Pieter Brueguel | El Viejo

0
39

Pieter Brueghel (Breda o Breugel, h. 1525 – Bruselas5 o 9 de septiembre de 1569), también conocido como El Viejo, fue un importante pintor y grabador holandés y el fundador de la dinastía de pintores Brueghel. En la actualidad es considerado uno de los grandes maestros del siglo XVI y una de las figuras más trascendentes de la historia de la pintura.

Siendo muy joven aprendió el oficio con Pieter Coeke, un reconocido artista flamenco. En 1551 se incorporó al gremio de pintores de Amberes e inmediatamente después emprendió un viaje por Europa, que lo llevó a Francia, Italia y Suiza. Durante esta experiencia quedó impresionado por los paisajes de los Alpes, lo que quedó registrado en una serie de dibujos y grabados, así como también se nutrió de conocimientos que posteriormente incidieron en su obra.

En 1563 Pieter Brueghel se trasladó a Bruselas y contrajo matrimonio. Se dedicó ala pintura y produjo numerosos trabajos, muchos de ellos por encargo de famosos personajes. Para el banquero Niclaes Jonghelinck realizó, por ejemplo, la famosa serie de los Meses, que incluye Cazadores en la nieve (noviembre-diciembre)y La vuelta del ganado (septiembre-octubre), entre otras obras maestras.

Su obra se caracterizó por los paisajes y escenas campesinas con un estilo sencillo, motivo por el cual también se lo conoce como Brueghel el campesino, para distinguirlo de otros miembros de la dinastía de pintores que fundó. Realizó, sobre todo, cuadros de paisaje, de género y de escenas campesinas, en los que reflejó la vida cotidiana con realismo, abundancia de detalles y un gran talento narrativo. En su trabajo se puede observar un estilo influenciado por El Bosco y su inspiración en la pintura italiana. 

También se lo reconoce como el primer artista occidental en pintar paisajes como tema en sí mismo. Como fundador de la escuela paisajista flamenca, se aparta de la visión alemana del paisaje o de la veneciana, donde la naturaleza era algo grandioso y en muchos casos fantástico y sin relación con las personas. En Brueghel el paisaje se entiende como algo conocido y querido, donde se narran, en la mayor parte de los casos, hechos cotidianos y concretos, y donde las escenas de pequeñas figuras, se vinculan con él con total naturalidad.


En Brueghel el paisaje se entiende como algo conocido y querido, donde se narran, en la mayor parte de los casos, hechos cotidianos y concretos, y donde las escenas de pequeñas figuras, se vinculan con él con total naturalidad.

Otra característica de sus pinturas es que no se esfuerza por mostrar una belleza ideal,sino en reflejar a las personas de manera realista. Resulta innovador que el sujeto de sus temas sea colectivo, el grupo, y no un personajes aislado o un grupo pequeño. El que hiciera de la vida y costumbre de los campesinos el centro principal de una obra era raro en la pintura del momento. Su representación terrenal, nada sentimental pero vívida de los rituales de la vida pueblerina son ventanas únicas de una cultura campesina desaparecida y una fuente primaria de evidencia iconográfica tanto sobre aspectos físicos como sociales de la vida del siglo XVI. Por ejemplo, la pintura Los proverbios flamencos ilustra docenas de aforismos entonces contemporáneos (muchos de ellos aún se usan en el holandés o flamenco actual),y Juegos de niños muestra la variedad de entretenimientos delos que disfrutaban los jóvenes.

La obra de Pieter Brueghel muestra un sentido profundo y directo de la realidad, con crudeza y un gran sentido crítico. Sus pinturas ponen de manifiesto la cultura popular de la época en un contraste con la inalterable y suprema indiferencia de la naturaleza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here