The Leftlovers lo que HBO nos trajo este 2014

0
432

A 10 años de emisión del primer capítulo de Lost, a excepción de incursiones de JJ Abrams en el cine ( las nuevas versiones de Star Trek y Star Wars tienen su firma), la mayor parte de los involucrados tuvo un desempeño mediocre en la televisión.

Escribe:  Julieta Fantini

No solo los actores, Damon Lindelof, uno de los responsables del descepcionante final, recibió críticas en su Twitter hasta hace pocos meses por como se dieron las cosas. Tal vez, en plan reivindicativo llegó The Leftovers, serie que HBO estrenó el 29 de junio pasado para todo el mundo, nada más y nada menos que el domingo a la noche, el horario caliente que dejó la cada vez más romperecords de audiencia Game of Thrones.

Series de Autor
Quizás por las características propias del medio televisivo, hoy no se puede hablar en los mismos términos de una serie de autor como sí sucedía con cierto cine de los 70. Pero la excepcional True Detective inauguró este año una etapa en la que prestigiosos directores, productores y show runners se unen a escritores contemporáneos con cierto grado de consagración para ofrecer relatos donde el tratamiento de la debacle de la humanidad da un giro. Esto genera una identidad narrativa múltiple y potente. En el caso de The Leftovers asistimos a la sociedad de Peter Berg, el nombrado Lindelof y Tom Perrotta. Berg en la dirección (Hancock, Batalla Naval) aporta la tetosterona, el ritmo narrativo aceleradísimo y el pulso descontrolado de la estética visual actual a una historia de angustias, desorientaciones y lutos de los que quedan luego de una situación excepcional. Son los personajes del novelista Perrotta, autor del libro y también guionista y productor de la serie. El escritor había retratado el sufriente y anodino vivir de los suburbios yankees en otra de sus novelas que fue llevadas al cine (Little Children, con Kate Winslet). Todo esto con la pátina del Lindelof, que parece tener una debilidad por historias entrecruzadas y con enigmas que, aparentemente, no tendrán finales cerrados y prolijos. Porque parece que en este caso, tampoco sabremos por qué se fueron.

Publicidad

serires

Un estado de naturaleza emocional
Inclinada más para el lado del drama sobrenatural que de ciencia ficción, la sinopsis de la serie indica que, de un momento para el otro, y sin explicación, desaparece el 2% de la población mundial. Minutos después de empezado en primer capítulo, pasaron tres años y la acción hace foco en Mappleton, un pueblito del estado de Nueva York, EE.UU. Los personajes, varias historias importantes, aun están en duelo, y la pregunta sobre qué pasó flota en las discusiones televisivas y de bares. Pero de lo que se ocupa The Leftovers es de contar cómo sobreviven las ausencias los que se quedaron. En una especie de estado de naturaleza emocional, los protagonistas están sumidos en la anarquía de la falta de respuestas y así toman distintos caminos: la negación, la religión -sectas y delirios místicos-, la rebelión, el hedonismo y la depresión que producen la incógnita y la falta. El viejo debate ciencia- fe desarrollado en Lost de principio a fin aquí no tiene una isla que catalice las búsquedas existenciales de los protagonistas: es todo ausencia. Lo que le da un tono angustiante, un tufo distópico sin una naturaleza que se rebele, sin una invasión extraterrestre, sin muertos vivos, sin bombas, pero con una atmósfera de fin de los tiempos palpable en cada toma.

Por qué vale la pena The Leftovers
Si bien el piloto es algo confuso, la idea es original y el casting está muy bien: se destacan el jefe de policía, interpretado por Justin Theroux; una destrozada Liv Tyler, junto a Amy Brennerman -unida a un culto muy particular- y un cura Christopher Eccleston, que no puede creer que si la desaparición fue obra de Dios, no se lo hayan llevado a él, entre otros. Aun con trazos gruesos, ese trabajo en progreso que es la televisión les da la oportunidad de dibujar líneas más delicadas en las acciones de estas almas en pena para que The Leftovers se convierta en otra de las grandes series del 2014. O no. Puede fallar.

Otras series “del tipo” para ver y para olvidar
Para ver: Fringe, Person of Interest, Utopia, The Walking Dead, Les Revenants.
Para olvidar: Revolution, Falling Skies, Terranova, Resurrection.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here