Carolina Ramírez y Andrés Sandoval: “La Reina del Flow”

0
731

Hace unos pocos días Telemundo Internacional presentó en su pantalla la más reciente producción original colombiana que ha batido todos los records en el país: “LaReina del Flow”, protagonizada por Carolina Ramírez, Carlos Torres y Andrés Sandoval. La atrapante, inspiradora y cautivadora historia dirigida por Rodrigo Lalinde y Liliana Bocanegra, que cuenta con 82 episodios y una banda sonora compuesta por canciones originales que fueron creadas especialmente para el show.

La serie narra la historia de Yeimy Montoya (Carolina Ramírez), una talentosa joven que tendrá que pagar una injusta condena en una prisión de Nueva York tras ser engañada por la persona en la que más confiaba y su único propósito será quedar en libertad. Si bien el envío hace foco en uno de los géneros musicales más famosos de estos tiempos – el reggaetón – las aristas que toca la serie van más allá de la música. “La Reina del Flow” busca, además, narrar historias de vida y de superación constante e intenta hacer foco en la idea de hacerle frente a las adversidades para cumplir los sueños, esforzarse y superarse por medio del talento y del trabajo fuerte.

Sobre estos aspectos y algunos detalles más, hablamos con Carolina Ramírez y Andrés Sandoval, dos profesionales de la actuación. Ramírez, desde niña, siempre se interesó por el arte, especialmente por el baile, justamente gracias al ballet realizó un casting de una propaganda y conoció al director que le propuso su primer trabajo en televisión. Actualmente Carolina es una de las mejores y más queridas actrices de la televisión colombiana. Por su parte, Andrés Sandoval tiene una larga historia de éxitos televisivos y representó a Colombia en el Festival de Cannes con su cortometraje Zmartwychwstanie (Resurrección). Tal como cuenta en la nota,últimamente viaja con su esposa Katty Osorio a diversas regiones para apuntalara niños y jóvenes a través del arte. Como director y guionista es reconocido por sus trabajos.

Volviendo a la “La Reina del Flow”, la serie cuenta con una banda sonora conformada por un amplio set list de canciones que fueron compuestas especialmente para la serie. Con más de 95 millones de reproducciones en plataformas digitales, las canciones del show trascendieron la pantalla, viralizando sencillos como“Perdóname” y “Depredador”, las cuales tuvieron más de 20 millones de reproducciones cada una. 

La protagonista tiene la opción de optar entre el perdón y la venganza, ¿A cuál de estos sentimientos han echado más a mano?

Carolina: Cuando recién aparece el problema a uno lo que le da es rabia. Es como el proceso normal humano, cuando a uno le hacen una cagada lo primero que le da es rabia, después viene la tristeza y después pues no sé qué viene. Todos en algún momento cuando nos han encerrado en la autopista sin poner direccional, uno lo primero que piensa es en echarle el carro encima y en volverlo a encerrar, porque es la reacción humana, la venganza. Un poco lo que le pasa a esta niña del personaje, le hicieron algo muy difícil de perdonar en el primer momento y ella termina perdonando porque la vida le empieza a devolver cosas que le habían quitado. Es un recurso netamente humano, increíble de transitar y delicioso porque la venganza es deliciosa pero tiene unas consecuencias. Eso sí, se ve muy claro en el personaje.

Andrés: Creo lo mismo con el resto de los personajes o particularmente con Juancho queme toca interpretar. No hay que olvidarse que Juancho fue como el amor secreto,que logró transitar por ese dolor de no ser reconocido y también por la cobardía de no hablar, de no expresarse, de no mostrar sus sentimientos y no abrir su corazón. Con el tiempo pasa todo lo que pasa y tiene que aprender a perdonar, a quién le hace un mal a Yeimi (Carolina), más adelante a con sí mismo, para luego cometer ciertas equivocaciones e intentar ser perdonado. Transita por sentimientos de perdonar, ser perdonado, de amar, de buscar el amor de alguien pero sin hacerse falsas expectativas.

La serie plantea romper con ciertos prejuicios y se ubica en un barrio marginal, ¿Creen que los jóvenes que más padecen las crisis es simplemente por falta de oportunidades?

