Gran Meliá Iguazú “el mejor hotel de Argentina”

0
318

El heredero de Meliá Hotels International visitó la Argentina para inaugurar el Gran Meliá Iguazú. Ya prepara nuevas inversiones y elogió la coordinación pública-privada que, asegura, existe y es modelo en el país.

Para el español, las Cataratas del Iguazú eran importantes. Y lo demostró con hechos. Frente a él, el presidente Mauricio Macri; el gobernador de Misiones, Hugo Mario Passalacqua; el inversor árabe Ali Albwardy y una decena de funcionarios que se aprestaban a inaugurar el Gran Meliá Iguazú con la Garganta del Diablo de fondo, estaban nada menos que su mujer y sus hijos. 

Su nombre es Gabriel Escarrer Jaume y es hijo de uno de los grandes empresarios del Siglo XX, Gabriel Escarrer Juliá, dueño de una fortuna estimada en 1.400 millones de euros y unos 350 hoteles en 40 países. Testigo de una historia de película, que comenzó a los 21 años cuando convenció a un propietario que le alquilara un pequeño hotel en Mallorca y terminó forjando Meliá Hotels International, uno de los imperios turísticos de mayor crecimiento en el mundo.

En Iguazú, el Gran Meliá, título que llevan los hoteles más emblemáticos y lujosos de la compañía, es el único ubicado dentro del Parque Nacional Iguazú (lado argentino), considerado como una de las Siete Maravillas naturales del mundo y Patrimonio Mundial de la UNESCO. Se invirtieron unos US$ 20 millones para renovar las 183 habitaciones, la mitad de ellas con vista frontal a las Cataratas.

El Gran Meliá Iguazú, en cuatro frases (según Gabriel Escarrer Jaume)

1) “Este hotel puede convertirse en un hotel destino. Que la gente no diga ‘me voy a Cataratas del Iguazú’, sino que diga ‘me voy al Gran Meliá Iguazú’, donde sé que la experiencia va a ser fantástica. Y eso tengo que decir que hay muy pocos hoteles que se puedan considerar ‘hotel destino’.

2) “Cuando vine por primera vez, en febrero del 2017, me llamó la atención las maravillas de las Cataratas y que de alguna forma el hotel vivía a espalda de esto. En la entrada apenas se divisaban las cataratas.Había muchos elementos de decoración que dificultaba la visión. Esto en realidad debe ser lo primero que se debe hacer. Vender una maravilla mundial como las cataratas. Además, me llamó la atención que muchos de los colaboradores no conocían las cataratas. Esto no podía ser. Ellos deberían serlos embajadores, vender las bellezas”.

3) “Recuperamos el alma del hotel y ha sido en parte por la colaboración público-privada y es por eso que nos reunimos con los colaboradores, los empleados, con el mismo gobernador de la provincia y el director general del Parque. Es una de alguna forma decirles ‘tu éxito es mi éxito’. La importancia de unir fuerzas porque aveces uno más uno puede ser más de dos, si es que los dos queremos”.

4) “Tenemos que situar el hotel, bajo mi intención, como el mejor hotel del país. Los precios son muy altos (de US$ 360 hasta US$ 5.000 la noche) porque apostamos por calidad. Yo quiero que la gente diga “Es barato”, aún con estos precios. Lo que es muy importante que en el segmento Premium y en el caso de “Gran Meliá” alrededor de un 20% y 25% del inventario se dan en habitaciones superiores. Es lo que cumplimos aquí. Reducimos inventario para hacer más suites”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here