Victoria Saravia, En Pleno Vuelo

0
572

I don’t care if it’s Chinatown or on Riverside. I don’t have any reasons. I left them all behind. I’m in a New York state of mind” (Todo se reduce a la realidad, y está bien conmigo porque yo he dejado pasar.

No me importa si es en el Barrio Chino o al lado del río. No tengo razones, las deje todas atrás. Estoy mentalmente en Nueva York) expresa Billy Joel, mientras una dama de vestido blanco emerge en pleno Brookling.

Bien podría haber sido la musa de esa canción del reconocido artista. La mujer que no pasa desapercibida hace propia esas frases y las deja entrever en el impacto de cada una de las presentes fotografías. Su costado racional la mantienen intacta en esas calles ataviadas de transeúntes de diversas nacionalidades y etnias, pero algo más profundo permanece en los atardeceres en Melo (Uruguay), en los días lluviosos de Buenos Aires o en las aguas transparentes del mediterráneo donde ahora mismo sucede la charla que transcribo. Victoria Saravia es de todas partes y tal vez de ninguna. Su nomadismo y espontaneidad la arrimaron a distintas lados del Río de la Plata. Y ahora mismo en Ibiza o hace unos días en Nueva York. Da igual, todo lo deja atrás. Y lo supera.


-Te fotografiamos en un año donde decidiste patear el tablero, emigrar y formarte, ¿Cómo se dio ese paso? ¿Cómo y por qué decidiste esta apuesta?

-(Piensa), No sé si es tan así. En realidad me vengo formando desde que comencé en esta carrera. Gracias a Dios desde que llegue a Argentina no paré de laburar. Tuve la suerte de arrancar en televisión con Fox Sports y luego América, en donde fui parte de tres programas muy importantes, también estuve en Sport TV. Y bueno, ni que hablar de mi carrera como modelo y mis últimos pasos como actriz. Sí, es verdad que después de todo, esto más que nada es personal porque sentí que tenía ganas de migrar y vivir en la gran manzana. Considero que los cambios son siempre para bien y que salir de tu zona de confort -como ya tenía la mía en Buenos Aires- para probar en esta ciudad también es para madurar un montón.

Fotos: Miguel Ángel Rosales especial para Random
Fotos: Miguel Ángel Rosales especial para Random

-¿Cuáles han sido las dificultades y los aciertos de la decisión?

-Aún no le veo contras. Los pro básicamente es apostar, crecer y aprender. No hay una cosa que más me atraiga de NYC. Hace cuatro meses que estoy y aún sigo conociéndola. No es lo mismo ir de paseo que vivir, pero yo soy bastante arriesgada y espontánea y ya logré como “mi grupo”.

-Dejaste el país tras una buena temporada como panelista en diversos programas, ¿Por qué decidiste escapar de esa vorágine? Sos de las pocas que dicen lo que piensa a pesar de saber que la frontalidad muchas veces no es compatible…

-(Risas) ¡Qué bueno que eso esté claro! Si soy frontal porque la verdad no busco amigos en la TV o ser alguien que no soy. Digo lo que pienso y así me gané mucha gente como otra no, pero esa es la idea, estar rodeado de la misma energía que la tuya y de gente que comparta un camino. El paso por la televisión fue una experiencia increíble que me enseñó mucho. La TV te enseña mucho.

-En TV hay muchas que provienen del modelaje y no tienen tanta parla, ¿De dónde viene tu labia? te imagino de chiquita dando órdenes y que alguien te parara el carro diciendo “que pico” que tiene esta nena…

-(Se ríe) Sí, te lo imaginás bien. Mi pico viene de mi papá (el ex intendente Villanueva Saravia), mi familia paterna toda proviene de caudillos y políticos así que pico no falta. Siempre fui una nena con carácter pero muy dulce y divertida, la sonrisa ante todo.

Fotos: Miguel Ángel Rosales especial para Random
Fotos: Miguel Ángel Rosales especial para Random

-¿Te dan ganas de volver a actuar? Como que habías encontrado tu lugar…

-Sí, claro. Me encanta. Yo no sé si Nueva York va a ser para toda la vida o es solo una experiencia. Quizás el año que viene estoy en L.A (Los Ángeles) o España. O de regreso en Argentina, ¿Por qué no? Nunca se sabe. Ahora me propusieron hacer una “peli” que empezaría a filmarse en diciembre es una co-producción entre Paraguay, Uruguay y Argentina. Así que no descarto y estoy entusiasmadísima.

