Erika De La Vega Con ojos de mujer

0
168

La presentadora, locutora y comediante venezolana, reconocida por su carismática personalidad y humor irreverente, se despega de estas etiquetas del medio artístico y celebra el reencuentro con su verdadera esencia. Y en ese gran momento de plenitud tras la introspección interior, le llega una nueva propuesta original de la señal E! que busca generar un impacto positivo y de empoderamiento.

Jamás tuvo pelos en la lengua, más bien chispa en sus labios: cantó, bailó, modeló, standapeó (si ya podemos verbalizar esta práctica), interpretó, vocalizó, condujo y podemos seguir con una lista extensa de funciones mediáticas, porque Erika hizo lo que quiso con las cámaras, de algún modo es luz roja del “aire radial o televisivo” la extasiaban, la desinhibían y se transformaba en ese torbellino que tantos venezolanos primero, y luego latinos, apreciaron en las pantallas y escenarios. Pero había algo que no la completaba, que la desviaba y que incluso la empujó hacia abajo. Y ahí De la Vega sacó a la luz su verdadero ser, ese que se cuestiona lo establecido, ese ser que se sorprende y empatiza con tantas féminas de diversas latitudes y realidades. Ahí, en ese estado donde se reinventó dialoga con RANDOM sobres las buenas nuevas de su profesión, a la que quiere tantísimo pero a la que ahora sabe separar los tantos.

A partir del jueves 2 de diciembre (10 de LATAM) estrena “Ojos de mujer” por E! Entertainment, junto a la conducción de Carla Medina y en un panel con Chiky BomBom y Elizabeth Gutiérrez propondrán puntos de vista absolutamente icónicos para reír, llorar y enloquecer a la audiencia con sus ocurrencias. En cada capítulo, este trío inigualable visualizará las fotografías más polémicas de ayer y hoy en torno a la moda, música, relaciones y empoderamiento femenino, en donde hablarán y discutirán al respecto, se preguntarán y cuestionarán sobre dichos temas.

Erika, que comenzó su carrera en la radio y estuvo por 18 años acompañando a los oyentes en Venezuela en su regreso a casa y en los circuitos radiales más importantes del país; es dueña de una voz altamente reconocida que la llevó a interpretar “la muñeca Dolly” en la versión en español de “Toy Story 3”. Ese tono neutro despojado de cualquier país se percibe claramente en la presente entrevista que podrás ver parte de la misma en nuestro canal de youtube. Por otro lado, De la Vega incursionó con éxito en el mundo de la televisión, tanto en Venezuela como en Latinoamérica, conduciendo importantes programas de distintos formatos. En 2014 Erika se mudó a Miami para llevar el formato de “Erika Tipo11” a Telemundo Internacional bajo el nombre de “El Show de Erika Casi Late Night”. Este nuevo proyecto vino cargado de todo el ingenio que derrocha tanto en sus conocidos monólogos como en las entrevistas que les realizó a reconocidos artistas de la televisión hispana.

Hace un par de años creo el podcast: “En defensa propia” que con más de 100 episodios y toda una comunidad alrededor del proyecto que ya apareció dos veces en la lista de los 25 mejores podcast en español para aprender y reír de O, The Oprah Magazine. En esta nueva producción televisiva: “Ojos de Mujer” continúa la iniciativa que agrupa los esfuerzos por promover la diversidad, equidad e inclusión de NBCUniversal International Networks en la región, bajo el objetivo de potenciar el empoderamiento femenino y enaltecer la voz de las mujeres independientemente de su raza, edad, género y patrones de belleza.

Le pregunto qué echa de menos de su país, imaginando que menos las Arepas y tequeños que están por todas partes habrá una lista importante pero su respuesta es concluyente: “Los venezolanos estamos en todos lados verdad, me acostumbré a ver a Venezuela en todas partes. Así como la puedes ver tú en los sabores, yo la veo en mi casa, en mis amigos, la veo en el resultado de nuestros trabajos e incluso en hacer país fuera del país. La extraño pero quiero sentir también que la celebro, que somos representantes de ella, que tenemos que honrar las oportunidades que los otros países nos han dado a los venezolanos y quitarnos la nostalgia. No quiero tener una narrativa del exilio como algo que me quitaron, quiero cambiarla y he luchado contra eso. Quiero decir que a mí nadie me ha quitado nada, tengo mi país en mi corazón y lo que he ganado son nuevas oportunidades para llevar mi voz lo más lejos posible y representar a mi país -que bastante representación positiva necesita- lo mejor posible. Así que no la extraño porque la tengo aquí conmigo”.

¿Cómo se dio la posibilidad de ser parte de Ojos de Mujer?

Estoy muy contenta porque es algo totalmente diferente y puedes preguntarte: ¿Cómo diferente si has hecho de todo en televisión, todos los formatos? Realmente el único formato que me falta es el de cocina y no lo hice simplemente porque no sé cocinar (se ríe). Es que me llegó en el momento indicado, con el trabajo que hice “En defensa propia” (ciclo de podcast) esta invitación de E! Entertainment Television para hablar de temas que normalmente no se tratan en televisión y dar un punto de vista femenino de una manera auténtica, con seguridad, con una visión bien amplia hacia los diferentes temas llegó en el momento justo. Lo celebré mucho porque es un programa donde realmente damos nuestra opinión de una manera auténtica, genuina y con la visión de respetar la opinión; no solamente de mis compañeras sino de todos los que están viendo el programa. Así que abracé la oportunidad porque tiene que ver con lo que he venido haciendo. Además es un espacio donde puedo demostrar mi crecimiento personal, más que profesional. Todo lo que he aprendido en estos tres años de En defensa Propia se puede plasmar. Yo me siento distinta aunque esté en un lugar que conozco bien como un estudio de televisión, me siento diferente, mi visión de la vida cambió y veo todo con curiosidad, con los brazos abiertos y con ganas de aprender de cada una de las experiencias. Me sentí diferente y lo disfruté de una manera distinta.

