La Negra Café, más que jóvenes virtuosos

0
569

De qué hablamos cuando hablamos de juventud? Me pregunto parafraseando a Raymond Carver en otra consigna difícil de resolver, al menos en pocas líneas.

Hubo momentos oscuros de nuestro país donde algunos sugerían con un reduccionismo inexacto que “la juventud estaba perdida”, sacando las manos del plato y lavándolas en la misma agua de Poncio Pilato. No falta alguien que aún lo sigue mencionando como una generalización abarcable a cada rincón de nuestro país. Por fortuna, en cada lugar donde Revista Random se distribuye sobran los ejemplos para plantear otras alternativas.

Una noche me encontré frente a un escenario donde un grupo de pibitos se disponían a comenzar su presentación. En su estética daban con el “physique du rol” de cualquier producto de Cris Morena o podían audicionar satisfactoriamente para Glee. A simple vista se imponía su impronta de rostros juveniles y cierto desarreglo cool. Uno de los integrantes directamente exhibía su personalidad y tomaba posiciones con una casaca azul y oro.

Los asistentes, aleccionados en el siglo de la imagen,antes vemos que escuchamos. Si lo primero que te llega de información son unos cuantos purretes con instrumentos variados, el primer signo es la desconfianza. Sin embargo, cuando empiezan a sonar los primeros acordes, aparecen canciones dignas de veteranos, se produce entonces una disociación con la información prejuiciosa registrada en el “back up” mental. Los jóvenes lo hacen con destreza, defienden sus canciones propias con dignidad y exploran nuevos lugares en los covers interpretados. “Te vuelan la peluca” me dice alguien y asiento. La juventud está en varios lugares. Y lo celebro.

“La mejor manera de describir a Negra Café es pensarla como una gran familia musical en donde cada vez que se junta aparece este personaje principal que es una dama de tez morena. Éste es un personaje utópico que desea rescatar la música de raíz negra como el jazz, el funk, el reggae, el souletc; logrando fusionar estas individualidades que componen la familia”, define uno de los integrantes. La agrupación está integrada por Francisco Piai; Lucio Cheli; Juan Piguillem; Agustín Tardella; Manuel Farias; Pedro Boaglio y Manuel Montenegro.

Al ser músicos de diversos ámbitos ¿Cómo se logró conformar la formación actual?
La banda se formó a principios del año 2012 con alumnos del colegio Manuel Belgrano (Córdoba), con la intención de compartir vivencias y sonidos que revoloteaban en la cabeza de cada uno de los integrantes. En un principio éramos un baterista, bajo, dos guitarras y voz. La banda nunca se definió concretamente con un estilo, sin embargo, de a poco el factor común que fue uniendo lo que hacemos fue la música negra. Siempre hubo una fusión de ritmos, sonidos y efectos que simplemente sonaban y se traducían en canciones, es decir todo era muy espontáneo. Luego, con la incorporación de la fila de vientos con un saxo alto y una trompeta, la banda fue tomando forma y los ensayos requerían más trabajo y estudio, lo que hoy nos ayuda para poder unir todos los sonidos y las fusiones que pasan por nuestras cabezas y oídos.

la-negra-cafe3
Fotos: Gentileza La Negra Café

¿Cuál fue la concepción general que los reunió y la búsqueda de la banda?
La concepción general que nos reunió fueron las ganas de hacer música, experimentar, crear, todo en un ambiente de amistad donde siempre hay un mate entre medio y una frase como “mira lo que se me ocurrió para el soul nuevo” (risas). Recuerdo los primeros ensayos. Había una conexión increíble que aun hoy la sigo sintiendo con cada juntada o ensayo o tocata. Mostrar lo que hacemos y ensayar para eso, la verdad que nos llena mucho, realmente lo disfrutamos (cuenta Juan Piguillem).

Los covers que tocan en vivo parecen canciones vueltas a ser creadas, como que logran imprimirle el estilo a temas de otros con acabada eficacia, ¿Cómo se ha dado la construcción de esa manera de tocar?
Sí, más que covers los llamaría versiones que hacemos en esa parte de nuestro repertorio, porque como vos decís intentamos imprimirle nuestro estilo. “Yendo de la cama al living”, por ejemplo, es un tema que re-versionamos en reggae. Con esta versión hemos ganado un concurso en Nuestra radio (de la Radio Universidad) en el programa “Subversiones”, lo cual nos hizo sentir muy bien por el reconocimiento y la difusión que eso generó. A todos nos encanta el genio de Charly García y es un placer tocar su tema y poder re-versionarlo. Esto pasa por disfrutar lo que uno re interpreta y animarse a hacerlo. Son como sonidos que uno se imagina al escuchar alguna canción y tiene el coraje de sentirse el compositor y agregarle su impronta.

Se percibe mucho ensayo pese a que como el jazz o el blues, ustedes improvisan mucho en escena, ¿hay una gimnasia de ensayo que respetan a rajatabla?
Hay ensayo, hay trabajo detrás de lo que el otro escucha. Es bueno saber que es percibido. La improvisación también requiere ensayo, porque uno tiene que aprender a comunicarse con el otro, al darle el espacio al otro se genera como una conversación en un juego. Tocar es como jugar y darle lugar al otro para que también exprese. Enriquece y permite renovar ideas. El lucimiento personal entonces queda en un segundo plano donde el actor es quizás el que atrae las miradas pero detrás hay una base que va contando una historia, pensarlos así a los temas nos ayuda a entender cuándo debemos meter más notas y cuando es bueno crear silencios.

