TEDx UNLar La Rioja | Ideas Maduras

0
644

 El 16 de agosto se realizó en La Rioja el TEDx UNLaR: La toma de las ideas, el tercer evento TED independiente que se realiza en la provincia. En esta oportunidad, una locación ideal, oradores algo más sofisticados y la experiencia acumulada de sus organizadores, marcaron la evolución de esta serie de charlas hacia un público más maduro, acorde al contexto universitario en el que se realizó. revista Random acudió al evento y te contamos nuestra impresión de esta gran fiesta de las ideas.

 

En La Rioja, los eventos TEDx son sinónimo de los Calvo, una familia que asumió la organización de la popular serie de charlas hace tres años: primero con Manuela, la gran capitana del proyecto, quien había licenciado los TEDx joven La Rioja y TEDx joven Valle del Yacampis; y en este caso con Belén, hermana menor de que pasó de colaborar en las anteriores a encarar el rol de dirección.

Pero el evento está lejos de ser un acontecimiento exclusivo de una familia. Por el contrario. El TEDx UNLaR se forjó con la ayuda de todo un equipo que viene trabajando en esto desde hace un par de años y que cada vez engrana mejor. Además, la locación del mismo en la Universidad Nacional de La Rioja generó un entusiasmo sin precedentes y la colaboración de buena parte de la comunidad universitaria –no tanto así de las autoridades interinas- que se acercó sin más interés que la curiosidad de ver uno de estos festivales creativos que tan populares se volvieron en la web.

La decisión de realizar un TEDx en la universidad es también todo un símbolo. Como ya relatamos y cronicamos en ediciones anteriores, La Rioja sufrió hace exactamente un año, la revolución universitaria conocida como La Toma, que derrocó nada menos que un rector con 22 años en el poder. Aunque en ese tiempo muchas cosas terminaron involucionando, hasta el momento en que redactamos esto todavía es posible utilizar la universidad para propósitos estimulantes, si bien a duras penas.

El filósofo y experto en nuevas tecnologías de comunicación, Alejandro Piscitelli, regresó desde Colombia para reponer su rol de maestro de ceremonias. Blogueando luego del evento, Piscitelli expresaba su satisfacción por la puesta en escena y se maravillaba aún de lógica riojana de pueblo chico, embelesados por las tecnologías de vanguardia. Como siempre, su estilo desestructurado y sus comentarios certeros imprimieron una impronta dinámica y entretenida al evento. Pero fue su aporte tras bambalinas como mentor de los disertantes el que causó el mayor impacto de todos.

Resulta que para esta edición, las hermanas Calvo se propusieron hacer pasar a todos los participantes por rigurosas pruebas de selección, que incluyeron enviar video tras video de las posibles charlas para ser considerados por un comité académico –formado por voluntarios de entre las filas de docentes e investigadores de la UNLaR-. Pero ninguna de las pruebas se comparó al amor frío y duro al que los sometió Alejandro Piscitelli el día previo a salir a la cancha. El filósofo, conocedor de lo que debe ser una ponencia dinámica y efectista de TED, destripó a cada uno de los exponentes y los presionó hasta obtener de ellos pequeños diamantes.

 

LOS EXPONENTES

El éxito del método Piscitelli se vio una vez levantado el telón del auditorio 17 de octubre. Uno de los más apaleados en la previa fue Matías Vaca, un geólogo chileciteño a quien se le ocurrió ir de expedición a la Antártida y, en medio de una tormenta de nieve, perderse del campamento base. El relato de Vaca terminaba, evidentemente, con él encontrando las carpas de sus colegas luego de más de un día en ese desierto blanco.

El problema era que Vaca convertía el relato –titulado Esfuerzos, sonrisas y abrazos-, lleno de enseñanzas de superación y perseverancia, en una bomba lacrimógena.

La reacción de Pisicitelli fue algo así como: “No nene, de ninguna manera”, fue tan severo que las organizadoras pensaron que el chileciteño se bajaría del evento. En cambio, Matías transformó su charla en un stand up en el que la descripción de una situación límite decantaba en una catarsis de humor, de manera que el público termino aplaudiendo de pie.

Tampoco Manuela Calvo pudo escapar de la dura vara juzgadora del filósofo. La otrora organizadora se ponía del otro lado del escenario con una disertación sobre el mal uso de internet. Este mal uso está propagando un virus y creando un “apocalipsis zombi” lleno de relaciones humanas mediatizadas. Para zafar de este destino, Calvo argumentaba la necesidad de volver sobre la filosofía maker y la cultura hacker de curiosidad, colaboración y experimentación constante para no incurrir en la desgracia. Así dicho puede sonar interesante –o no- pero lo cierto es que en la previa la devolución de Piscitelli fue “tu charla es un em-bo-le”.

El resultado fue que Manuela terminó exponiendo los mismos conceptos, pero con una explicación improvisada, que puede haber tenido algunas cosas que pulir, pero muy lejos de aburrir. Una de las mejores.

Los tres segmentos del TEDx UNLaR se dividieron en “Desafíos”: experiencias personales de superación e innovaciones tecnológicas que plantean un quiebre; “Era de Cambio”, que incluyó charlas sobre identidad y los desafíos de la tecnología; y “Romper el molde” donde expusieron los creativos, las visiones distintas. En esta última sección terminó cerrando Ricardo Cohen, el mítico artista plástico Rocambole, cuya icónica tapa del disco ricotero Oktubre, fue cedida como logo del evento. Rocambole arremetió con una charla hipercrítica con el sistema educativo que taclea la creatividad musical y plástica a favor de un conocimiento lógico-matemático y la lingüística que ya viene menguado y adaptado para consumidores dóciles.

En un mundo donde, se calcula, se realizan 8 TED diarios, la ventaja de la versión riojana sigue radicando en el tesoro nuevo que significa cada uno de los que se han realizado.

———————-

En cada charla es la posibilidad de descubrir ese mundo de las ideas compartidas, que luego se ampliará buscando más video-conferencias en youtube o vimeo. Es una grata sorpresa descubrir que, más allá de las dificultades de montar un suceso como el TEDx en el norte argentino, siempre nos vamos con algo nuevo incorporado.

 

tedx2-logo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here