La moda para Zoom está Out

    0
    274

    Después de un año desalentador de vivir y trabajar a través del video, las mujeres en Estados Unidos y Europa, donde el confinamiento es aún más estricto, están invirtiendo en moda y accesorios que realmente brillan en la pantalla. Te vamos a contar cómo lo están haciendo ellas, para que si vos seguís haciendo teletrabajo, te animes con tus recursos a hacer lo mismo.

    “Si vamos a hacer esto, entonces hagámoslo bien”, declaró Tanya Golesic sobre Zoom, mostrando una muñeca llena de pulseras y un anillo de cóctel de oro cinético. La Sra. Golesic, la presidenta para América, de 49 años para el imperio del calzado Jimmy Choo, inicialmente se rindió a la ropa casual después de dejar su hogar en Nueva York para refugiarse (y realizar videoconferencias) en Long Island la primavera pasada. Pero una vez que llegó junio, salió de su caída de vestimenta, para vestir blusas y blazers con mangas de gran tamaño y suéteres de textura, todo eventualmente maximizado por accesorios. “Creo que la gente ha dejado de ser aburrida. Toda la idea del glamour está regresando”. Incluso, ella está fantaseando con prender fuego unos pantalones deportivos.

    Durante el año pasado, aprendimos cómo realizar todo, desde entrevistas de trabajo hasta divorcios a través de la pantalla de la computadora. La cosa a medias, con zoquetes desde la cintura para abajo y la camisa con cuello desde la cintura para arriba estaba bien cuando pensamos ingenuamente que el confinamiento duraría algunas semanas. Pero la gracia de deambular con ropa deportiva todo el día ha disminuido. Ahora, gracias a una combinación de optimismo, fatiga de la remera y anhelo de un mundo pre pandémico, muchas mujeres no solo se visten para Zoom, sino que también se engalanan.

    “Sentir que tienes una razón para lucir genial es fortalecedor”, dijo Mercedes Posey, gerente de proyectos de operaciones clínicas de Dallas que ha iniciado sesiones en videollamadas de trabajo, galas y noches de chicas. Ponerse artículos tan exuberantes como aros tipo candelabro que no se pueden perder, blusas de color rosa brillante y un sombrero, le da a Posey, de 35 años, algo que esperar. Sus vivaces atuendos de trabajo se han convertido en una sensación en la pantalla pequeña, que sus colegas protestan en las raras ocasiones en que apaga su cámara.

    Si estás lista para elevar tu propio guardarropa Zoom, los diseñadores están ofreciendo convenientemente una gran cantidad de tentadores atuendos de cintura para arriba esta temporada. Miu Miu vio apropiado adornar los cuellos de tortuga con cristales. Los estampados oceánicos de Versace resaltan sobre cualquier fondo de Zoom; y las mangas abullonadas de Alexander McQueen (como las del suéter tipo corsé tromp l’oeil) cortan una silueta suntuosa en la pantalla. La nueva directora creativa de Swarovski, Giovanna Engelbert, acaba de presentar un grupo de joyas de cristal de gran tamaño que, incluso si se usan con una camiseta sencilla, que inyectarán brillo incluso en las videollamadas más monótonas. La Sra. Engelbert, quien diseñó su colección de debut en el encierro, admitió que el éxito fue más grande debido a Zoom, probablemente.

    Harriet Hawksworth, editora en jefe de la plataforma de comercio electrónico Farfetch, ha notado un apetito rabioso por los colores brillantes, los estampados llamativos y los accesorios llamativos. Los collares de cadena gruesa, los aros y las cintas para la cabeza, como el rojo de Prada que la poeta Amanda Gorman lució indeleblemente en la inauguración presidencial de Biden – Harris, han demostrado ser populares. Estos accesorios tan enfáticos te ayudan a destacar entre todos los otros pequeños cuadrados.

    El hecho de que las mujeres se engalanen con ropa llamativa y adornos llamativos no significa que estén dispuestas a abandonar la comodidad de la ropa de entrecasa. “Es difícil desprenderse de la comodidad”, dijo la Sra. Hawksworth. “Entonces, si eres diseñador y puedes lograr un gran impacto y la máxima comodidad al mismo tiempo, has ganado”.

    Un vencedor, en este sentido, podría ser el diseñador parisino Alber Elbaz. El mes pasado, el exdirector creativo de Lanvin lanzó su nueva línea, AZ Factory, con vestidos y leggings esculturales de mezcla de viscosa que fusionan el drama de la alta costura con los niveles de comodidad de Lululemon, la marca de articulos de gimnasia. “Todos buscamos comodidad, pero a veces la comodidad nos puede llevar a lugares ridículos”, dijo Elbaz, afirmando que vestirse de forma descuidada para Zoom denota una falta de respeto por sus compañeros de contacto y por uno mismo. “Quería encontrar un término medio sin ser mediocre”. Entre sus modelos más vendidos se encuentra un vestido elástico, tal vez porque sus inmensas mangas abullonadas enmarcan de manera divertida el rostro.

    Este renacimiento de la moda amigable con lo digital puede parecer extremo. Pero pasar cada día a pocos metros de su armario significa que podés cambiar fácilmente tu apariencia en cualquier momento, y eso está llevando a muchas mujeres a experimentar. “Este año ha cambiado todo en términos de lo que podés ponerte y cuándo”, dijo Beckett Fogg, la mitad del dúo de diseñadores neoyorquinos Área, cuyos pendientes de cascada de cristal y pelucas han llamado la atención durante el primer año de pandemia en Estados Unidos. “Le ha permitido a la gente tener un momento de exploración”.

    No todo el mundo es experto en orquestar el impacto. La estilista de celebridades de Los Ángeles, Karla Welch, cofundadora de la aplicación de estilo Wishi, dijo que durante los últimos 10 meses, el 60% de las consultas de los clientes de Wishi se referían a atuendos de Zoom. La Sra. Welch aboga por los hombros inflados, los escotes interesantes y las joyas elegantes, pero advierte que debe tener un poco de conciencia de la situación: “Hay que usarlos para tomar algo con amigos, pero no para una reunión de negocios”.

    Piotrek Panszczyk, socio de Área de la Sra. Fogg, sugiere que los principiantes comiencen con accesorios eclécticos como aros y gargantillas que no combinan. Y aunque la Sra. Golesic, la ejecutiva de Jimmy Choo, reconoció que es prudente “conocer a su audiencia”, no culparía a sus empleados por inclinarse hacia la audacia. “Honestamente, si alguien apareciera con un vestido de lentejuelas, yo diría, “¡Sí! No te has rendido”.

    Como vemos, ya es tiempo de volver un poco a la normalidad, aunque sea en nuestra casa y sentadas al frente de nuestra computadora. Sentirse bien parte de una. No hay que gastarse fortunas, solo hay que animarse a ponerse unos lindos aros, maquillarse, ponerse perfume y que no nos importe el qué dirán. Porque al fin y al cabo, la pandemia nos vino a enseñar, que todo es el aquí y ahora.

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here