Joaquín “pollo” Álvarez: “A veces no puedo creer lo que me pasa.”

0
2051

Es referente en la pantalla de TyC Sports desde hace 10 años. Con un estilo fresco, descontracturado y amigable, es parte de la nueva camada de conductores televisivos que renovaron el aire de nuestra televisión.

Taurino, algo perfeccionista, hiper familiero y mega simpático. Todo lo conseguido en su carrera, fue a base de esfuerzo, trabajo y talento innato. Le gustan los desafíos, confía en su futuro y sabe que en los medios, hará historia.


 

-¿Hace cuánto que empezaste en el medio?

-No lo tengo claro. Siempre me pasa que digo más años de los que son. Imagino que serán ya 15 años o un poco más.

-¿Y cómo fue ese comienzo? ¿Fue algo buscado o simplemente se dio?

-Yo estudiaba teatro y todo lo que hacía tenía que ver con eso. Hacía bolos intrascendentes, no la pegaba ni de casualidad. Le decía a mi familia, “¡mírenme que salgo!” y después obvio que no salía. Empecé a hacer muchos comerciales y ahí me iba muy bien, hasta que un día me llamaron para hacer una novela en México y me fui a filmar allá. Como soy muy familiero, realmente extrañé mucho y me volví.
Al poco tiempo me convocaron de una productora para hacer un programa que hoy es difícil de ver, pero que en su momento era entretenido, que se llamaba Call Tv. Los call tv de antes, eran distintos a los de ahora. Tenían invitados, eran bien divertidos. Me di cuenta que a mi me gustaba mucho más conducir, que actuar. Y a partir de ahí sólo hice conducciones o notas. Así que ese fue el final de la actuación en mi vida.

Foto: Cynthia Beatove Jones
Foto: Cynthia Beatove Jones

-¿En serio? ¿No te quedaron ganas de actuar?

-No! La verdad es que era malísimo. Creo que soy un pésimo actor, aunque me considero bueno haciendo comedia pero si algún día surge algo así, lo tendría que probar mucho más relajado y desde otro lugar.

-De todas formas al momento de conducir, lo que hayas aprendido de la actuación seguramente lo aplicás…

-Claramente, sí. Mucha gente me dice lo mismo y coincido. En la conducción hay que actuar mucho, hay que vender una persona. Y a veces incluso, terminás diciendo cosas que ya no tienen que ver con vos, pero lo hacés porque de alguna manera, creás un personaje. Por ejemplo yo tengo un rótulo, bien ganado por cierto, que es el de mujeriego. Desde hace 3 o 4 años, considero que no lo soy más y sin embargo al aire lo sigo diciendo. Si me dicen algo y el juego se presta yo me engancho porque suma para el vivo. Al margen de eso, soy muy natural. Soy el que soy en la vida. Pesado, simpático.

-¿Creés que suma ser natural y transparente en la tele?

-Yo creo que está bueno y quizás algún lector al que le haya pasado algo parecido me va a entender. Está el típico caso en el que uno piensa “me encanta este pibe/a de la tele, que copado es” y cuando te lo cruzás en el super, le decís hola y te da vuelta la cara. Bueno, ese no es mi caso, ni estoy cerca de eso. Todo lo contrario. Mi entorno me pide por favor que regule con el saludo. Porque yo soy así y porque estoy super agradecido y a veces no puedo creer todo lo que me pasa. Voy a seguir siempre agradecido. Me gusta esto lo que hago y amo mi trabajo.

En la conducción hay que actuar mucho, hay que vender una persona. Y a veces incluso, terminás diciendo cosas que ya no tienen que ver con vos, pero lo hacés porque de alguna manera, creás un personaje.

-Y más allá de que se haya dado un poco de casualidad tu comienzo o el descubrimiento de lo que te gustaba, cuando rememorás y te vas al pasado, ¿eras un nene que jugaba a la radio o a ser conductor de tv?

-No, no. Sí era muy histriónico, siempre en el curso en el colegio era el que resaltaba, manejaba todo. Pero como también pasé mucho de mi infancia en Mar de Ajó, ahí me cambió mucho mi forma de vida. Allá andás en bici o pescás, no hay mucho más para hacer, entonces no había ninguna ambición de ningún tipo. Cuando volví a la Capital Federal, ya empecé a conducir los actos del colegio, a ir a estudiar teatro cuando no era muy común. Así que mi carrera tiene que ver más con mi profesión que con un sueño de toda la vida.

