Chule Von Wernich: en Concierto

0
264

María Elena Walsh fue una visionaria en muchos sentidos, con los artistas también. La joven Sofía vivía en Pehuajó pero un día se marchó y, un poquito caminando por bares y reductos con su guitarra al hombro, a fuerza de likes y viralizaciones, en cantante se convirtió.

Desde su desembarco en la gran urbe hasta este presente que la tiene rodando con canciones propias por el país -y el próximo 7 de septiembre la trae a Córdoba (Studio Theather)- todo ha sido vertiginoso en la carrera de Chule (apodo doméstico que quedó inmortalizado). Sus puntos de inflexión se centran en los nueve años cuando su mamá la acercó a clases de guitarra. Desde ahí su fiel compañera se transformó en banda sonora de sus participaciones en el colegio y en la Parroquia de su ciudad hasta que se le ocurrió que alguien grabara sus interpretaciones –primero su hermana, luego una amiga- y subir esos vídeos a Instagram que justamente comenzaba a formar una legión de influencers. Se pensó como Veterinaria y, en medio de sus viajes a Agronomía, la pasión artística la empujó a nuevos covers, videos y primeras presentaciones. Ahora son 345.000 seguidores de Instagram que escuchan atentamente su impronta y reversiones acústicas de diferentes canciones populares.

Su estilo musical es pop latino, tanto en inglés como en español. En noviembre de 2018 editó su primer EP “Vaivenes” con tres canciones propias: “Solo Necesito One Love”, “Vuelvo Contigo” y “Lado a Lao”, donde explora nuevos caminos como el rhythm & blues, urban balad y urban chill (respectivamente). Tras un verano de gira por ciudades turísticas, tuvo un semestre excepcional con presentaciones en Estados Unidos y México, lanzamiento de canciones, múltiples colaboraciones con reconocidos artistas tanto en vídeos como en escenarios. En una entrevista exclusiva cuenta que cuando puede vuelve a su ciudad natal y recarga energía con sus amistades, además habla sobre sus expectativas del inminente concierto en tierra mediterráneo: “Hace poco más de un año tocamos en Studio Teather y es un lugar increíble, la gente también nos recibió muy bien y poder volver es algo que nos provoca mucha ansiedad y muchas ganas, han pasado muchas cosas musicalmente y queremos saber cómo reciben todo lo nuevo”, dice.

¿Cómo va a ser el concierto? Imagino la presencia de las canciones nuevas, no?

Con el lanzamiento de las canciones nuevas obviamente van a estar las versiones en vivo que es irse despegando un poco de lo que me venían a ver inicialmente y por lo que me conocieron, ver como capta la gente eso, que les parece, la verdad es muy lindo cuando se conocen las canciones, es una sensación increíble. Las re-versiones siguen estando que también es algo que a la gente les gusta y de poco son algunas canciones las que vamos reversionando y apropiándonos de las mismas, haciendo una nueva canción.

Al comienzo te autogestionabas cada paso, ¿Ese manera de aprender múltiples tareas lo aprendiste de tu vida en el campo?

Sí, creo que todos arrancan por algún lugar, nunca empezás con todo solucionado, todo un plan marcado perfecto, creo que no pasa nunca eso. Arrancás sin saberlo, cuando me dicen cuándo empezaste con esto? La verdad es que cuando tenía nueve años y empecé a tocar la guitarra en mi casa cuando venía del colegio ya estaba empezando porque ya estaba practicando y tratando de ser mejor todo el tiempo, en ese momento lo hacía de una forma inconsciente.

Pensar que tu mamá te acercó a la guitarra para que puedas socializar más, no?

No sé si no era tan sociable pero estaba acostumbrada a vivir en el campo, y mi gustaba estar mucho con mi familia en el medio del campo, sólo me iba al colegio que eran un montón de horas por día y lo único que quería era irme a mi casa (sonríe) y mi mamá me obligaba a ir a guitarra.

¿Te costó subir el primer video a Instagram? ¿Te imaginabas lo que venía después?

No me acuerdo bien de qué era, si fue una canción de misa o que subí (era de Jesús Adrián Romero) pero costarme subirlo no me costó, nunca me dio vergüenza cantar en público, es más lo que me viene pasando últimamente es que estoy mirando mucho para atrás, como que me hacen muchas preguntas del pasado, y veo que en todo mi pasado estuve inconscientemente trabajando por hoy, se me fueron dando situaciones, a mí me gustaba cantar en el coro de la Iglesia, en el del colegio o cantaba en horas santas que era sólo música y textos, y me daba cuenta que eso me gustaba hacerlo a mí. Cuando terminaba venían amigos y me decían tal canción me encantó o veía gente que se emocionaba cuando estaba cantando, ya desde ahí y lo hacía porque me gustaba lo que podía llegar a generar con la música, me gustaba cantar en vivo, ver cómo la gente se conmovía o conectaba con lo que yo estaba diciendo a través de la música. Siempre me gustó y lo perseguí pero hasta que me mudé a Buenos Aires no lo veía como un trabajo o no veía la posibilidad de dedicarme a esto verdaderamente, pero siempre me encantó. Probablemente si no estuviera haciendo ahora una carrera de solista seguiría cantando en algún o que otro coro o cantando en vivo porque desde siempre me encantó y siempre lo quise hacer.

