Andrés Valencoso: “La venganza nunca pasa de moda”

0
461

Hoy se estrena en Netflix, Edha, la primera serie original argentina en Netflix, un thriller dramático ambientada en el mundo de la moda de Buenos Aires que sigue la historia de una visionaria diseñadora, Edha (Juana Viale), y su poco convencional modelo Teo (Andrés Velencoso), quien se convierte en su musa.

La química entre ellos inspira a Edha a crear una alucinante línea de moda masculina, pero los planes ocultos de Teo pondrán en marcha una serie de traiciones que hará que sus mundos se desmoronen. Con RANDOM hablamos en exclusiva con Velencoso que desde Londres nos contó detalles del rodaje y sus grandes expectativas por la esperada serie.

Edha es creada por el talentoso Daniel Burman y completan el elenco Pablo Echarri, Delfina Chaves, Osmar Núñez, Sofia Castiglione y Daniel Hendler, entre otros.

“A Daniel (Burman) lo conocía de oída y comencé a buscar cosas de su trabajo y la verdad es un capo, súper reconocido en varias partes y cuando me llamó quedé encantado. Por otro lado, todo el equipo, desde autores como Mario Segade hasta la fotografía constituyen un gran engranaje. Se rodearon de gente de mucha confianza para un proyecto muy importante. Y eso se percibió en el rodaje y se verá en la serie.  Creo que para una apuesta fuerte: Daniel ha dicho voy a convocar a mis pilares y de aquí nos movemos. Desde Argentina hacia casi cien países y eso casi que te da un poco de miedo (se ríe). Para vosotros empezar en una plataforma como Netflix con un director como Daniel creo que les da esa confianza de mostrar un producto argentino con un toque americano”, cuenta con gran expectativa el actor y modelo español.

Tus últimos años fueron vertiginosos en lo laboral y ahora debutás en Netflix, estabas justo para ese salto, ¿Verdad?

Venía de hacer muchas cositas y todavía no había hecho el gran proyecto, empecé con “Fin” hace cinco años, “B&B”, “Summer Camp”, después vino un éxito el año pasado en la televisión española como “Señor dame paciencia” y un par de incursiones en varias películas y series internacionales, pero este es el proyecto más internacional y potente. En el momento que me llaman me habían ofrecido una serie en España que era bastante conocida y tuve que escoger entre una y la otra y me tiré de cabeza con para trabajar con Dani. Venir a un país que conocía muy poquito también era tentador y trabajar con un cast alucinante y todo un gran equipo. Lo pensé pero me dije: “este proyecto lo quiero hacer” y un trampolín internacional como Netflix no lo podés dejar pasar. Fue un casting que me llegó de la noche al día y como que estaba buscando un personaje como el de Teo. Me llamó mi agente y me dijo que viajara a Madrid y ahí estaba Daniel que venía de Londres, justo Juana (Viale) estaba haciendo teatro en el norte de España y vino, hicimos una prueba así lo veían de Netflix y a los diez días dijeron: “eres tú” y rodas en tres semanas. Fue muy rápido, creo que al personaje de Edha lo tenían claro desde bastante antes pero al resto le estaban buscando una vuelta. Quería un personaje ambivalente que pudiera dar lo que vais a ver de Teo.

¿Cómo es tu personaje? ¿Es un canalla?

Es un tipo que viene de abajo, es un inmigrante, de trabajar y estar en la calle, un tipo muy  marcado pero no es un canalla, Teo tiene buen corazón pero pasa que la vida le ha pegado palos y al final no se acaba fiando de nadie. La vida lo ha llevado por derroteros que quizás no son los que le hubieran gustado a él pero a veces suele pasar.

La historia se centra en el mundo de la moda que tan bien conocés pero tu papel es bien distinto a tu realidad como modelo. Era más fácil que te hubieran colocado arriba de la pasarela y el glamour…

Eso es lo bonito de esta profesión que te den estas joyitas y puedas trabajarlas, meterte en ese papel, en las calles, estar en barrios tan pintorescos del conurbano o unas villas donde estuvimos grabando, conocer gente que realmente están pasando en apuros y meterte en papeles e intentar abordar lo que puedas como actor. La verdad es que es una joya.

Tocaron una soga donde hiciste gran carrera, ¿Te pareció original la trama?

Que los personajes viajen y se mezclen con diferentes clases sociales pasa en el día a día y en diferentes trabajos pero en el mundo de la moda se da con gran frecuencia. Desde diseñadores que viajan para conocer o inspirarse que llevan a otras cosas a imaginarte, y al final esas cosas pueden cambiar, todo lo que es inspiracional para ti puede girar un poquito. Creo que se juega un poco con esos dos mundos y el paralelismo que hay. A Burman le encanta mezclar diversos mundos e ideas y creo que lo hizo muy bien en ese sentido.

Entre tantos rodajes en Argentina regresaste varias veces a España e Inglaterra, ¿Cuáles fueron los inconvenientes?

Trabajar en un país que no es el tuyo, por más que los españoles y argentinos seamos como primos hermanos, al final estás trabajando muy lejos de casa con una cultura diferente. Gracias a Dios me tocó un elenco maravilloso que me han hecho sentir como en casa, y también el país ha sido un gran descubrimiento. Trabajar con otro idioma, hacer de inmigrante con un acento particular ya que no podía de hacer de español y debía lograr un acento sudamericano. Mi personaje verás que no se sabe muy bien de dónde es, sólo que es inmigrante y se ha venido a ganar la vida como tantos que viajan por el mundo a ganarse las habichuelas, como decimos en España. Trabajar ese acento en las pocas semanas antes de viajar y puntualizar la caracterización fue duro, encima tenía varios contratos entre medio que no podía faltar.

Y por lo que sé sos muy responsable….

(Se ríe) Al final viajé tres veces en cuatro meses, dos a España y una a Nueva York. Parece que estás cerca pero Buenos Aires estás muy lejos (se ríe). Al principio decía voy y vengo pero en cuanto me ajustaba el jet lag en España me volvía a Buenos Aires. Cuando llegaba me decían: “uy te fuiste a España y ahora empiezas a hablar gallego” y ahí re ajustábamos y “pa delante”. Fue un rodaje de muchas horas, de noche también, mi personaje es uno de los protagonistas junto con Juana y tiene muchas escenas, muchas también al final. El balance es que cuando haces todo con amor todo cambia y vale la pena.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here