#Turismo | ¿Y Por Qué No Londres?

0
679

Es una de las ciudades más cosmopolitas del mundo, sin duda la más vital y más atractiva de toda Europa.

Por lo inmensa que es y los infinitos rincones para conocer, moverse constantemente se convierte en la clave, en especial cuando sólo la visitamos por unos días.


Vacaciones no siempre es sinónimo de playa, y a veces “vacaciones” se transforma en “viaje”, un compromiso más cercano de conocer el destino, de caminarlo, de recorrerlo. Cuando un lugar tiene tanto para hacer, se puede empezar por lo más turístico o icónico. En el caso de Londres, el área del London Eye y el Big Ben es un buen comienzo. Se puede ir a pie entre uno y otro, y la caminata por las orillas del Thames es imperdible. Su paseo o costanera suelen llenarse de puestos de comida al paso, con sus típicos “fish and chips” y pequeños bares en los alrededores donde tomar una rica cerveza negra, mientras los más chicos disfrutan de los inmensos juegos y carruseles.
Al frente de la emblemática vuelta al mundo, cruzando el río, se encuentra en Palacio de Westminster, que es la sede del parlamento inglés, y donde se ubica la torre del reloj Big Ben.
A unas pocas cuadras caminando está el Palacio de Buckingham, residencia real, donde se puede realizar una visita guiada (y paga) o simplemente presenciar el cambio de guardia real. Ya el edificio en sí es una belleza para fotografiar.

Fotos: Petu Gutierrez
Fotos: Petu Gutierrez

El London Bridge se encuentra un poco más alejado, en la City londinense, zona comercial y bancaria de la ciudad. En ésta zona también está el Museo de Londres.
Una vez cubiertos estos puntos de interés turísticos, yo recomendaría empezar a adentrarse en los barrios más hermosos de Londres. La Oxford Street es un buen punto de largada.
Esta mítica calle de tiendas y malls comienza a la altura del Hyde Park, parque donde se organizan recitales y festivales en verano, y las famosísimas ferias navideñas en invierno.
A medida que vamos avanzando en la Oxford Street hacia el este de la ciudad vamos pasando los barrios de Mayfair, Soho y Covent Garden. El primero es uno de los barrios ricos de Londres, como también lo es Chelsea. En ambos los restaurantes y cafés suelen ser bastante exclusivos y, por supuesto, esto se refleja en los precios.
En el Soho podemos visitar Leicester Square, la plaza más famosa de la ciudad con su estatua de Charles Chaplin y la fuente dedicada Shakespeare. A pasos, el Picadilly Circus, intersección de calles que de noche se llena de luces y turistas con sus teatros, cines, restaurantes, y marquesinas.

Fotos: Petu Gutierrez
Fotos: Petu Gutierrez

En Covent Garden podemos visitar el inmenso mercado, que en una época supo abastecer la ciudad, y hoy es el más visitado por los turistas.
Una visita obligada por esta zona es el Chinatown, o barrio chino. Variadísima oferta de gastronomía, librerías, tiendas y ferias asiáticas.
Hacia el noroeste del Hyde Park, tenemos el barrio de Notting Hill, donde el mercado de Portobello es imperdible, muebles, objetos de decoración, ropa, libros, plantas, todo lo que te imagines. Abundan las tiendas de suvenires dedicadas a recordar la película “Un lugar llamado Notting Hill” y la librería del personaje de Hugh Grant es lugar de parada para fotografía de miles de visitantes. El distrito en general es realmente encantador, sus casas victorianas pintadas de colores, las escaleras en sus entradas y las callecitas lo hacen un barrio muy pintoresco.
Para una movida un poco más alternativa, al norte de la ciudad tenemos al Camden Town, el barrio con más onda. Las calles aquí están llenas de casas de tatuajes, ropa vintage, música, eventos culturales, es artísticamente riquísima. Y eso se nota hasta en las fachadas intervenidas de los edificios. El mercado más conocido es el Camden Lock, pero también está el Stables que es el más grande, entre otros. Buenos lugares para comer o tomar algo al paso. También de noche el Camden tiene mucho que ofrecer, muchos bares, pubs con música en vivo, como el famoso Proud Camden, o para los amantes del Jazz y Soul, el Jazz Café.

Fotos: Petu Gutierrez
Fotos: Petu Gutierrez

Al este de la ciudad, también es un punto de atracción visitar el Old Spitafields Market, en el barrio del mismo nombre. Es el mercado más grande de Londres, también con comida, ropa, diseño, bares, decoración, etc. Lo más atractivo de esta zona se encuentra en su colorido arte urbano, tanto en la Brick Lane Street, como en la Buxton Street y alrededores. La cantidad de grafitis y la dedicación de los artistas callejeros toma dimensiones increíbles.
Si bien el clima del Reino Unido no es el mejor, y rara vez está soleado, hay muchísimo por hacer en esta ciudad. Así que día, noche, llueva o truene, ¡nada de quedarse encerrados!

tips-viajeros

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here