Foto: Cynthia Beatove Jones
Foto: Cynthia Beatove Jones

-¿Y tuviste o tenés referentes dentro del medio?

-Sí, los tuve y tengo y la verdad es que fueron mutando mucho los referentes. Y ahora, aunque suene tal vez un poco pedante, quiero ser yo. Me gusta lo que fui logrando, estoy conforme y quiero ser yo, perfeccionado. Me gusta mucho el producto Tinelli, no me refiero al programa, sino a cómo conduce. Me parece genial cómo un tipo que es multimillonario, logre hacerte creer que no gana minas por ejemplo, o que se tire al piso o juegue. Me gusta que se reinventa todo el tiempo, a él siempre le va bien. ¡Eso me vuelve loco! También me gusta lo que hace Santiago del Moro, aunque no tiene nada que ver con mi estilo. Yo prefiero el conductor que conduce, no el que habla sólo. El que deja hablar a los compañeros, reparte las cartas y lleva bien el juego. Ese es el estilo que va conmigo.

-Y si hablamos de formatos de programas…

-Tengo dos formatos que prefiero por sobre otros. Uno es el magazine: me gusta la información, la noticia, la actualidad. Pero también divertirme y bromear. Pasar de hablar de un choque de trenes a una entrevista informal con algún invitado mediático. No me molesta ese cambio de ritmo. Y también me gusta mucho el programa de Guido Kaczka, A todo o Nada, siento que está hecho para mi. Todo lo que es juegos y entretenimiento me gusta. Tiene que ver con la energía más que nada. El ritmo y la velocidad de ese tipo de programas va conmigo. Además prefiero el programa en vivo, que pase lo que pase.

-¿Radio o televisión?

-Televisión, definitivamente. Soy medio obsesivo. Miro los ratings de todos los programas y analizo el por qué, me fijo de dónde vienen y a dónde van, qué gusta y qué no. ¡Y ni te cuento en los programas en los que estoy yo!

-Nombraste hace un rato el magazine como uno de tus formatos preferidos. Actualmente estás en AM (Telefé). ¿Cómo te sentís con tu participación en el programa?

-Genial. Yo hace 9 años hice notas para AM y me fui porque me quemé, sentía que tenía que estar en otro lugar y me fui a TyC Sports donde todavía sigo.
Ahora me llamaron desde otro lugar. Antes, como recién estaba empezando, era el pibito que puede andar. Ahora siento que ya tengo una carrera y un lugar distinto en el medio, y desde ese lugar me llamaron. A mi me gusta siempre sentirme cómodo, así como soy transparente también soy muy mental. Y la verdad es que me hacen sentir muy bien en el programa. Vero y Leo la tienen atada juntos, hace 10 años que conducen, son los dos muy copados. Todos abarcan muchos roles muy copados y uno entonces siente esa comodidad. Así que estoy muy contento, además de estar en Telefé que me abrió las puertas y donde voy a estar un rato largo.

Foto: Cynthia Beatove Jones
Foto: Cynthia Beatove Jones

-¿Te ves haciendo un noticiero o un programa mucho más formal y con información dura?

-No, ni ahí. Yo cuido mucho mi carrera. Soy muy fiel a mí porque cuido mucho mi proyecto y mi futuro. Hago lo que siento que tengo que hacer, no voy a ningún lugar que no sea el mío. Me preocupo mucho por eso porque siento que si no me cuido yo no lo va a hacer nadie. No quiero decir que hacer un noticiero sería no cuidarme, simplemente creo que ahí no sería yo. Hoy tengo la chance de elegir porque estoy tranquilo en la vida y no me desvivo por la plata sino por la carrera. Yo sé entonces que la plata que por ahí pierdo hoy por no aceptar ciertos proyectos, la gano en 5 años económicamente.

-Como hombre de medios, ¿qué análisis harías de la televisión argentina de hoy?

-Me gusta hablar de esto. Tengo una postura tomada al respecto. La más fácil es pegarle a la tele y decir que es una basura. Yo no coincido. Por cuestiones de trabajo tengo la posibilidad de viajar mucho y miro entonces mucha televisión de afuera.  En comparación, la variedad de productos que hay en la Argentina, no tiene nombre. El tema es que la gente se queja por lo que ve en un canal, y eso se resuelve simplemente cambiando. Hay mil canales con temáticas super distintas. Sí hay cosas con las que no estoy de acuerdo, que tienen que ver con el tratamiento de los casos: la desesperación por la primicia, lo mal que cuidan la información y las faltas de respeto para con las víctimas. Eso sí me molesta mucho. En cuanto a los contenidos a mi me gusta que haya Tinelli, CQC, canal Encuentro, que haya variedad y en nuestro país hay muchísima por suerte.

