El bajo argento

0
295

Omar Gómez el reconocido bajista rioplatense conversó con Revista Random de su arte y la situación actual en esta pandemia.

Omar “El Negro” Gómez es uno de los músicos más representativos de la música popular argentina, llevó el bajo a un gran desarrollo musical que le permitió dialogar entre el lenguaje autóctono y el progresivo de nuestra música: desde la simpleza de una vidala hasta la complejidad del jazz, un legado que le dejó el gran Chango Farías Gómez uno de grandes innovadores y pioneros de nuestra música que marcó para siempre el estilo de Omar y la forma de conducirse en su profesión.

¿Cómo llegó la música a tu vida?

La música llego a través de mi familia, soy de familia de músicos. Mis viejos son Santiagueños, mi papá es sobrino de Fortunato Juárez así que yo soy sobrino nieto de Fortunato Juárez; de ese lado me llega por el folclore santiagueño. En mi casa siempre había siete guitarras y tres bombos: los primeros instrumentos que toqué fueron un poco la guitarra y un poco el bombo, y cantar alguna chacarera o alguna zamba; después con el tiempo me acerqué al bajo.

¿Cómo definirías tu música?

Mi música es una música con influencias de jazz argentino, se puede decir, porque tiene toda la impronta del jazz pero tiene la rítmica de acá, de Argentina, y los colores de la música del Rio de la Plata. Podría decirse que es Jazz Argentino.

¿Cuáles fueron tus influencias?

Mi familia primero: mis hermanos, mis viejos, mis tíos. Después cuando empecé a tocar el bajo conocía a Jaco Pastorius y me partió la cabeza: tenía catorce años. Así que Jaco fue una gran influencia, también Miles Davis que es un músico que me encanta. Y por supuesto el “Chango” Farías Gómez fue uno de mis referentes desde chico porque fue el que pudo unir estos dos mundos en que me metí cuando empecé a estudiar jazz. En el “Chango” se unificó eso con el folclore de mis raíces. Después tuve la suerte de poder trabajar con el viejo.

¿Por qué elegiste el bajo como tu instrumento?

El bajo lo elegí porque creo que tiene que ver con mi energía, con las cosas de la tierra. Me acuerdo que cuando tenía 14 años, mi cuñado Rubén, marido de mi hermana Silvia, me dijo: “¿Che por qué no te pones a tocar el bajo? Estás todo el día cantando bases de bajo”. Yo no me había dado cuenta y un poco fue por eso.
Mencionanos tres artistas que admires…
El Chango Farías Gómez, Jaco Pastorius y… que se yo… ¡Bach! (risas)

¿Con quién disfrutas tocar?

Yo con todos disfruto. Si no disfruto con el que estoy tocando trato de no hacerlo. Con mi hermano pasa algo particular que es que nosotros de chicos dormíamos en la misma cucheta y cuando tocamos pasa algo de eso: nos conocemos tanto que está presente.

¿Quiénes fueron tus maestros de la vida?

Bueno, mis maestros de música me han ensañado mucho: yo estudié con Matías González, César Franov, “Pachi” Torillas fue mi primer profe, mi hermano Néstor y bueno, el “Chango”, al que nombro siempre pero me ha cambiado la vida la verdad.

¿En qué instrumento prefería componer?

En el bajo de seis compongo mucho; también un poco en la guitarra; pero más que nada compongo en el bajo de seis cuerdas.

¿Cómo ves el arte en este contexto?

Veo más que nada que está distinta la cosa, que hay que buscarle la vuelta. Esto nos obliga a revisarnos, a vernos, a estar mucho en casa y trabajar desde casa. Yo extraño mucho el compartir con otros pero bueno, en este momento estamos con el “home studio”.

¿Cuál es la canción que está sonando hoy en Omar Gómez?

Muchas, no sé. Cuando salgo a caminar todas las mañanas te escucho desde Tower of Power pasando por Aca Seca, Pedro Asnar, Marcus Miller, Iván Lins. Muchas de esas canciones escucho, pero no hay una sola que estoy escuchando.

¿Qué proyectos tenes planeados para el futuro?

Para el futuro estoy estrenando un nuevo proyecto, un dúo que nació en cuarentena con Sofía Sabatini. Muy contento porque allí puedo hacer parte de mis canciones y la propuesta de dúo de acompañar con el bajo me gusta mucho. Estoy muy contento con este nuevo proyecto: el dúo Gómez-Sabatini.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here