-Decís España y aparte me contabas que estás navegando en Ibiza, ahora dudo que te vayas de ahí…

-(Risas) Estoy de vacaciones, dije España porque Madrid es un buen sitio para estudiar actuación también. Te quiero decir que no tengo programada mi vida. Voy fluyendo con lo que va pasando. Vengo desde Melo, Uruguay. Imaginate…

-Pese a que sos una mujer que fluctúa, ¿Cómo es la rutina de una mujer no rutinaria?

-(Risas) Todos mis días son diferentes, Bueno… impredecibles, diría. Un clásico día de Nueva York es levantarme 7:30, desayuno, me voy a la universidad. Salgo a las 13:00hs, luego vuelvo a casa y duermo una siesta. Alrededor de las cuatro voy hacer alguna actividad física. Luego tipo seis un brunch, algo de estudio, “dinner” y a la cama.

-¿Y el lugar que más te atrajo de la ciudad?

-No sé, es que hay varios. Claro está que el Central Park es fantástico. Ese parque en medio de esta inmensa ciudad (exclama). Ahí adentro hay un lugar maravilloso que descubrí un día que fui a “shootear” y estaba lloviendo. De hecho postee las fotos en “Instagram”. Absoluto silencio y se sentía el ruido de las gotas caer y los patitos, era increíble.

-Ya que te transportaste a un lugar calmo, ¿Por qué creés que no has vuelto a formar pareja?

-Eso es lo que ustedes creen (se ríe). Soy muy enamoradiza. Soy “Susanita”. Me gustan los hombres caballeros, inteligentes y, sobre todo, que me hagan reír. Cada vez estoy más exigente también, pero exigente en eso. Me gusta que me traten como una reina, que haya compañerismo y nos cuidemos mutuamente. Esas cosas son las que encierran el amor en una pareja para mí. Y te digo que aún quedan de esos.

-Igual estando en lugares paradisíacos como ahora en Ibiza o en Nueva York deben ser menos frecuentes…

-(Delibera y luego contesta) No pienso lo mismo. Creo que es más fácil porque hay personas de todas partes del mundo. Y te puedo asegurar que el argentino es el hombre más complicado o zorrito que existe.

-Podriás haber dicho el rioplatense…

-Sí, perdón. No quiere decir que sea mejor o peor, es más complicado.

-Igual el que sabe leer entrelíneas puede captar tu situación sentimental. Has atravesado etapas personales diversas, ¿Cuáles han sido las claves de tu superación, de tu optimismo y de tu alegría?

-La más difícil fue no tener a mi papá desde los 12 años. De ahí para adelante mi vida cambió, mi entorno, mi familia materna se hizo más fuerte para protegerme y yo también porque ya no era una nena con papa y mamá. La alegría la llevo dentro porque soy feliz de quién y cómo soy. El optimismo es porque siempre intenté superarme por mí misma. Y como lo fui logrando seguí intentándolo.

 “La alegría la llevo dentro porque soy feliz de quién y cómo soy. ”

Fotos: Miguel Ángel Rosales especial para Random
Fotos: Miguel Ángel Rosales especial para Random

-Se percibe que ese poco tiempo junto a tu padre fue de calidad, moldeó tu personalidad ya que heredaste mucho. Pienso que tal vez más de uno tiene su papá y no valora su presencia…

-Ojalá que los que lo tienen lean esta nota y los empiecen a valorar, porque más para una nena de verdad que es muy importante la presencia paterna.

-¿Creés que desde algún lugar estará orgulloso de vos y tu actitud emprendedora?

-Claro que sí. Es un ángel más en el cielo que me cuida junto a mi abuelo y mi tío.

-La creatividad y el constante movimiento te nutrieron ¿Cuáles son los próximos pasos en ese sentido?

-¿Y si te digo q no tengo ni idea me creés? En realidad, tengo objetivos claros, ya comencé a hacer mi visa de artista en EE.UU, también estoy trabajando con un agente y ahora cuando regrese comenzaré con algunas agencias en NYC. Además tengo este proyecto para la película y (duda si contarme) hay un proyecto para una obra de teatro en Broadway…Que sería tipo tocar el cielo con las manos.

Fotos: Miguel Ángel Rosales especial para Random
Fotos: Miguel Ángel Rosales especial para Random

-Viendo que vas a quedarte un rato más por ahí, ¿Qué te debemos llevar de acá si volvemos a verte?

-Dulce de leche, alfajores y yerba.

-¿Canarias o cualquier otra?

-Canarias, sin dudas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here