-Y teniendo en cuenta eso, ¿le cambiarías algo a la televisión actual? ¿Hay cosas para mejorar?

-Sí, claro. Lo primero para mejorar en la televisión y sobre todo en los canales de aire, es sacar el minuto a minuto. La dependencia con el rating hace que no se pueda tratar con tranquilidad ningún tema, por más interesante que sea. Si no mide, no sirve y se levanta. Es muy difícil laburar así, pero sé que no va a dejar de existir, no se va a sacar este tipo de medición. Y otro tema es que para hacer televisión de buena calidad, con grandes producciones, los costos no dan. La plata que se necesita es muchísima y los canales o productoras no siempre están dispuestos a invertirla.

-¿Qué creés que va a pasar con la televisión en unos años ante el fuerte crecimiento de otro tipo de plataformas de comunicación?

-Recuerdo hace unos 6 años tener una charla con un gerente de un canal que ya estaba preocupado por lo que iba a pasar con Internet. Hoy está pasando que las nuevas generaciones prefieren ver la tele por Internet, en canales de youtube o en distintas plataformas. Pero no creo que vaya a destruir a la televisión. Lo que tiene Internet es que se busca el contenido exacto que uno quiere ver, de manera directa y mucho más rápida.

-Si viajamos al futuro, ¿cómo te ves en 10 años? ¿Cómo será tu vida?

-Primero voy a estar trabajando como siempre y creo que voy a alcanzar un nivel muy alto en la conducción. Voy a ocupar un lugar mucho más importante en el medio.
Y a nivel personal me imagino con hijos, con una familia formada. Eso seguro.

-¡Epa! ¿Estás dándole algún mensaje a Ivana? (Su novia, Ivana Nadal, conductora en Escape Perfecto, Telefé)

-¡Ivana! (risas). Yo soy muy familiero, lo más importante es la familia realmente. Lo siento así en el alma y me encantaría formar mi propia familia. Así que atención Ivana, si estás leyendo…La verdad es que estamos muy bien, estamos conviviendo y algún día no muy lejano, vamos a tener hijos, obviamente. Ella hoy no quiere, ¡pero mañana sí! (risas).

-¿Dónde podemos verte y qué proyectos tenés para el resto del año?

-Estoy en AM en Telefé, en TyCSports estamos en la quinta temporada de Sigue Girando y estoy los sábados y domingo haciendo Lo Mejor de TyCSports. Pronto voy a estrenar un nuevo programa que va a ir en la trasnoche de TyC. También estoy evaluando propuestas para radio. Hay tres posibilidades y alguna seguramente voy a hacer. Y estoy con un programa de preguntas y respuestas con famosos, que va a ir a través de Internet pero aún no está subido a la web. Hago también muchas conducciones de eventos. Viajo mucho por trabajo y eso está muy bueno. La verdad es que no paro ni un segundo.

-Veo tu brazo y leo un nombre tatuado. Voy a ser un poco atrevida, porque me da curiosidad. ¿Quién es Victoria?

-Primero te aclaro que no es una ex (risas). Muchos piensan eso, pero no. Victoria es mi hermana menor. Ella es discapacitada motriz y cuando nació tuvo muchas complicaciones. Pasó por muchísimas operaciones y fue muy difícil, muy duro. Nosotros somos una familia muy unida y cuando ella nació todos pasamos a estar para ella. Nos queremos mucho entre todos, pero Vicky es nuestra debilidad. La tengo tatuada porque además de ser el único eje de mi vida, es la reina de la familia. Hace unos años tuvo una recaída en su salud muy grande, fue muy duro para ella y para todos. Fue un golpe muy difícil para mí, porque esta vez ya no era un chico, sino que lo viví desde el lugar de adulto. Yo odio los tatuajes, no me gustan, así que prometí que si se recuperaba me la iba a tatuar. Me da mucho orgullo tenerla en mi piel. Yo amo profundamente a toda mi familia. Mis viejos para mi son mis ídolos, amo a mis hermanos y sobrinos. ¡Ahora creo que pronto me voy a tatuar las iniciales de todos ellos también!

Foto: Cynthia Beatove Jones
Foto: Cynthia Beatove Jones

La producción fotográfica fue realizada en el Hotel Esplendor Plaza Francia | Fotos: Cynthia Beatove Jones | Ropa: One Eleven www.111oneeleven.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here