¿Cuándo fue ese momento que te diste cuenta que podías dar el gran paso?

Creo que va de la mano que soy una persona muy positiva y arranqué de chica, empecé a subir videos cuando era un poco más grande y ya estaba a la vista una carrera y dije “bueno la termino”. Me pasó al principio que ni bien me mudé que ya subía videos y la gente me seguía, se abrieron un montón de puertas que no pensé que iba a pasar y empecé a trabajar de cantar en vivo y trabajar en las redes y todo fue creciendo a medida que subía videos, seguía haciendo shows y de a poquito el hacerte más conocida iba a programas, te mostrabas por otro lado, todo fue como evolucionando y creo que me dejé llevar y siempre pensando en cómo avanzar, en ese próximo paso, tranquila, dando pasos lentos pero firmes, bien pensados y fue pasando, dejar que fluyan, disfrutarlos porque me hace bien y me gusta mucho.

¿Cómo fuiste eligiendo tu repertorio?

Arranqué cantando canciones que me gustaban, me pasaba que hay artistas que conectan con la música, les gusta escribir sus letras y cantarlas y ponerles su música. Yo conectaba con canciones de otros, las escuchaba, me gustaban las letras, las melodías y me gustaba cantarlas. Me gusta cantar la canción que me gusta entonces me pasó eso y es lo que sigo haciendo, todas las reversiones que hago son canciones que me gustan, algunas lo que dicen, otras el ritmo y encontrarle la vuelta. Al hacer eso de cantar como cualquier género busqué que en cada canción que cante se tienen que dar cuenta que sos vos, debía encontrar algo que me identifique, entonces debía identificar la voz, la forma de pronunciar las palabras, qué es lo lindo que tiene mi voy y a eso exprimirlo y tratar de darle la vuelta en cada canción y de usar algunos recursos que son como típicos míos y eso hace que si vos cantás un reggaetón o una balada o lo que sea te das cuenta “ah pero es su voz”. También la guitarra me identifica mucho, me empecé a dar cuenta de la parte de la instrumentación cuando empecé a grabar mis canciones y hacerlas y me pregunté “qué más debía meter para que tengan un sentido entre sí las canciones que saco”. Es buscar esos instrumentos, esos matices que me caracterizan y son buenas mías y exprimirlas en cada canción.

¿Qué fue lo más importante que te pasó en estos cuatro años vertiginosos? ¿Haber cantado para Las Leonas en Londres?

Fueron varios pero el himno para Las Leonas fue impresionante, de chica jugué diez años al Hockey en Pehuajó, era fanática, las iba a ver a Rosario con mis amigas, imagínate que primero me empezaron a mandar videos, que me escuchaban, yo las veía y ahora ellas escuchando mi música y no lo podía creer y en un principio iba a grabar la canción para el gol y después fue el himno. Los videos de todo el estadio cantando el himno y mi vocecita ahí fue increíble.

¿Con qué soñás ahora?

Mi meta es este camino por el que sigo, estoy un poco ansiosa porque este año estuve dos meses en Los Ángeles, en México, en Colombia, y ahí estuve trabajando con muchos productores y lo que hice fue grabar mucho y ahora se vienen los lanzamientos, creo que es el próximo paso. Ya arrancamos de a poco y con cada canción me fui encontrando más yo como artista y haciendo temas que me gustan más entonces es la espera de ver cómo lo recibe el público y cómo se avanza desde ahí.

¿A través de la música te animás a decir cosas que de otro modo no te animarías?

Por ahí es como por medio de una canción mía le estoy dando al público una parte mía o algo que yo pienso, algo que viví o siento o viví de muy cerca, no me gusta hablar de algo que no sé o nunca sentí porque sino no lo siento tan real, es como mi forma de expresar y de contar lo que me pasa, lo que pienso, lo que siento en todos los aspectos.

¿De lo que te viene pasando ahora hay material para una canción?

(Risas) Salieron muchas canciones, tengo muchas canciones nuevas, ya vas a ir escuchando lo que dicen…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here