauvignon y el Carmener de la primera línea. Luego de esta visita, pueden tomarse un descanso y almorzar en el Restaurante Familia de Santi en Santa Cruz, a un par de cuadras de esta bodega.

El día termina y el viaje también. Espero acompañarlos pronto en otro recorrido. Salud!.

Fotos: Karla Johan Lorenzo
Fotos: Karla Johan Lorenzo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here