Entrevista | Juan Manuel Guilera

0
3630

Sus admiradoras lo siguen desde “Rebelde Way” y “Patito feo”, incluso hoy que protagoniza la película de terror “No Dormirás”, en la que hace de un alienado teatral. Enamoró a las mujeres más lindas del espectáculo pero quiere salir del papel de galán para posicionarse como actor de todos los géneros.

Tanta fue su repercusión con la obra teatral “Chicos católicos” junto a Diego Barassi y Nicolás Maiques, que su pasado televisivo en las series juveniles “Rebelde Way”, “Patito feo” y “Niní” pasaron a un segundo y lejano plano, para el periodismo de hoy. Incluso, su noviazgo de cuatro años con la bella Paula Morales o su affaire con Bárbara Vélez. Dueño de una belleza masculina por sobre la media, se prepara para el estreno de su nueva película “No dormirás”, nada menos que junto a la internacional Belén Rueda y nuestra Eva de Dominici. Un film de terror que nos hará dudar irnos a la cama. Su personaje Fonzo muestra lo más visceral del actor, confundiendo la vida con la ficción. Un logrado y afeado personaje de Juan Manuel Guilera (31 años), que da inicio así a una posible y potencial carrera cinematográfica.

 “Convertí toda esa histeria en algo lindo porque podía ayudar desde mi lugar de “famoso” a la gente que más lo necesitaba.. ”

juan_manuel_guilera_random-8

Todos te recordamos de “Chicos católicos”, teatro y película, pero fuiste pilar en la factoría Cris Morena…

Sí, por “Rebelde Way”, tira juvenil del 2003 a la que llegué por una agencia de publicidad. Yo era muy tímido, zarpado de tímido. Y no me veía como actor. Sí artista porque me gustaba mucho dibujar y escribir y sabía que quería seguir la rama del arte pero lo cierto es que estaba difícil la situación económica en mi casa y aproveché lo que me dio la naturaleza y como toda mi familia me apoyaba, comencé a hacer publicidades. No me gustaba, pero todos me decían que me tenía que ir bien como modelo.

¿Con “Patito feo” fue tu explosión mediática?

Ahí cambió mi vida para siempre, pero el primer simbronazo de la fama fue en Israel, en plena gira de “Rebelde Way”, donde casi nos dan vuelta la combi. Ese miedo por lo que se va de las manos y no se controla pero sabiendo que los fans no nos querían hacer daño. Por momentos perdés el control de las situaciones pero es cuestión de tomar ciertas precauciones y listo. Con “Patito feo” fue lo más masivo, pero había aprendido a no pasar cerca de lugares donde había chicos o evitar salir en ciertos horarios.

¿A quiénes recordás como consejeros o amigos de aquella época?

A todos, por supuesto a Cris Morena porque yo no entendía nada. Al entrar en “Rebelde Way” en la segunda temporada, todos estaban muy cancheros porque venían trabajando desde “Chiquititas”. Pero todos se brindaron de forma positiva. Se fue generando un gran cariño con el grupo, de hecho ahí conocí a Agustín Sierra que hoy es uno de mis mejores amigos.

Tu vida ya había cambiado…

No fue fácil al principio porque fue mucha la fama. Y aprendí con esos programas el real poder que tiene la televisión y como llegás a cada persona desde tu personaje. Que no es algo que uno busca pero sí que logra inevitablemente. Pero tenía el típico camino de la fama o volcarme a realizar acciones solidarias y devolver tanto. Así convertí toda esa histeria en algo lindo porque podía ayudar desde mi lugar de “famoso” a la gente que más lo necesitaba.

juan_manuel_guilera_random-2

Esa histeria marea y muchos se pierden, quedan en la nada o se vuelven intratables…

Ese griterío sin conocer a la persona que decís amar, nunca lo entendí, pero lo aceptaba. Y me fui acostumbrando. Nunca fui mala onda y siempre me paré a saludar a sacarme una foto, firmar un autógrafo que ya casi no se usa o devolver el saludo. Porque saber que le podés cambiar el humor a alguien solo con un beso o una foto es una linda sensación.

¿Sentís que dejaste de lado algo por la televisión?

No, porque arranqué a los diecisiete así que no dejé nada de mi infancia. De lo único que me arrepiento fue de no haber cursado quinto año con todos mis amigos del Lenguas Vivas porque si me iba a Israel, me iban a poner todas las faltas de nuevo y me iba a quedar libre. Pero soy de esas personas que prefieren arrepentirse de lo que hicieron y no de lo que no hicieron.

Para mí, sos el actor de “Chicos católicos”… nunca me reí tanto con una obra de teatro.

