Nancy Rodríguez, Belleza y Estilo

0
1868

Podría haberse quedado jugando el juego de ser la diosa que es. Sin embargo, rompe barreras, se anima a transformarse y parece que nada la va a detener. Modelo y ahora actriz, NANCY RODRIGUEZ es nuestra mujer del mes y en esta nota nos cuenta mucho más sobre su carrera de modelo y cómo es dar los primeros pasos en la tv abierta como actriz.

-Contanos dónde naciste y cómo fueron tu años de infancia y adolescencia.

-Nací en Capital Federal pero siempre viví en zona Sur. Lanús fue la localidad donde transcurrió mi infancia. Mis abuelos tenían un kiosco donde pasaba mis tardes luego del colegio porque mi mamá trabajaba hasta tarde. Mis padres se separaron a mis 5 años y por eso pasaba mucho tiempo con mis abuelos maternos. Era muy traviesa de chica, pero realmente fui muy feliz.

-¿Tuviste siempre claro que querías ser modelo? Cómo surgió la posibilidad de empezar a trabajar y cuándo fue?

No sé si era claro el ser modelo pero siempre fui muy personaje. Me maquillaba, me vestía con la ropa de mi mamá o de mis tías. Me ponía delante del espejo y desfilaba, actuaba, me sacaba fotos o pedía que me sacaran. En ese momento las instantáneas eran furor (risas). El modelaje surgió luego de que mi mamá falleciera a mis 13 años. Mi abuela y tías mandaron una solicitud para un concurso que realizaba la agencia de Pancho Dotto. Se llamaba Sedal Look. Ellas sabían que era algo que me gustaba hacer pero nunca me animaba a presentarme. Así que sin decirme nada y a modo de sacarme de esa situación fea que estaba atravesando, mandaron mi solicitud.
Ahí me eligieron dentro de varias chicas y fui una de las finalistas. Mi primera gráfica fue KSK.

“Actuar siempre me gustó. Como antes decía, de chica siempre era el payasito de las reuniones, pero al empezar tan chica con el tema del modelaje, todo se inclinó para ese lado. ”

Fotos: Raúl De Chapeaurouge
Fotos: Raúl De Chapeaurouge

-¿Qué te trajo el mundo del modelaje. ¿Cuáles son los puntos a favor que tiene esta profesión y cuáles los puntos en contra?

-Primero me trajo mucha diversión, ya que era una nena que lo veía todo muy lejano y poder estar ahí ya era un sueño realizado. Lo vivía como un hobbie al principio ya que estaba en la escuela y eso era mi prioridad.
Me trajo independencia económica, viajes a lugares hermosos, conocer culturas diferentes, aprender idiomas -o intentar al menos- (risas), ropa, aprender a comer sano y cuidarme (imagínate que al tener 15 años vivía en estas casas de comida rápida y estuvo bueno cambiar un poco eso).
Los puntos en contra es lo que veía más que nada en la gente que se obsesionaba o la hacían obsesionar con el peso, la altura. Había chicas a las que las catalogaban de gordas y sólo pesaban 50 kg, y estaban perfectas. Éramos muy chicas y ese tipo de cosas podían afectar nuestra salud. Por otro lado, obviamente la cosificación es cosa de todos los días en este medio y creo que siendo más grande molesta y mucho. Uno cuando es más chico quizás no se da cuenta tanto. De todas formas por suerte dentro de todo eso malo, rescato que siempre tuve los pies sobre la tierra. La crianza que ejerció mi abuela para conmigo fue muy importante. Y fue la que siempre me acompañó a lo largo de esta “carrera”.

-Vemos en tus redes que llevás una vida super fitness y saludable. ¿Qué deportes hacés, cómo te entrenás y qué lugar ocupa en tu vida el cuidado personal?

