Familia Durigutti: El vino en primera persona

0
2116
Pablo Durigutti

Ya lo dice la tonada. “No es lo mismo el otoño en Mendoza”. Sucede que hasta que uno no lo vive, no lo entiende. El aire es distinto. Pero distinto, en serio. Se respira una calmada pausa, donde sólo queda margen para dejarse llevar por los sentidos. La vista se deleita, sumergida en una paleta de maravillosos colores dorados, ocres, amarillos brillantes y apagados verdes.
Así nos recibió Mendoza, y así lo hizo también la familia Durigutti, en su exclusiva bodega en el departamento de Luján de Cuyo. Esperábamos vivir una linda mañana, como puede esperar cualquier grupo de amigos dispuestos a disfrutar de unos días de descanso y turismo. Todas nuestras expectativas, se fueron superando minuto a minuto.

14500274_1133782213324296_2136689869850580011_o

Al llegar nos recibió directamente Pablo Durigutti, fundador de la bodega junto con su hermano Héctor, como quién recibe visitas en su propia casa, con una amplia y amable sonrisa. Nos dió la bienvenida y nos contó que sería él mismo quien nos guiaría en el recorrido de la bodega. Qué mejor que el propio dueño y enólogo para compartirnos todo sobre el lugar y la elaboración del vino. Inmediatamente nos adentramos en un universo de aromas, colores y sabores. Cuando uno disfruta de un buen vino, no siempre tiene en mente, las horas de dedicación artesanal que hay detrás de su elaboración, ni cuántos procesos se deben cumplir ni cuántas variables puede haber. Recorrimos cada sector de la bodega, donde se utilizan distintas tecnologías para cada tipo de vino. Desde las antiguas y conocidas barricas, pasando por tanques enormes de acero inoxidable, hasta los modernos huevos de cemento. Cada una de estas variantes, tiene su propio método, su tiempo determinado y su particular seguimiento.

18157164_1546453798709134_1156900241449768349_n

En cada rincón de la bodega se respira familia. Pocos trabajadores, dispuestos a su labor, nos saludaron y recibieron con gentileza y alegría. Mientras tanto, nuestros paladares salivaban con ganas de probar esas delicias. Y por suerte, la buena noticia llegó. Pablo nos hizo pasar a la casa principal, un antiguo casco de estancia renovado, con una hermosa galería con vista a la bodega. Llegaba el momento de la degustación y les aseguro que fue la mejor coronación que pudo haber tenido nuestra visita. En una sala subterránea, super acogedora y acondicionada, saboreamos varios vinos de la casa, paso a paso, dejando volar la imaginación, activada por los sentidos. Aprendimos a distinguir sabores, olores, colores, pero sobre todo, nos conectamos con la experiencia, con lo que a cada uno le despertaba.

rdm_5412

Ahí radica la magia del vino según nos explicó Pablo, dando fin a nuestra otoñal visita. Puede haber miles de variantes, procesos y condiciones, para hacer un buen vino. Pero sin duda, lo que lo hace mejor, es el contexto en el que se toma, es la emoción que radica en nuestro ser ante cada trago. La esencia del vino se transforma con la esencia de quien lo toma. Juntas, bailan y se conectan para dar espacio a atmósferas únicas, que harán de ese vino, un manjar inolvidable.

MUNDO DURIGUTTI

18157822_1548519825169198_5222110627210289447_n

Héctor y Pablo Durigutti, son dos hermanos mendocinos que supieron llevar su visión del mundo vitivinícola, a la realidad. Plasmaron sus sueños con esfuerzo, dedicación y por sobre todas las cosas, con conocimiento y pasión por el vino. Héctor se formó enológicamente en la escuela europea, sumando a las tradiciones ortodoxas, prácticas modernas enológicas. Por su parte Pablo se formó en la escuela Americana, siguiendo la línea de vinos con estilo del nuevo mundo.

Luego de haber trabajado por separado en las bodegas más prestigiosas de Argentina y Europa, en 2002 apostaron por lograr su propia identidad, embarcándose en un proyecto distinto, nuevo y por ende, arriesgado. Y la apuesta, valió la pena. Hoy sus vinos se venden tanto en el mercado local como en el exterior donde se encuentran presentes en más de 20 países, entre los cuales se destacan Estados Unidos, Canadá, Brasil y algunos países del continente europeo.

INFO:

Roque Sáenz Peña 8450, Las Compuertas, Luján de Cuyo, Mendoza, Argentina.

(54 261) 562 9134/35
turismo@durigutti.com
www.durigutti.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here