“Chicos católicos” fue increíble. Fue mi escuela de comedia. Yo venía estudiando en el IUNA y con Augusto Fernández pero mi fuerte era el drama y justo caigo ahí con Diego Barassi y Nicolás Maiques, que son dos grosos de la comedia. Arrancamos la obra pensando que iba a durar un mes y terminó durando cinco años. Un gran trabajo en el que también estuvieron Juan Paya y Emanuel Arias. Pasamos de un teatro chiquito de la Avenida Corrientes al gigante Metropolitan.

Duró más tiempo de lo que todos podían imaginar, incluso los más optimistas.

Los últimos dos años fueron duros porque siempre era lo mismo, pero sabíamos que era único y que iba a ser irrepetible. No podíamos bajarnos porque lo sentíamos nuestro en su totalidad y porque la gente no paraba de agotar las funciones. La gente se moría de risa y eso nos retroalimentaba. Y aprendí mucho de la improvisación, el timing de la comedia y la interacción con actores que eran amigos.

juan_manuel_guilera_random-7

Te vi en “No dormirás” y estabas re loco.

“No dormirás” es mi felicidad hoy. Hice muy poco cine y siento que se logró una gran película. También llegué por un casting que fue muy difícil. Una película de terror en Argentina en serio, nada de parodia. Y de Belén Rueda, una de sus protagonistas, qué puedo decir, que es una mujer muy talentosa a la que admiro desde siempre. Muy humilde, muy servicial con el compañero y desde su experiencia y grandeza, aportó mucho. Me saco el sombrero ante tamaña actriz y mujer.

¿Tu personaje se llama Fonzo?

El hijo de Alma Pohm (Belén Rueda), la dueña y directora de esta compañía teatral. Mi look es un rapado a propósito. Con pelo arriba y me falta media ceja que no se ve bien por las ojeras. Medio trastornado. La sigue a su madre en todo lo que quiere. Nació en una improvisación teatral en un escenario. Se deja inundar y se entrega por completo a este formato teatral basado en el insomnio. Se entrega de lleno a algo que es border y que te puede perturbar psíquicamente. Fue difícil manejar el tenor de esa ligera locura que lo vuelve impredecible. Confío en que mi look ya cuente mucho de la locura interna.

En el cine sos nuevo…

Cine es lo que menos hice. Los tiempos son muy largos y es todo lo contrario a la televisión. Cada escena es un cuadro de pintura. Se hace una vez y queda para toda la eternidad. Hay mucho tiempo de ensayo, es muy meticuloso y muy detallista. Es un terreno donde todo lo hace el director. Una serie la podés enganchar en Volver o en Netflix, pero una película es la puerta de la inmortalidad.

Juan Manuel Guilera en la intimidad…

Me gusta entrenar mucho. Tengo un mini gimnasio en casa. Tengo mucha energía. Llevo a mis sobrinos a natación y me quedo yo (sonríe). Voy en bicicleta a todas partes. Soy muy físico. Me gusta pintar, escribir. Mis días dependen de mis trabajos. Con la película, todo el tiempo filmaba. El teatro me da más libertad y la tele me exige todo el día. Y cuando se puede estudiar algo o tomar clases de algo con respecto a la actuación, me anoto sin pensarlo. Soy anti rutina y muy cambiante. El mes pasado hice un curso de mosaiquismo y terminé de pintar toda mi casa que ni siquiera es mía porque alquilo (sonríe).

 

juan_manuel_guilera_random-9

Entre tu fama y tu facha, se te deben presentar todo el tiempo propuestas con mujeres.

Estoy soltero y te aseguro que no me pasa eso porque no estoy detrás de que sea así. Si salgo es porque la paso bien y porque tengo ganas y abierto a enamorarme. Disfruto mucho de estar solo también. No salgo por salir. Estoy más grande y más centrado en mi profesión.

¿Qué te enamora de una mujer?

No quiero caer en lo típico pero es así: que sea buena persona. Yo soy incapaz de hacerle mal a alguien y quiero eso para mí. Y tiene que ser sensible. Tiene que tener sensibilidad artística. Y el sentido del humor es fundamental. Me gusta reírme.

¿Que no se sabe de Juan Manuel Guilera?

Que estudio Astrología. Son cuatro años y ya tengo cursados los dos primeros pero tuve que dejar este año porque me fui a Italia a hacer una mini serie infantil. Pero el próximo año arranco tercero. Se sabe poco de mi faceta espiritual. Hice cursos de iniciación chamánica, lectura de registros akashicos, manipulación de energías, limpieza de aura, tener conciencia de los chakras. Amo todo eso.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here