Entrevista a Fío Silva, una chica de su calle

0
876

Desde que el mundo es mundo las paredes hablan, o mejor dicho, gritan desde su quietud el ánimo de los jóvenes que son, en general, quienes se adueñan de su poder comunicativo. La historia mundial está atravesada por murales famosos como los del mayo francés, la east side gallery en Berlín o las acciones sorpresas de Banksy.


 

En nuestro país hay todo un comité de estudiosos intentando descifrar en qué parte de la Quebrada de Zonda Sarmiento escribió su famosa frase “Las ideas no se matan” mientras un grupo de argentinos triunfan en el mundo del arte callejero como Elián Martín Ron, La Wife, Tec y Fio Silva, una joven muralista nacida en Villa Tesei que desde hace tres años trabaja incansablemente desde el oeste bonaerense para llevar su arte a todas las paredes posibles.  Recientemente participó de un evento en Londres junto a 140 artistas de todo el mundo, para después emprender un viaje que la llevaría a dejar su marca en ciudades como Milán y Amsterdam. Mientras tanto aquí, un grupo de vecinos de su barrio se organizaron para solicitarle, a una organización que había tapado con carteles un mural suyo, que los sacaran pronto para poder recuperar la obra.  En medio de esta estampida de trabajo se tomó unos minutos para contestar una entrevista sobre su obra y la proyección de su carrera.

1- Cómo fue tu entrada al mundo del arte y específicamente del arte callejero?
Siempre pinté en la calle, por lo cual ese fue el lugar en el que aprendí, compartiendo murales con otros chicos y saliendo sola a experimentar y disfrutar de ese espacio. Comencé hace más o menos tres años, tal vez un poco más, pero al principio salía cada tanto, a medida que fue pasando el tiempo se hizo cada vez más necesario el pintar murales, por lo cual se fue transformando en todo lo que hago. Me fascinó desde un principio la idea de hacer algo más grande que uno, pintar paredes grandes que excedan los límites de tu cuerpo y hacer algo que todo el mundo pueda ver. Algo público.

arte1
1-«Mural zorro» Hurlingham, Buenos Aires. 2014 2-«Mural pulpo» Costa Atlantica, Buenos Aires. 3- «Mural animal mitológico» Entre Rios, Argentina 2015 4-«Mural Tortuga» Villa Tesei, Hurlingham 2015

2- Cuáles son tus influencias y a quién admirás?
Considero que todo lo que me toca es influencia para lo que pinto. Mis afectos, las situaciones que viví y vivo. Todo lo bueno y lo malo. Ese es el tronco central de lo que deposito en una pared.
Paralelamente hay cosas que admiro en cuanto al arte urbano, ciertos artistas que están muy arriba conceptualmente y técnicamente, tales como Franco Fasoli, Seher, Pat Perry, James Jean, Ellen Jewett, etc. También hay muchísimos otros, pero la verdad es que hay tantas personas geniales que hacen cosas increíbles que siempre recuerdo la imagen más que el nombre. Por eso creo que admiro a mucha gente y muchas cosas, pero me es difícil reconocer todas las cosas con sus nombres correspondientes.

“Considero que todo lo que me toca es influencia para lo que pinto. Mis afectos, las situaciones que viví y vivo. Todo lo bueno y lo malo.”

3- Cómo definirías tu estilo?
Me es un poco difícil definir mi estilo, pero considero que es bastante perceptivo. Nunca fui a aprender arte o algo relacionado con el pintar en sí. Por eso creo que el estilo se define por lo que me sale de la prueba y error. En cuanto a lo conceptual, suelo hacer animales en movimiento en complemento con cosas orgánicas como troncos, ramas y hojas. Me gusta la sensación de todo eso junto.

4- Cómo decidís dónde y qué pintar? ¿Es permeable la elección del diseño con el ambiente en el que emplazar la obra?
Es depende la situación, el día, el lugar y la razón. A veces salgo a la calle elijo una pared y la hago. Otras ya tengo decidida la pared, otras pinto por trabajo. Todo depende de la causa, y suelo amoldar la idea según el tamaño y las condiciones de la pared, nunca voy con algo sólido e imposible de modificar, todo lo contrario, me gusta la necesidad de amoldar lo que hago a la situación del momento.

5- El arte callejero está signando un alto nivel comunicativo, a veces político. ¿Cómo te llevás con esas características del formato?
Yo acepto todas las consecuencias que tiene una intervención en la calle. El espacio público es el mejor lugar para expresar algo. Por ende, las causas por las cuales se haga dicha intervención son diversas, el fin o qué se busca con ello es muy amplio. A mi me gusta caminar por un barrio y ver murales que hablen de distintas cosas, que haya ironía, que haya protesta, que haya algo “estéticamente lindo”, “algo feo”, letras, figuras, colores, etc. En la diversidad del arte urbano esta la verdadera riqueza y en lo efímero que muchas veces resulta dicho espacio. Importa el momento de expresión y su alcance a la gente.

6- Cuál fue tu experiencia en el Femme Fierce Leake Street All Girl Takeover?
Una experiencia genial y totalmente nueva para mi. Es un evento muy importante en Londres, en el cual se reúnen alrededor de 150 mujeres de distintas partes del mundo para intervenir el túnel de Banksy. Conocí mucha gente y me sentí muy cómoda y agradecida por dicha oportunidad. Creo que todos los lugares de encuentro aportan algo bueno. Y dicho evento fue eso. El mensaje que tiene es algo muy lindo también. Muchas mujeres interviniendo un mismo lugar al mismo tiempo.

“Yo acepto todas las consecuencias que tiene una intervención en la calle. El espacio público es el mejor lugar para expresar algo. Por ende, las causas por las cuales se haga dicha intervención son diversas, el fin o qué se busca con ello es muy amplio.”

7- ¿Te interesa desarrollarte como artista “puertas adentro” también (entrar al mundo de las galerías y el museo)?
Es un lugar que todavía desconozco, el ámbito de las galerías, pero no lo descarto. Me siento bastante ajena hoy, pero creo que está bueno experimentar en otros formatos, otros soportes. Yo sé que mi lugar es la calle, es donde más disfruto y encuentro un sentido real. Pero también me gustaría incursionar en otros ámbitos. Lo público es mi lugar predilecto.

+ Acerca de FIO SILVA. Comienza a dibujar y pintar interviniendo las paredes con el fin de plasmar sensaciones y conceptos sobre la vida y la naturaleza. Más allá de realizar ilustraciones y pinturas en otros soportes, el arte urbano es lo que define su trabajo. Utiliza el pincel como herramienta fundamental para darle forma y color a sus murales, haciendo hincapié en sombras suaves y detalles logrados con aguadas y una fusión armónica de colores cálidos y fríos. Así mismo una línea oscura de trazos finos es lo que define las formas y los volúmenes que componen a los elementos presentes en todos sus trabajos. El movimiento de las figuras se conforma por la combinación de elementos orgánicos, en complemento con el agua, la tierra y el viento. La presencia de animales añade salvajismo y dinamismo en fusión con hojas, troncos y ramas. Todo ello se nutre y aparece gracias a un empleo del color particular, el cual juega un rol muy importante, aportándole dinamismo y energía a sus composiciones. Sus obras hacen referencia a la naturaleza, el tiempo y la fuerza. Sus murales han sido plasmados en distintos lugares como Perú, Bolivia, España, Holanda, Inglaterra, Italia y varios pueblos y provincias del interior de Argentina.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here