Nosotros crecimos con la cultura rock, sin embargo no es la música que hacemos. A medida que vamos creciendo y vamos afinando nuestro oído vamos encontrándonos con nuevas músicas como el jazz, como el soul, como la salsa, el reggae y demás estilos que nos ayudan a escuchar

Si hablamos de lucimiento individual, en Negra Café hay espacio cada uno con solos que son de antología, ¿cómo trabajan esto de manejar la brillantez y la exposición individual en forma equilibrada?
La posibilidad que alguien se incorpore a Negra Café siempre y cuando aporte nuevas y/o diferentes propuestas musicales, compromiso y voluntad, es totalmente oportuna y esperable. Ya sea para hacer un solo en determinado tema y “lucirse”, por así decirlo, o para hacer una base complementaria, una melodía, un arreglo, o cualquier clase de aporte musical, según requiera cada canción. Es decir, ningún integrante es más que otro por ende no nos parece relevante la cuestión de destacarse o lucirse ya sea por haber hecho un solo o porque al cantante le tiraron un corpiño del público (risas). Podría decirse que Negra Café nunca hizo propia esa lucha de egos, bastante absurda y un tanto habitual en algunas bandas integradas por músicos con alma de solistas estrellas.
Por otro lado, en el momento que un solo está sonando, hay otros sonidos que también son de suma importancia. Quien está ejecutando el solo es quien ha pasado al frente, quien ha subido moderadamente el volumen para quedar cara a cara con el oyente, pero no a solas. Indudablemente el mundo de sonidos que por detrás viajan, bien utilizados, enriquecen y adornan un poco más la canción que está sonando, para lograr en el oído espectador diferentes tipos de sensaciones.

Por lo manifestado no hay problemas de egos, sino todo esto que decís sería una contradicción pero ¿cuáles son las mayores dificultades que tienen que sortear? ¿Las novias de algunos?
(Risas) Esos todavía no son problemas, quizás más adelante veremos a los “Ringos Stars” y a los “George ‘s Harrison”, por ahora tenemos que lograr coordinar horarios de siete tipos para ensayar. La música es el arte de coordinar los sonidos y los horarios. Los horarios de siete son nuestro mayor problema, cuando hacemos música nos entendemos bastante bien y sabemos apreciar siempre el lugar del otro.

¿Con qué influencias crecieron ustedes?
Nosotros crecimos con la cultura rock, sin embargo no es la música que hacemos. A medida que vamos creciendo y vamos afinando nuestro oído vamos encontrándonos con nuevas músicas como el jazz, como el soul, como la salsa, el reggae y demás estilos que nos ayudan a escuchar: trompetas, saxos, violas, baterías, bajos; voces para que puedan influenciarnos en nuestro proyecto. Nuestras raíces, hoy, son todos aquellos estilos que conforman lo que se denomina música negra.

Entiendo que el disco propio debe ser una meta que será inevitable, ¿cómo será su primer trabajo?
Hace poco más de un mes hemos sacado nuestro primer EPÉ titulado “Demoliendo café”. Fue un trabajo arduo, ya que decidimos producirlo nosotros mismos. En una casa cortamos con nuestras manos los papeles, los imprimimos, grabamos los cd´s, imprimimos las tapas, doblamos, etc. Un hermoso trabajo, es como parir tu propio hijo. Lo grabamos en algunas horas en “La Rueda Mágica Estudio”. La verdad fue una muy linda experiencia como músicos. La presentación la hicimos en San Luis Capital y tuvo una muy buena aceptación en las radios y en la gente.

¿Cuáles planean que serán los próximos pasos?
Seguir ensayando para actualizar nuestro repertorio con canciones nuevas y seguir laburando para que Negra café suene en todos lados: en bares, en la calle, radios, casamientos, eventos varios, etc. Nuestro primer EPÉ tiene cinco canciones, así que habrá un próximo que contendrá otras que han quedado fuera.

En mi profesión he tenido el placer de entrevistar a muchos creadores que luego fueron cumpliendo sus sueños de máxima. ¿Cuáles son esas utopías que sobrevuelan de la banda?
Sin dudas tener el estudio propio para la banda es un lindo sueño, ese lugarcito en el rincón natural donde caer y preparar nuestros temas, sacar discos, ensayar mucho, hacer giras por Córdoba y porqué no por otras provincias, algunos videos pueden aparecer también. En Córdoba hay un surgimiento de todas las ramas del arte. Varios espacios para la producción en materia cultural y eso es muy bueno siempre. Tenemos que seguir luchando entre los artistas porque cada vez haya más de esos ámbitos para mostrarnos y sobre todo para que todos puedan participar, ya sea como productores o espectadores. Se está yendo por el buen camino. Se están produciendo cosas grosas muy interesantes, trabajando a niveles pocas veces vistos para la ciudad.

Foto: Gentileza La Negra Café
Foto: Gentileza La Negra Café

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here