Jon Deca: Lobo Suelto

0
161

El músico cordobés gana adeptos con un estilo musical poco explorado en español. Mientras vuelve a los escenarios tras el confinamiento, continúa componiendo y preparando su desembarco en Buenos Aires. En una entrevista con RANDOM repasamos su carrera.

¿De dónde es este chico?- preguntaban conductores radiales o periodistas cuando un joven pelilargo caía con sus primeras canciones, todas en inglés. Su nombre artístico –Jon Deca- y una tonada neutra, impropia de la zona serrana cordobesa, desorientaban aún más a los comunicadores. Sin embargo, nada en el músico es un artificio o una postura que adopta para los medios. Nacido en La Falda asistió a una institución bilingüe, el colegio San Pablo de Cruz Grande desde los 4 años hasta terminar el secundario. El inglés para él es su segundo idioma. “Todo lo que pienso en español también lo puedo hacer en inglés de manera natural”, cuenta. Eso explica de algún modo el concepto de “no lugar” que surge en sus primeros pasos.

Comenzó su camino en la música a los 11 años cuando encontró en su casa una guitarra que era de su madre y decidió comenzar a tomar clases. En los años siguientes formó parte de diversas bandas, participando eventos para bandas juveniles. “Cuando empecé a tocar la guitarra me gustaba Metallica y sabía todas sus canciones. Es esa edad donde uno va cambiando en cada etapa, vas absorbiendo de todo y eso suma después. Por ejemplo, mi nuevo corte El Lobo tiene reminiscencia a esa etapa mía más rockera. Siempre tuve la idea de no estancarme y evolucionar encontrando nuevas melodías”, dice JON. La canción surgió tras ver el documental “The Laundromat (dinero sucio). “Salió bastante rápido porque había mucho de qué hablar, además estaba la pandemia y también me influenció ese documental que habla de la ruta del dinero”, agrega.

En 2015, a sus 18 años comenzó a grabar “Jon Deca” su primer disco como solista, que contiene ocho canciones de su autoría –en su totalidad en inglés- comenzando así su carrera como músico profesional. “Era como que estaba acostumbrado a escuchar estilos en inglés, por eso ese disco a la hora de componerlo salió así, hasta que un día dije hay muy poco de folk en español. Como el género se escucha en todo el mundo y acá hay poco en nuestro idioma, finalmente dije hay que hacerlo”, dice.

Para Jon las canciones no son sólo ritmo, el mensaje es tan importante como la melodía. . “Desde muy chico me gustó la idea que la música sea la carrera, sabiendo lo difícil que es, la famosa frase: tenés una en un millón. Por eso también estudié una carrera –Ingeniería Mecánica- para tender redes por si la cosa fallaba. Pero hay que probar, si no lo intentás no vas a ser nunca el uno ese.
Desde que empecé a tocar la guitarra la idea siempre estuvo de componer propias canciones, siempre me pareció interesante esa idea. Uno empieza por la pasión y vas avanzando y conectando con la gente que le gusta”, cuenta.

Aunque a simple vista parezca que no haya coincidencias, la carrera que eligió académicamente lo complementan. “Hay un dicho en inglés que dice es malo saber un poco de todo y en realidad no sabés mucho de nada, pero pienso que hay que intentar saber lo más que uno pueda porque eso te completa y te hace saber más a la demás gente. Estudié ingeniería mecánica y muchos sugieren que no tiene mucho que ver con la música. Sin embargo, son dos carreras donde estás todo el tiempo cultivando la creatividad. En la ingeniería se trata de satisfacer necesidades de la gente y la música en cierto sentido también, es encontrar qué se necesita escuchar, no sólo en lo musical sino a nivel mensaje, algo que está pasando y te sentís acompañando”, expresa.

Actualmente se encuentra presentando su último hit “El Lobo”, tema de su autoría, editado el 8 de enero de este año, con un video en proceso próximo a salir. “Me considero más guitarrista que cantante, en mi casa estoy todo el día tocando la guitarra y cada tanto surge una melodía o una secuencia de acordes que me llama la atención. Con eso empiezo a armarlo y luego buceo arriba de una melodía y una vez que tengo toda la estructura de la canción y recién ahí empiezo a escribir la letra. Lejos es lo que más tiempo me lleva hacer y priorizo mucho que transmita mucho un mensaje”.

Luego de sus exitosos shows en La Cumbre y Tanti el pasado 13 y 14 de febrero, Deca actuará este Viernes 26 en el Centro de Congresos y Convenciones de la ciudad de Cosquín. (Entradas en www.paseshow.com.ar). En enero había regresado a los escenarios tras el confinamiento por la pandemia y lo emociona ese regreso al contacto con el público. “Fue increíble en el sentido que hacía más de un año que no tocaba frente al público y de algún modo había perdido esa sensación, la respuesta de la gente. Con los protocolos cambia la experiencia pero sigue siendo increíble estar enfrente de la gente y el aplauso al final de los temas, ya me había acostumbrado a tocar frente a la camarita (sonríe), llega un punto que las redes no alcanzan y como artista necesitamos el contacto frente al público”.

Para Jon, la industria de la música se volvió de nicho, donde hay que buscar a tu público. “Y puede estar en el pueblo de al lado o en otro país”. En sus shows, el artista presenta un concierto potente, con una banda sólida, donde se sobresalen temas de su EP anterior, temas como “Se pasa el tren” y “El que no Quiere ver”. “Hay una subestimación del público sosteniendo que si hacés un Festival y debés poner determinado género y se encierra todo en dos o tres. Pero la gente en realidad escucha de todo, en la casa no está todo el día sólo escuchando cumbia y folklore y le gusta escuchar otras cosas también. Y si vas con una propuesta de otro género bien armada se suman y les atrae”, dice.

Deca es un aire fresco en la música de Córdoba, donde se puede apreciar un crecimiento constante, una evolución en sus composiciones y sonido: “cuando terminás una canción, que te lleva meses desde que empezaste hasta tener el punto final y subirlo a Spotify. Y cuando estás a punto de subirlo, ya que ahora es todo virtual, es como un cohete que está a punto de despegar y no sabés que pasará con esto. Por suerte he tenido buena respuesta, la gente lo tomó muy bien y también las radios que te pasan los temas. Vengo pegando suerte y la respuesta ha sido muy buena e impulsa a uno a seguir en esto”.

Su último EP: “El que no quiere ver” está compuesto de cuatro canciones inéditas de su autoría, producidas por Daniel Griffo y masterizadas por Gustavo Borner, ganador de 16 Grammys. Estas canciones reflejan toda la paleta que ofrece Jon como artista, incursionando y fusionando géneros como el Country, Pop y el Rock Clásico. “Es un género que, al igual que el rock, está muy impulsado por la guitarra y ahí me abre muchísimas puertas para producir y editar”, dice. Cuando vuelva la presencialidad su idea es hacer algunos shows en Buenos Aires: “recién estoy empezando pero los sueños internacionales están, no hay que adelantarse, uno siempre sueña pero hay que estar con los pies en la tierra”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here