¿Cómo vivís esa posibilidad de acompañar también desde este lugar tantas luchas y cambios de las mujeres de Latinoamérica?

Y el mensaje de unión, mirá que vengo hablando de cosas femeninas desde hace años pero antes lo hacía desde el punto de vista de la comedia. Después, tras un proceso personal más profundo, pero ahora teniendo a mujeres a mi alrededor. Antes estaba muy sola hablando (enfatiza), yo sola como equipo de producción pero hacerlo ahora con otras mujeres es el momento indicado porque a lo largo de estos años he entendido sobre el tener un círculo de apoyo femenino. Yo antes decía que tenía pocas amigas y me sobraba la mano por las pocas que tenía. Qué triste, yo decía eso. Hoy puedo llamar a muchas que ni siquiera he visto en persona y son amigas, porque sé que cuento con ella en el momento indicado para cualquier tema o lo que necesite para ampliar mi visión o tomar una decisión. Este programa la oportunidad que nos da es seguir comunicándonos entre nosotras. Darnos cuenta que no se trata que llegue una a la meta, una no hace nada, abre un pequeño espacio, necesitamos llegar varias a la meta a la misma vez para que se haga un camino fuerte, robusto y que nadie venga a cerrarlo. El trabajo del programa es podernos apoyar, ayudarnos, acá estamos. Si no te atreves a dar una opinión decimos vamos a dar la nuestra y ese apoyo, esa solidaridad se puede ver en el programa. Y si eso puede ayudar a otras mujeres a dejar de competir y dejar de juzgarnos en tantos temas: en lo profesional, en las parejas, en la maternidad, cómo nos juzgamos. Si eso puede contribuir a que las mujeres dejemos de juzgarnos y unirnos para ver los cambios que necesitamos que se den, creo que ya van venir más rápido. Pero necesitamos estar en la misma o parecida onda.

Y ya en la conducción, son cuatro bien diferentes entre sí que le aportan esa diversidad…

Y decir que no importa si tu opinas diferente a mí, yo no te voy a separarte y cancelar y arrimarte hacia un lado. Eso no somos los seres humanos, nosotros tenemos dimensiones y somos el resultado de muchas cosas, también ahí sobresale el respeto. Es poder decir aunque piense distinto a mí yo aún me puedo reflejar en ti. Eso también es un mensaje para lo que estamos viviendo hoy en día, eso de “si no opinas lo mismo que yo entonces estás en contra de mí”. Al contrario, este es un programa donde podemos vernos en el medio porque es la única manera donde puede existir la conversación. Si nos vamos a las polaridades no hay manera de ponernos de acuerdo. Tratamos muchas veces de vernos en el medio para observar en qué coincidimos para apoyarnos de ahí hacia adelante, no en nuestras diferencias. Si piensa distinto a mí aplaudo porque es bonito el mundo con gente tan diversa.

A nivel personal, ¿Todo cambió cuando decidiste “hacer lo que querías ser” como contaste en la charla Tedx?

Yo estuve mucho tiempo, al igual que mucha gente, que me definiera mi trabajo, mi oficio y no quién yo era. Pensaba que quien era en la profesión así era como persona. A la hora de no estar haciendo lo mismo de siempre me plantee esa pregunta: si eres lo que hacés y no haces lo que eres, entonces ¿Quién eres? Ahí me propuse buscar quién era sin ser la presentadora de televisión, sin ser la comediante, sin ser la locutora. ¿Cuáles son mis etiquetas, cuáles son mis fortalezas como ser humano? Más allá del ego que me encanta ser definida por mi oficio, entonces fui a buscar respuestas dentro de mí que no sabía que estaban dentro mío. Me di cuenta que estaban dentro a medida que fui buscando afuera. Creo que si queremos ver cambios en la sociedad es un trabajo que debemos empezar cada uno, sobre todo las mujeres. Buscar el valor propio, la luz, lo importante que somos y lo que traemos a la mesa, lo valiosa que somos. Y lo peor es uno mismo no sabe lo que vale. No estamos hablando de guita, es cuánto vale uno de lo que aporta al mundo, la manera de amar, de relacionarte con los demás, tu lealtad. Otras fortalezas que te hacen el ser humano que eres y que todavía uno mismo no lo puede ver. Siento que el programa es una invitación donde uno puede voltearse, ver quién eres y no apagar tu luz por nadie que esté a tu lado y después de saber lo que traes, poder ayudar a otras a reconocerse. Y todas iluminadas poder juntas buscar un cambio. Insisto en que el cambio individual es el primero y el más importante. Y después el colectivo.

¿Se te viene un nuevo año con más teatro, podcast y show televisivos?

Lo celebro mucho pero también voy al próximo año con la conciencia que en el apuro llega el cansancio, que tengo que escuchar más mi cuerpo, tengo que darme pausas para poder asimilar las cosas nuevas que pasan en la vida, hacia donde quiero ir, cuál es la meta, eso lo aprendí los últimos tiempos también y si bien estoy muy ilusionada, con la conciencia que a veces hay que detenerse para saber a dónde se quiere ir y no perdernos otra vez en el camino.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here