Temporada inusual para La Dolfina

0
121

Este ha sido un Abierto de Tortugas inusual donde la gran novedad fue el debut de Adolfo “Poroto” Cambiasso con solo 14 años de edad, pero también con una racha de bajas en La Dolfina que los ha dejado menguados pero de ninguna manera impotentes. ¿Llegó la hora de las nuevas generaciones?

Cuando Juan Martín Nero debió operarse por una fractura de hombro y muñeca, comenzó de a poco, casi que como una broma, que iba a ser reemplazado en la Triple Corona por el hijo de Adolfito Cambiasso, “poroto” de solo 14 años. Estos rumores tomaron seriedad cuando la AAP lo ascendió súbitamente de hándicap 5 a 6 (el mínimo necesario para participar) pese a no haber visto acción en la temporada argentina.

Su presencia en La Dolfina esa nada menos que una sorpresa y un record al ser el jugador más joven en debutar en semejante torneo, el más difícil del mundo. Su ascenso significó un punto de crítica al considerarlo arbitrario y favoritista por algunos jugadores, pero el Polo, especialmente el Argentino, no tiene el perfil dramático de otras disciplinas más populares y el presidente de la AAP, Eduardo Novillo Astrada, no tuvo problema en aclarar que se hizo porque se puede y porque aporta al espectáculo el debut de un pibe que, además de ser joven y de un apellido conocido, es extremadamente talentoso. Prueba de ello es la excepcional temporada que tuvo en EE.UU. e Inglaterra que lo vio ascender de 4 a 5.

Pero si quedaban dudas del merecimiento de “Poroto”, estas se disiparon en sus primeros partidos en donde, luego de un comienzo conservador, el pibe empezó a mostrar la chapa de ese tan comentado talento. Y es que no podía ser de otra manera: el Polo en Argentina es un deporte de dinastías, donde los padres heredan a sus hijos hacienda, experiencia y técnica y el pibe Cambiasso es hijo del mejor de todos los tiempos. Una ventaja sin dudas, pero también una vara altísima.

El propio Adolfito explico que la posibilidad de poner a su hijo surgió adentro del propio equipo como una oportunidad de verlos jugar juntos; según lo relatado por Cambiasso grande fue, más bien una decisión informal, relajada y apuntada al entretenimiento (pero esta es mi interpretación, no las palabras de Adolfito).

Cualquiera haya sido la intención, el debut fue todo lo esperado desde lo espectacular, con la noticia rotando por todos lados y ofreciendo una buena publicidad a un deporte por demás cerrado y elitista, por lo menos en cuanto a su público se refiere. La presencia de un pibe es siempre una buena noticia que abre la puerta a la evolución natural de las generaciones en este deporte, pero además es una oportunidad para acercarse a la gente.
Lejos de ser lo único notable que le pasó a La Dolfina durante la Triple, nada más comenzado el Abierto de Tortugas el equipo sub-campeón de la temporada anterior sufrió además las bajas de otros dos jugadores luego de las lesiones sucesivas de Pablo Mac Donough y David “Pelón” Stirling, este último reemplazado por otro debutante absoluto de la corona: Tomás Fernández Llorente hijo, que porta 7 goles de hándicap y 26 años.

Será a todo juicio una temporada intensa que ya está llena de sorpresas y novedades, digna de ser seguida para ver que tan bien entran los recambios y como viene la mano en las nuevas generaciones de jugadores del torneo de Polo más importante y exigente del mundo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here