Mercedes Benz vuelve al segmento de las Pick–Up con la lujosa Clase X.

0
109

La emblemática marca alemana lanzará en nuestro país a principios de 2019 su nueva Pick – Up, la Clase X, con ella apuesta a competir directamente con la Volkswagen Amarok V6 quien se sitúa en la actualidad como la mejor del segmento. Ingresa y conoce más sobre esta Pick – Up de lujo.

Después de 40 años la marca de la Estrella regresa en nuestro país al rubro de las camionetas, quizás pocos lo recuerden, pero entre 1972 y 1976 Mercedes fabricó en la Argentina un utilitario la 220 D Pickup, una chata con motor gasolero de 2.200 centímetros cúbicos.

Pickup

La Mercedes Benz Clase X fue desarrollada en alianza con Renault – Nissan, comparte la plataforma, componentes estructurales, algunas mecánicas y transmisiones con las pick – ups Nissan Frontier y Renault Alaskan, naturalmente la Clase X se tomó sus libertades típicas de una Mercedes Benz.

La trompa demuestra los rasgos distintivos de la marca alemana, la sola presencia de esa Estrella en la parrilla logrará que se convierta, en el acto, en la pick-up más deseada por muchos. El perfil podemos decir que es más genérico, no tiene tantas diferencias respecto a sus “primas” salvo por las llantas de diseño exclusivo (entre 17 y 19 pulgadas) y por la barra sobre la caja de carga.

La parte trasera deja mucho que desear, las ópticas posteriores son muy finitas, no se extienden a los laterales como en otras pick-ups, algunos inclusive comparan las ópticas con las de la antigua Ford Ranchero. El emblema de la Estrella, una vez más, es el principal rasgo diferenciador desde este ángulo.

La longitud será de 5.34 metros de largo y tendrá una capacidad de carga de una tonelada, competirá contras las otras pick-ups medianas del mercado. A nivel internacional se ofrecerá con tres niveles de equipamiento: Pure que será estrictamente de trabajo, Progressive destinado al uso mixto y Power que será la versión de lujo, tope de gama. Por supuesto habrá un amplio catálogo de accesorios para personalizarla: llantas, barras sobre la caja, estribos, lona marítima para la caja de carga, cobertor rígido y hasta cúpulas oficiales Mercedes Benz.

El interior es el lugar donde mayor esfuerzo puso la marca para darle una identidad propia a la Clase X, ofrece una cabina muy bien aislada del exterior y con terminaciones cuidadas. Todas tienen pantalla multimedia, desde la versión Progressive se ofrece el “touchpad” un comando táctil entre los asientos delanteros, que permite controlar todas las funciones del vehículo, incluyendo la posibilidad de escribir letras o números con los dedos.

La versión Power es la más lujosa, ofrece dos tipos de tapizado en cuero o cuero con Alcántara, apliques de aluminio, plástico brillante o imitación de madera, además de la cuestión estética, la Clase X ofrece hoy el mejor diseño interior entre las actuales pick-ups medianas.

Las medidas de la cabina son iguales para todas las versiones, muy buen espacio en plazas delanteras con asientos de excelente diseño. Una de las principales críticas de su interior es que el volante solo se ajusta en altura y no en profundidad.

Atrás tiene el mismo asiento que la Nissan Frontier, con mayor inclinación en el respaldo, el piso es algo elevado lo que obliga a llevar las rodillas un poco más altas de lo normal.

El equipamiento de seguridad será uno de los más completos del segmento: los siete airbags de serie (incluyendo bolsa de aire para las rodillas del conductor), los frenos a disco en las cuatro rudas (solo la Amarok V6 y la Foton Tunland lo ofrecen), el alerta de colisión, el sistema de frenado post-colisión, el alerta de cambio de carril y el sistema de reconocimiento de señales de transito son, por ahora, exclusivos de la Clase X entre las pick-ups medianas. Se suman también de serie los frenos ABS con EBD, control de estabilidad, control de tracción, anclajes para sillas infantiles, asistencia al arranque en pendiente, alerta de perdida de presión en los neumáticos y control de balanceo de tráiler.

Constará de tres motorizaciones disponibles, todas diésel. La X220D llevará un 2.3 turbodiésel con 163 cv y 403 Nm, en la gama media la X250D utiliza el mismo block 2.3, pero con doble turbo (bi-turbodiésel), para entregar 190 cv y 450 Nm, estos dos motores se combinan con caja manual de seis velocidades o automática de siete marchas.

La versión tope de gama X350D será la mas interesante de todas: V6 3.0 turbodiésel, con 258 cv y 550 Nm. Será la pick-up más potente del mercado, se combina con tracción integral 4Matic de acople automático y caja automática 7G Tronic Plus.

La gran diferencia con la Amarok V6 es que la Mercedes Benz tendrá un plus fundamental para el trabajo pesado y el off-road: caja reductora integrada en la transmisión automática.

La cámara con visión 360 grados, que es un detalle simpático en muchos Mercedes Benz, resulta de gran utilidad cuando se maneja en off-road intenso, cuando no tenes visibilidad por las empinadas pendientes, la cámara lo soluciona aportando la visión del entorno necesaria para un manejo seguro.

Como conclusión se puede decir que Mercedes Benz tomo la Nissan Frontier y la mejoro a su manera, le aplico los retoques característicos de la marca alemana: la suavizó, la silenció, redoblo la seguridad de serie y mejoro mucho la calidad de los materiales. La estrella en la trompa genera un atractivo especial en nuestro mercado para aquellos usuarios de pick-up que sueñen con manejar un Mercedes Benz.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here