Andrés: Con mi pareja, Katty Osorio, productora y actriz, tenemos un proyecto audiovisual, cultural y social, se llama Invia Films y nosotros con eso viajamos a todo el país y otras partes del mundo, como aledaños a Colombia a llevar procesos pedagógicos. Llevamos cine foro con películas que hayamos realizados nosotros, llevamos talleres de teatro que los damos los dos, hacemos una cantidad de cosas artísticas para que niños y jóvenes de bajos recursos,que no tienen las oportunidades que otras personas sí, para llegar a otras partes del mundo a interpretar cosas artísticas les llevamos esto y son felices. Son felices porque saben que pueden cambiar las armas por cámaras. Por ejemplo, me pasó alguna vez que estuvimos en la comunidad de Manrique cercana a Medellín pudimos hacer que nos presten los equipos para – con Mateo Silver- dirigirles un videoclip musical a un grupo que se llamó Las Flavias, hoy el protagonista de ese grupo está en Huelva (España) escribiendo música. Y escuchar sus realidades era muy fuerte, si no es por la música o por la pintura, la escultura o el baile nos morimos porque tenemos que coger un arma,meternos la narcotráfico, en fin, son realidades muy fuertes, quién tiene la sensibilidad artística y ve en el arte la salida va por ahí y salva su vida.Tengo la experiencia de trabajar en estas partes y ver cómo les brillan los ojos cuando ciertos personajes les dicen: “miren, lo de menos en este mundo es la fama, las luminarias, las fotografías y los cocteles, las falsas amistades;sino lo verdadero es desarrollarte como ser humano”. Y los artistas en general tenemos muchos vacíos, muchas imperfecciones que con el tiempo tenemos que ir fortaleciendo más que tal vez otras personas. De repente se nos es más fácil demostrar porque somos una cara visible y más fácil de juzgar y de atacar, por eso tenemos que tener una coraza, una piel de burro o elefante para dejar salir lo bonito y no dejarnos aplacar por lo negativo, que también trae el arte. Tenemos el bien y el mal. Ver que estos niños y estos jóvenes de escasos recursos son capaces de elegir el lado positivo por medio del arte, y si el reggaetón no es artístico para nada, pero si tiene que ver con un medio artístico que es la música,hermano uno es muy feliz que esa gente llegue a otros países, enseñar, tratar de cambiar el mundo, aportar algo aunque sea tratando de cambiar ellos mismos.Darse cuenta “la estaba embarrando, es necesario cambiar e intentar ir por otro lado”.

Los dos tienen otros matices, como recién contabas Andrés sobre lo audiovisual y vos Carolina con el baile, pero además hacen 20 años que hacen teatro, ¿Cuáles son los proyectos y qué esperan de la segunda temporada que recién se confirma?

Carolina: No sé si estamos autorizados a decirlo, no me quiero meter en problemas pero segunda temporada hay. No sé cuántos años después pero hay, obviamente Andrés que tiene más energía que tres elefantes juntos (risas) hace de todo con el tiempo, en mi caso yo hago televisión para poder pagarme el teatro, sigo haciendo y estoy terminando mi profesionalización en Arte dramático al mismo tiempo. Me gusta el teatro, con mi esposo que es productor teatral nos dedicamos al teatro y siempre va estar ahí, entre temporada y temporada voy a hacer lo posible por hacer todo el teatro que pueda.

Andrés: A mí me pasa exactamente lo mismo, voy a hacerles una confesión: “en general no me gusta el lenguaje televisivo en mí país”. Sé que la televisión es un medio artístico muy importante en otras partes, aquí estamos siendo garantes para las siguientes generaciones para mejorar la televisión. Así como la anterior generación nos dio unas herramientas desde el teatro para nosotros aprender a hacer televisión, acá hacemos televisión desde hace muy poco, entonces todavía estamos explorando y a veces nos quedamos en esa exploración por los tiempos y necesidades de producción, de vender, internacionalizar, y etcétera, etcétera.Entonces no logramos desarrollar las cosas como uno quisiera. Uno en televisión va encontrando el personaje día a día así tenga que llegar a la casa y seguir estudiando. El teatro es distinto, yo también hago el teatro para pagar el cine y el teatro que me gusta hacer. Creo que me quedaría muy feliz en la vida sólo haciendo teatro y cine independiente, pero bueno la televisión mientras tanto nos permite subsanar esas necesidades artísticas que tengo como realizador. Con muchas ganas que poco a poco la naturalidad que le estamos inyectando a la televisión atraviese la cuarta pared e incluso lleguemos a hacer el teatro que se hace, por ejemplo, en Argentina. Llegar a que el público en general tenga como salida familiar ir al teatro pero no sólo de divertimento sino un teatro comprometido, de cambio y transición sistemática, a un teatro que hable, que exprese y que motive.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here