-La verdad no es cuestión de cuidarse tanto lo que hago. Sí llevo una vida ordenada, sana. Siempre cocino yo todo, no me gusta el delivery, alguna que otra vez me doy un panzaso con una buena hamburguesa casera con papas fritas o cosas dulces (me encanta cocinar pasta frolas y torta de ricota). Pero básicamente no como fritos y grasas. Hago clases de baile, pilates y a veces voy hacer aparatos, pero me aburren un poco. También hago yoga y streching. De chica hice gimnasia deportiva y siempre me gustó mucho trabajar mi elongación.
Considero que no hay que reprimirse, hay que comer de todo un poco. La clave es no pasarse en cantidades pero si tienes ganas de comer chocolates, hay que darse ese gusto. ¿Por qué no?. Si hacés aunque sea una hora diaria o al menos 40 min al día de algo, comés un 80% bien y el 20% restante te das los gustos, tu cabeza no se va a volver loca pidiendo por demás. Y obsesionarse no te lleva a nada más que hacer un descontrol del que después te podes arrepentir .

-¿Cómo y cuándo llegó el interés por la actuación?

-Actuar siempre me gustó. Como antes decía, de chica siempre era el payasito de las reuniones, pero al empezar tan chica con el tema del modelaje, todo se inclinó para ese lado. Sumado a que mi agencia no tenía muchos contactos para poder hacer algo en tele en ese momento. Empecé a estudiar con Lito Cruz, me encantó la idea de ir metiéndome en teatro y seguí con Santiago Doria donde tuve varias exposiciones en teatro, por ejemplo un clásico de Federico García Lorca “Bodas de Sangre”, encarnando a la novia . Hoy sigo formándome con el actor y profesor Gerardo Chendo. Es un ambiente totalmente diferente al modelaje, dejando lo superficial para ir directo al interior.

-¿Cómo se dio la oportunidad de ser parte de QVATL (Quiero Vivir a Tu Lado, Canal 13)? ¿Qué se siente empezar a jugar en las grandes ligas? Es el sueño de muchos actores, poder estar en una tira de Polka…

-La verdad estoy muy agradecida porque es una experiencia única poder estar junto a grandes actores como Muriel Santa Ana, Mauricio Dajub, Paola Krum, Mario Pasik, Flor Peña y otros. Se aprende mucho, siempre me quedaba mientras ellos pasaban escenas y disfrutaba de todo lo que hacían. Tuve una reunión con Adrián Suar, y me propuso este personaje, hice dos casting y por suerte fue seleccionada. Agradezco ese paso por Polka, es loco porque hacía un año miraba una de las novelas que estaba al aire y decía “me encantaría estar ahí aunque sea pasando por atrás” y se me cumplió eso y más.Me gusta tener objetivos y cumplirlos, y es más satisfactorio cuando todo es mérito tuyo, ya que sabemos que en estos medios quizás todo cuesta más por el buen camino.

-Contanos más sobre tu personaje en QVATL.

-Mi personaje se llama Valentina, es la secretaria de Mike Amigorena, y trabajo en la zapatería de la familia de Tomás (personaje de Mike Amigorena). Este mes ya termina mi personaje porque quizás hay nuevos proyectos. Así que siempre feliz porque disfruto todo a pleno y trato de dar lo mejor aunque sea algo chiquito.

Fotos: Raúl De Chapeaurouge
Fotos: Raúl De Chapeaurouge

-¿Podés contarnos cuáles son esos proyectos laborales que te esperan este año?

-Hay varios pero por lo pronto voy paso a paso. Tengo ganas de seguir en tele, sigo estudiando teatro y con el tema del modelaje seguimos con las campañas de primavera verano (todo se hace a la inversa de la temporada) Siempre sigo desfilando para los diseñadores de alta costura y estoy con muchas ganas de viajar .

-¿Te gustaría ir mutando hacia la actriz y dejar de lado el modelaje? ¿O podés combinar ambas profesiones sin problemas?

-Por ahora puedo con ambas cosas , pero me gusta ser responsable y dedicarle el tiempo que cada cosa se merece. Ambas cosas me gustan pero está claro que el modelaje tiene fecha de vencimiento.
Y en lo personal. En este momento ¿disfrutás del amor en pareja o disfrutás de la soltería?
De mi vida privado no hablo. siempre me gustó decir eso y ahora me viene perfecto (risas). Siempre dejo que la vida me sorprenda. Y estoy abierta a que el amor toque mi puerta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here